Opinión

Una propuesta para poner en duda

El actual Gobierno ha estado lleno de controversias, señalamientos, críticas y marchas que han traído como resultados pérdidas tan incalculables como preguntarle a usted cuánto cuesta su ojo izquierdo.

En estos últimos días es muy común escuchar hablar del decreto de prohibición del uso de armas en nuestro país, pero lo que ha generado polémica es la sugerencia que le hizo el Centro Democrático a Iván Duque, ¿pero en sí, qué esta pidiendo este partido?, pues el mismo partido que impulso al actual jefe de Estado le esta pidiendo que en haga una flexibilización para el uso de armas por parte de aquellas personas que cumplen con todas las leyes, que son “ciudadanos de bien” pero que se encuentran en peligro; ¿lógica?, por ningún lado, puesto que en el CD no es que estén las más santas palomas.

Esta petición no tiene ni pies, ni mucho menos cabeza, porque si se supone que es un “ciudadano de bien y que le sirve a la patria”, podría acudir a las fuerzas de El Estado para pedir una protección especializada, ¿no sería lo más lógico y ético?, ¿o es que acaso algunos pocos tienen corona?, ¿hay personas a las que el CD necesita defender y estos sujetos no son tan angelitos como lo dicen en la carta que le enviaron a Duque?

Muchas críticas le seguirán llegando a esta propuesta, pero pocos se tomarán la tarea de tratar de sacar a la luz el porqué de esta petición, otros comenzarán a justificarla y dirán que  la inseguridad del país continúa creciendo. Hay tantos puntos de vista como mentes en el mundo, pero sabemos que seguimos estando en un país con un alto índice de uribismo y derecha casi extrema, un país en el que importa más la seguridad de altos funcionarios “caídos del cielo” que la de los estudiantes que salen a gritarle “NO MÁS” al Esmad, ¿acaso ellos no tendrían también una razón para portar armas y defenderse de los ataques tan atroces que le hace el mismo Estado? ; ah, no, la garantía de seguridad es solo para unos pocos.