Recomendados Selección del editor Tecnología Tendencias

Una Historia que se Repite – Parte IV: Estados Unidos vs Google

¿En qué año se fundó Google? Quizá la forma más sencilla en llegar a la respuesta a esta pregunta es insertando el cuestionamiento en su buscador, el cual se ha convertido en la fuente de información más relevante de nuestra sociedad ¡Bendito seas San Google! Ahora, la historia de este cuarto gigante es particular y hoy en día es difícil no interactuar con alguno de sus servicios más allá de su buscador o sistema de correo electrónico. El crecimiento de Google ha sido notorio y el poderío que ha adquirido ha llevado a cuestionamientos del Senado y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos tal como lo ha demostrado con las demás empresas que conforman el denominado grupo de las Big Tech. Dichos cuestionamientos llevaron a que, en octubre de 2020, Google se viera enfrentado en un litigio con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y 11 Estados adicionales por violar las leyes antimonopólicas del Gobierno (Department of Justice. 2020). Y, aunque no ha llegado el caso a juicio, la situación se encamina a marcar un precedente importante en la viabilidad de la compañía para explotar su posición dominante en el mundo de los buscadores y publicidad, así como la comercialización de nuestra información personal, de su uso de nuestra geolocalización entre los demás cuestionamientos que se han nombrado en contra de la compañía. ¿Cuál será el resultado de este pleito? ¿Será el fin de esta dinastía tecnológica? ¿Sucumbirá el cuarto gigante?

El emprendedor Larry Page

Lawrence Edward Page, es hoy en día uno de los emprendedores de mayor renombre en el mundo digital al ser uno de los cofundadores de Google a escasos veinticinco años. Su historia se remonta al Estado de Michigan en Estados Unidos donde nació en 1973. Su padre, el doctor Carl Víctor Page Sr. era un reconocido profesor en la Universidad Estatal de Michigan y a su vez un pionero en el mundo de las ciencias computacionales y la naciente tecnología de inteligencia artificial. Su madre Gloria Page, también fue profesora de ciencias computacionales en la misma Universidad donde dictaba el Dr. Carl Page. En una auténtica historia de amor forjada por la proximidad y afinidad que compartían ambos, Carl y Gloria se casarían prontamente y darían a luz a Carl Page Jr. y luego Larry Page. El hogar de Page sería propio de una familia inmersa en la primera generación de los computadores y la programación, el interés tanto de su padre y madre sería la inspiración para los hitos y logros que lo acompañarían el resto de su vida.

Tanto es así que Larry reconoce de su infancia episodios de mucha creatividad e inspiración, según una entrevista realizada por Business Insider (Carlson. 2014). Vivía rodeado por libros y contenido científico que estimuló su curiosidad y posteriormente sería la semilla para su recorrido académico y de emprendimiento. Ahora, existe algo curioso acerca de su infancia más allá de la caracterización del hogar y es que desde una temprana edad, Page recibió una educación inspirada en las enseñanzas de Maria Montessori[1], un aspecto que, sin duda, desde mi perspectiva, se puede atribuir al desarrollo de su apetito por el conocimiento y la búsqueda de resolución en toda aventura que comenzaba.

Tras haber finalizado sus estudios de bachillerato, siguió el ejemplo y quizá la inspiración que nació en su hogar y realizó un pregrado en ingeniería informática en la Universidad de Michigan. Su etapa universitaria se caracterizó por la excelencia académica logrando ser un estudiante de honor y además reconocido por su participación en un proyecto de sostenibilidad que logró desarrollar un vehículo solar[2].

Luego de sus logros en el pregrado, Larry Page rápidamente buscó iniciar sus estudios de posgrado en ciencias computacionales en la Universidad de Stanford, una decisión que sin duda le cambiaría la vida. Ahí en la meca de Silicon Valley que es Palo Alto, en las instalaciones de Stanford, Page encontraría la inspiración para su trabajo de grado que buscaba mejor la habilidad de extraer significado y relevancia de la cantidad de data que se comenzaba a acumular en el incipiente mundo del internet. En la búsqueda por la resolución a esta problemática se daría el encuentro fortuito con el brillante Sergey Brin. 

El brillante Sergey Brin

Sergey Mikhaylovich Brin nació en Moscú, Rusia en 1973 en plena época de la Unión Soviética donde una proporción considerable de la población aún practicaba el antisemitismo. La hostilidad que la familia de Sergey padeció fue la razón por la cual decidieron emigrar hacia los Estados Unidos en 1979 cuando recién cumplía seis años el brillante Sergey.

