Opinión Recomendados

Vivir con el Síndrome de Asperger

Entonces llegaba el momento donde mi corazón estaba bombeando fuerte, mi cuerpo estaba temblando de nervios por la conclusión del psiquiatra, posteriormente el psiquiatra le dijo a mi papá o a mi mamá que el me diagnosticó con síndrome de asperger, solo porque él notaba la forma de mi comportamiento y la forma de mi lenguaje y expresión. Es algo difícil de aceptar para mí mismo y para toda mi familia, pero tuve que armarme de valor frente a este nuevo reto”


Mi nombre es Emmanuel Calderón, tengo 16 años y me diagnosticaron el síndrome de asperger en 2019, el año pasado, en mi adolescencia, una de las etapas más difíciles de mi vida ¡todo un desafío que superar!, sin embargo, fue una alerta que despertó en mí la necesidad de descubrirme como persona, en una búsqueda constante de mis capacidades y mi forma de ver y afrontar el mundo.

El objetivo de este artículo es dar a conocer al lector sobre cómo esta condición afecta a una parte de los adolescentes en el mundo, lo anterior, conociendo sus síntomas principales, los problemas que trae al adolescente en su interacción con la sociedad actual y como el núcleo familiar percibe la condición que puede tener su hijo o hija. Por lo anterior, en el desarrollo del artículo daré mi punto de vista sobre como este síndrome me llevo a cambiar mi vida por completo, y se convirtió en un reto de vida, dando principalmente como lo conocí, que sentimiento me trajo y lo más importante; es el drástico cambio en mi entorno social.

El síndrome de Asperger es un trastorno de desarrollo que lleva asociada una alteración neurobiológica, manifestando un conjunto de características mentales y de conducta que forma parte de los trastornos del espectro autista, nombrando así en memoria de Hans Asperger medico austriaco. La incidencia de este síndrome no es bien establecida, pero los expertos en estudios de población estiman que dos de cada 10.000 niños tienen el síndrome. ¿Pero…como comenzó a surgir este síndrome? Mejor retrocedamos hasta el año 1944.

Un pediatra austriaco llamado Hans Asperger observó a cuatro niños en su práctica que tenían dificultad para integrarse socialmente, aunque su inteligencia parecía ser normal, los niños carecían de habilidades no verbales de comunicación, no podían demostrar empatía por los demás y eran torpes físicamente. El Dr. Asperger llamo a la afección “psicopatía autista’’ y la describió como un trastorno de la personalidad principalmente marcado por el aislamiento social.

En mi punto de vista cuando me hablaban de este síndrome no entendía cómo, cuándo y porque se podía demostrar en los niños principalmente, eso me temía que también me podría suceder a mí. Yo solo sentía que estaba en el papel de cualquiera de los niños, ser torpe físicamente, no tener una vida social, y no tener la atención a toda mi familia sería un problema difícil de acoplarse en el ciclo de la vida.

Ahora, veamos los síntomas comunes o signos más llamativos de este síndrome. El primero es el interés obsesivo del niño en un objeto o tema único hasta excluir cualquier otro, esto describe que algunos niños se han convertido en expertos en aspiradoras, marcas y modelos de automóviles, hasta objetos tan peculiares cómo freidoras. El segundo se caracteriza por su habla, donde puede estar marcada por la falta de tono, una inflexión peculiar o con un tono monótono.

Él tercero es el aislamiento social del niño donde sus malas habilidades sociales y su poco interés les será imposible para socializar. El cuarto se centra en el retraso de desarrollo en las habilidades motoras como pedalear una bicicleta, agarrar una pelota o trepar un equipo de juegos de exteriores se le dificultara mucho para manejarla. El quinto es donde los niños tienden estar más activos en la niñez temprana, pero también desarrollan ansiedad o depresión como adultos jóvenes.

Aquí daré un poco de certeza sobre cuáles serán los síntomas que más caracterizan a una persona con Asperger, el tercer síntoma dice y debaten que es el principal factor del porque estas personas siempre están aisladas de la sociedad, también piensan que están teniendo un comportamiento diferente a los demás. Incluso yo tuve estas dificultades cuando estaba comenzando la preadolescencia cuando tenía 13 años, en el quinto síntoma es donde más me siento identificado, por qué se debe en el inicio de mi crecimiento, donde dejaba al lado mi divertida niñez a tener ansiedad de forma extraña en reuniones familiares o en el colegio.

