Opinión Selección del editor

Una pequeña historia de horror

Jordi Rodríguez, ciudadano catalán, electricista, se mató saltando por la ventana de su casa al enterarse que las autoridades lo iban a desalojar por no poder pagar la hipoteca. Con esté, van 17 mil suicidios en España por causas económicas desde que estalló la burbuja financiera en el 2007.[1]

En Colombia ocurrió algo parecido. En 1999, siendo Andrés Pastrana presidente, estalló la burbuja financiera creada por créditos impagables o basura, que los bancos le otorgaban a ciudadanos sin capacidad de pago.

Para solucionar el problema, los bancos se quedaban con lo que hubiera hipotecado: casa, terrenos, cualquier bien que les garantizará recuperar lo suyo[2]La crisis fue generalizada y los costos sociales incontables: más de cuatro millones de colombianos emigraron a Venezuela, España, Estados Unidos o Ecuador. Colombia, que nunca fue un país de emigrantes, empezó a sobrevivir con las remesas que enviaban familiares desde el exterior. De igual manera, aumentó los casos de demencia por lo que se conoció entonces como: psicosis de dinero.

Además, se creó el 3 por mil. Por cada mil pesos que los ciudadanos sacaban de sus cuentas bancarias, los bancos se quedaban con tres pesos. Hoy, los bancos gozan de buena salud, generando ganancias por más de 12 billones anuales, pero el 3 por mil, ya es 4 por mil. Injusto e incomprensible.

Al gobierno de Pastrana le estalló la burbuja creada por su padre, Misael Pastrana, en 1972, conocida como UPAC: unidad de poder adquisitivo constante, metodología para medir el valor del crédito inmobiliario. Sin embargo, la metodología fue trastocada por la alianza entre banqueros y constructores y el crédito inicial para una casa podía rondar el 60% de interés efectivo anual y para no tener problemas con la tasa de usura, una resolución de la Superintendencia Bancaría, estableció la usura en el 72%.

Según el Fondo Monetario Internacional, mientras en Estados Unidos la gente paga su vivienda dos y media veces el valor inicial, en Colombia lo hacen 28 veces, la más alta de Latinoamérica.

Las inconsistencias de los créditos, la corrupción en los bancos y la crisis social, le fue informada al gobierno entrante, el de Álvaro Uribe Vélez, que no hizo absolutamente nada para resolver la catástrofe generada.

¿Por qué es una historia de terror? Porque 20 años después, Uribe y Pastrana pusieron nuevo presidente.

[1] 17 mil españoles se suicidan desde 2007 por causas económicas.

[2] Germán Castro Caycedo. Sin tregua. 2002

 

Vía: EL VASO MEDIO VACÍO