La intención familiar era aspirar a la auténtica historia que reflejaba el sueño americano de antaño. Este episodio de su vida reflejado en las restricciones de libertades que su familia sufrió en la Unión Soviética además de las hostilidades como consecuencia de su credo sería una marca imborrable en la historia de vida de Sergey, quien luego sería un acérrimo defensor de la democracia y libertad.

La llegada de la Familia Brin a los Estados Unidos los llevó a ubicarse en el Estado de Maryland donde su padre Michael Brin, quien era un reconocido profesor de matemáticas en la Unión Soviética rápidamente logró un puesto en la academia, específicamente en la Universidad de Maryland donde pronto Sergey asistiría.

Durante sus estudios de Bachillerato y por coincidencias de la vida, Sergey también sería educado bajo las enseñanzas del sistema Montessori, tal como lo fue su futuro colega Larry Page. Su graduación se dio en 1990 e ingresó a la Universidad de Maryland para estudiar, al igual que su padre, matemáticas y a su vez obtuvo la doble titulación en ciencias computacionales. Como muestra de su brillantez intelectual, logró graduarse a los tres años con honores y rápidamente ingresó a estudios de posgrado en Stanford gracias a una beca que recibió fruto de sus resultados académicos.

Encuentro fortuito en Stanford

Figura 1. Foto de Larry Page y Sergey Brin. Fuente: Británnica. 2020

Ambos personajes compartían un insaciable apetito por el aprendizaje y la búsqueda de conocimiento que coincidía con el auge y desarrollo no solo de los computadores personales sino además del incipiente mundo del World Wide Web (o internet)[3] que conocemos hoy en día. En la complejidad que se derribaba de la cantidad de data que se comenzaba a consumir en internet Larry y Sergey pronto verían una oportunidad que ambos sentían curiosidad y deseo por resolver.

En su trabajo de grado, Larry Page buscó encontrar un mecanismo de análisis de patrones entre los distintos sitios disponibles en internet. Su intención era facilitar el ranquin de páginas en internet para que los resultados fuesen relevantes a los términos de búsqueda introducidos. En paralelo, Sergey ya había publicado numerosos artículos en prestigiosas revistas académicas[4] alrededor de la minería de datos y extracción de patrones en internet. Pronto Sergey también comenzó a crear su propia página que buscaba ranquear películas y desarrolló un software que permitía la traducción del sistema de procesamiento de texto TeX utilizado para la creación de artículos científicos a HTML el lenguaje comúnmente utilizado para la creación de páginas web. Lo anterior es un ejemplo de cómo Sergey comenzó a democratizar la información y hacerla disponible al resto de la sociedad de una manera sencilla. Lo cierto es que sus caminos se entrelazaron y en un encuentro fortuito en Standford Larry Page invitó a Sergey a participar de su proyecto de grado.

Como resultado de su trabajo colaborativo, se publicaron los artículos Dynamic Data Mining: A New Architecture for Data with High Dimensionality (1998) seguido de the Anatomy of a Large-Scale Hypertextual Web Search Engine (1998). Ambos artículos lograron alcanzar un notorio estatus dentro del mundo académico, y pasaron a ser patrimonio de la historia del internet, pero más importante aún sería el fundamento teórico que inspiró “BackRub” un prototipo de lo que sería posteriormente Google.

Google Nace…Y crece

Pasado el éxito académico que Larry y Sergey lograron en Standford y tras dar los primeros pasos en el desarrollo de BackRub desde un dormitorio de la universidad, el par se dio cuenta que habían inventado una solución más útil que la tecnología existente para la búsqueda en internet. Rápidamente, el dúo de emprendedores pasó a constituir desde un garaje en Menlo Park en California a Google en septiembre de 1997. El enigmático nombre nace de un error intencional de googol, un término matemático que denomina un número 1 seguido de 100 ceros. Los rumores indican que en el nombre también se refleja la aspiración de Larry Page y Sergey de organizar la cantidad “infinita” de información disponible en Internet.

En una búsqueda inicial de financiamiento lograron recoger 1 millón de dólares de aquella fuente inicial de todo emprendimiento que son la familia y amigos. No obstante, hacía 1999 tras solo un año y pocos meses después de constituirse logró recoger 25 millones de dólares en una ronda de inversión de capital de riesgo y así poco a poco Google creció.

A mediados del año 2000, Google logró una importante alianza con Yahoo!, uno de los sitios más visitados en su momento. Si avancemos cuatro años y en 2004 Google ya procesaba 200 millones de búsquedas al día, a finales de 2011 el número ascendió a 3 billones de búsquedas y se estima que a hoy la cifra ya ronda los 5.6 billones de búsquedas diarias. El uso inequívoco de la plataforma llevó a desarrollar el léxico para incluir el término Googlear como el acto de buscar utilizando su plataforma.