Ahora lo que algunas personas no saben es cuándo y cómo su hijo o hija tiene el síndrome es por:

  1. La carencia de una evaluación o programa de diagnóstico normalizado
  2. Algunos medios creen que el Asperger no es un trastorno separado y distinto, en cambio lo llaman autismo de alto funcionamiento y lo ven en el extremo leve del espectro autista
  3. La mayoría de los médicos confía en la presencia de un grupo esencial de comportamientos para alertarles sobre la posibilidad de un diagnóstico de Asperger. Estos son: el contacto ocular anormal, retraimiento, no darse vuelta cuando se los llama por su nombre, no usar gesto para señalar o mostrar, falta de juego interactivo, y la falta de interés en los demás.
  4. El diagnostico de Asperger es un proceso en dos etapas, la primera etapa comienza con la evaluación del desarrollo durante un examen de “niño sano” con el medico familiar o el pediatra. La segunda etapa es una evaluación integral de equipo para considerar o descartar el Asperger.

En esta parte daré mi concepto sobre como a mí me diagnosticaron este síndrome, todo comenzó el año pasado (2019) donde a mí me retiraron del colegio por causas de mi comportamiento, entonces tenía que comenzar nuevo proceso con psicología y psiquiatría. Mi papá me estaba acompañando el primer día del proceso donde me recomendó que estuviera calmado y hablara con fluidez para que la doctora entendiera todo lo que quería hablar. Al llegar al consultorio yo tenía un poco de preocupación, no sabía que me estaba pasando en ese momento, pero creía que era mi imaginación, se fueron pasando las horas y los minutos, estaba preparado para dar mi buena imagen con la psicóloga para que después de un buen diagnóstico de mí.

Al cabo que seguía la sesión, mi papá entendía los argumentos que daba la psicóloga sobre mis experiencias y respuestas de mi cambio de comportamiento, entonces la psicóloga dio por terminada la sesión de ese día dándome una sonrisa de satisfacción por parte mía, después seguía el psiquiatra, yo estaba pensando que él o ella dará un diagnostico diferente de mi o temía que me formularan medicamentos de acuerdo con su experiencia. Pero así fue, el me receto un medicamento especial donde su función principal era que me diera sueño, fue raro que me lo dieran a mí, porque yo no tenía problemas para dormir. Entonces me quede conforme con eso, pasaron todos los meses y todas las semanas asistiendo al consultorio donde me decían consejos y recomendaciones para quitar el aislamiento que estaba teniendo.

Luego llego el último día de consulta, estaba satisfecho por el seguimiento y responsabilidad que he tenido con las visitas médicas, la última persona que iba a ver era el psiquiatra, yo pensaba en su diagnóstico final para concluir si tenía un retraso o una condición que me perjudicaban.

Entonces llegaba el momento donde mi corazón estaba bombeando fuerte, mi cuerpo estaba temblando de nervios por la conclusión del psiquiatra, posteriormente el psiquiatra le dijo a mi papá o a mi mamá que el me diagnostico con síndrome de asperger, solo porque el notaba la forma de mi comportamiento y la forma de mi lenguaje y expresión. Es algo difícil de aceptar para mí mismo y para toda mi familia, pero tuve que armarme de valor frente a este nuevo reto.

Siguiendo con este tema, lo que puede causar el síndrome de Asperger en los niños son el identificar el comportamiento de este, los problemas de comunicación, la identificación literal en el lenguaje, causa del estrés, y la última es evaluar las formas de comunicación no verbal.

Después hay que analizar como podremos entender el lenguaje de los niños con este síndrome, el problema del lenguaje del síndrome de Asperger en la falta de ritmo, la inflexión peculiar de las cuerdas vocales o también tener un tono monótono, a menudo los niños con Asperger carecen de la capacidad de modular el volumen de su voz para emular los alrededores, por ejemplo, deberán ser recordados de hablar suavemente cada vez que entren a una biblioteca o un cine.

Ahora se vendrá una parte importante del reportaje donde dejare una lista de personajes muy famosos que dejaron huella en la historia de la humanidad que se diagnosticaron con síndrome de asperger. Estos son: Albert Einstein, Charles Darwin, Isaac Newton, Nikola Tesla, Lionel Messi, Bill Gates, Michael Phelps, Ludwig Van Beethoven, Lewis Carroll y Wolfgang Amadeus Mozart.

Para terminar, hay que dar un pretérito de como nosotros podemos convivir con este síndrome y también como tenerlo de apoyo. Esto necesita coordinación en las terapias que abordan los tres síntomas esenciales del trastorno: malas habilidades de comunicación, rutinas obsesivas o repetitivas y torpeza física.

También hay un programa eficaz de tratamiento donde se edifica como una serie de pasos simples, involucrar activamente la atención del niño en actividades altamente estructuradas, y brindar refuerzo del comportamiento regular. Esto ayuda a la capacitación sobre habilidades sociales, mejorar el habla, recetar medicamentos para la ansiedad y la depresión, sirve para ayudar en la coordinación motora, reforzar la conversación normal y apoyo para los padres de familia con técnicas de comportamiento.

Esto fue escrito por

Emmanuel Calderón Carvajal

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.