La monetización de Google llegaría en paralelo con su crecimiento (ver figura 2).  el tráfico que se daba a través de su plataforma pronto se convirtió en una máquina de dinero gracias al mundo de la propaganda y el mercadeo dirigido. La posibilidad de caracterización de cada visitante, de segmentarlo y realizar un análisis de trazabilidad que permita el cruce de datos históricos de búsqueda con la oferta de productos de una empresa es una oportunidad única para ofrecer pautas con mayor probabilidad de adhesión y alcance que los medios tradicionales. Un ejemplo del impacto que tuvo Google en el mundo

de la publicidad se ve reflejado en la caída de los ingresos que tuvo los periódicos de la época. En el año 2000, el ingreso por publicidad en los periódicos ascendía a 64 billones de dólares, a finales de 2011 la cifra bajo a 20.7 billones mientras que la publicidad digital paso de 6 billones a más de 72 billones en ese mismo periodo (Hosch. L William. Britannica. 2020). Hoy la cifra ronda los $322 billones de dólares (Reportlinker. 2020).

Figura 3. Diagrama conformación de Alphabet Inc. Fuente: Investopedia

 

En su esfuerzo por mantener la relevancia en este lucrativo mercado de buscadores, Google no ha sido cauto en sus inversiones. Desde su concepción y con la capacidad de apalancamiento financiera a su disposición ha adquirido numerosas empresas que fortalecen su dominio en el mercado y acaparan haciendo cuasi imposible el desarrollo de competencia. Lo anterior se traslada a otros mercados en los cuales ha incursionado que incluyen, pero no se limitan a: móviles, video y streaming, computación en la nube, infraestructura, movilidad, salud, finanzas entre otros segmentos que orquesta desde la Holding de Alphabet creada con el fin de desligarse de la responsabilidad que conlleva administración de este portafolio diversificado de inversiones (ver figura 3).

Hoy en día, Alphabet Inc. forma parte del exclusivo grupo de empresas con una valoración por encima del trillón de dólares junto a Apple, Amazon y Microsoft. Su crecimiento y posición el mercado ha llevado a Senado de los Estados Unidos a citar a los directivos de la empresa para comparecer ante los distintos comités de esta rama legislativa con el fin de determinar si representan una amenaza para la institucionalidad del mismísimo Gobierno y el poder y autoridad que representa. Tras varias sesiones entre los años 2019 y 2020, el Gobierno de los Estados Unidos se pronunció.

El pronunciamiento oficial

Figura 3. Titular New York Times. Octubre 21 de 2020. Fuente: New York Times.

El 20 de octubre de 2020 en un folio de 64 páginas el Departamento de Justicia (en adelante DOJ) junto a 11 Estados presentó una demanda ante Google por la presunta violación de leyes antimonopólicas representadas en la famosa ley Sherman de la cual hemos hablado en otros artículos de la serie. (ver figura 3).

El caso del DOJ se sostiene en las presuntas prácticas anticompetitivas ejercidas por Google para mantener exclusividad en el mercado de búsqueda y publicidad digital y busca remediar los daños causados. El fiscal general del caso, el señor Jeffrey A. Rosen pronunció en su momento “Así como en las acciones penales adelantadas por prácticas anticompetitivas contra AT&T en 1974 y Microsoft en 1998, el DOJ está forzando la ley Sherman para restaurar la competitividad y abrir la puerta a la próxima ola de innovación, en esta ocasión en el vital mundo del mercado digital” (Department of Justice. 2020).

Entre las principales causales presentadas por el DOJ se encuentran el ejercicio de una presunta posición dominante que ejerce Google en el mercado de búsqueda donde acredita aproximadamente el 90% del mercado y en la publicidad en internet. En ambos mercados, el DOJ argumenta que Google presuntamente materializa tácticas anticompetitivas que buscan mantener y expandir su dominio en estos mercados (Department of Justice. 2020).

Las tácticas a las que hace referencia el documento incluyen acuerdos comerciales con otras compañías como Apple para el establecimiento por defecto de sus buscadores en sus productos, una práctica que también es común con los comercializadores de celulares que operan con el sistema Android cuyo dueño es Google. Dichos acuerdos, como expone la evidencia entregada por el DOJ, son vinculantes e incluyen fuertes retaliaciones en caso de incumplimiento, aunque también incluyen beneficios. Como contraprestación de adherirse a dichas condiciones, las contrapartes acceden a beneficios otorgados por Google en sus buscadores y los dispositivos donde estén instalados, los exploradores que dispone en el mercado, así como los demás puntos de acceso con otros motores de búsqueda administrados por Google. En sí, se generando un bucle de actividad comercial que fomenta la conformación de monopolios y/o oligopolios a través de la cadena de valor (Department of Justice. 2020).

¿Qué depara el futuro?

El juicio a Google no ha comenzado, es más según indicaciones de las partes, se estima que, de materializarse el juicio, este comenzaría en el año 2023 (Feiner, Lauren. 2020). A pesar del lapso de tiempo que transcurre entre la imposición de la demanda y el comienzo del juicio, las acciones adelantadas por el DOJ representan una instancia de poder del Estado en contra de las poderosas compañías de internet que hoy en día gobiernan nuestras vidas.

El Leviatán de Hobbes ha sido reemplazado por un androide tecnológico que nos brinda paz y orden en el mundo digital de hoy. El progreso está garantizado por sus inventos e innovaciones en la sociedad. Y año tras año, alcanzamos nuevos umbrales de conocimiento que incluso amenazan con volvernos irrelevantes ¿Qué depara el futuro? No lo sé, a diferencia de las épocas de antaño hoy no es posible predecir ni anticipar siquiera las noticias que sacudirá el mundo de mañana, aunque me atrevo a pronunciar que el caso de Google quedará en humo y, al contrario, estas compañías adquirirán mayor poder. Tal es mi presentimiento que el quinto gigante ya ha demostrado el poderío que tienen las Big Tech. En el caso de Facebook durante el año 2016 al ser sujeto y expuesto por terceros como plataforma para influenciar las elecciones presidenciales en los Estados Unidos durante ese periodo. Bienvenidos a la fragilidad de la era digital.


Fuentes:

Carlson, Nicholas. “The Untold Story Of Larry Page’s Incredible Comeback”. Business Insider. Abril 24 de 2014 disponible en https://www.businessinsider.com/larry-page-the-untold-story-2014-4

Hosch, William L. and Hall, Mark. “Google”. Encyclopedia Britannica, 11 May. 2020, https://www.britannica.com/topic/Google-Inc. Accessed 11 February 2021.

Office of Public Affairs. “Justice Department Sues Monopolist Google For Violating Antitrust Laws”. Department of Justice. Octubre 20 de 2020 disponible en https://www.justice.gov/opa/pr/justice-department-sues-monopolist-google-violating-antitrust-laws

Feiner. Lauren. “DOJ case against Google likely won’t go to trial until late 2023”. CNBC. diciembre 18 de 2020 disponible en https://www.cnbc.com/2020/12/18/doj-case-against-google-likely-wont-go-to-trial-until-late-2023-judge-says.html.

Reportlinker. “Global Digital Advertising and Marketing Industry”. PRNewsWire. Julio 15, 2020 disponible en https://www.prnewswire.com/news-releases/global-digital-advertising-and-marketing-industry-301093781.html.

Office of Public Affairs. “Justice Department Sues Monopolist Google For Violating Antitrust Laws”. Department of Justice. Octubre 20 de 2020 disponible en https://www.justice.gov/opa/pr/justice-department-sues-monopolist-google-violating-antitrust-laws

Referencias:

Case 1:20-cv-03010. Department of Justice. United States of America v Google. Filed 10/20/20

Larry Page’s Biography — Academy of Achievement. (February 9, 2021). Retrieved February 12, 2021, from https://achievement.org/achiever/larry-page/

Sergey Brin’s Biography — Academy of Achievement. (February 9, 2021). Retrieved February 12, 2021, from https://achievement.org/achiever/sergey-brin/

 

 

 

[1] Las enseñanzas de la educadora italiana Maria Montessori se caracterizan por el libre albedrío de los estudiantes y el énfasis en la actividad dirigida del mismo estudiante bajo la observación atenta del maestro con el fin de facilitar el entorno de aprendizaje a su necesidad.  El propósito es descubrir el potencial de cada niño, niña en un ambiente de autodesarrollo académico. Fuente: Fundación Montessori

[2] Su interés por el desarrollo de tecnologías sostenibles es algo posteriormente sirve para caracterizar a Larry Page y se ve reflejado en sus inversiones y apuesta a futuro en esta tecnología.

[3] Para efectos de este artículo, se utilizan ambos términos como semejantes a pesar de las diferencias técnicas que pudiesen existir.

[4]  Una muestra de los artículos publicados por Sergey Brin et al incluyen: Extracting Patterns and Relations from the World Wide Web (1999). Scalable Techniques for Mining Casual Structures, (2000). Dynamic Itemset Counting and Implication Rules for Market Basket Data (1997) y Beyond Market Baskets: Generalizing Association Rules to Correlations (1998).

Esto fue escrito por

Santiago Zapata Serna

Soy un curioso innato, apasionado por la lectura y en general los temas financieros y de economía en general. Me encanta una buena conversación y de vez en cuando escribir sin tinta lo que se me viene a la mente.

1 Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.