Una Alianza para rescatar Medellín y proteger Antioquia

Hoy el escenario de país, independiente de la postura que como ciudadanos podamos tener frente al gobierno de Petro, nos impone grandes retos como sociedad y una mayor responsabilidad a nuestros gobernantes.

La crisis institucional que atraviesa la administración municipal de Medellín, rodeada de múltiples escándalos de presunta corrupción, presunto tráfico de influencias, presunta participación en política, entre muchos otros, que hoy llenan los expedientes de la Procuraduría, Contraloría y Fiscalía. Así como, los múltiples enfrentamientos que ha liderado Daniel Quintero, su familia y aliados contra el sector productivo-empresarial y la academia nos imprime la obligación de anteponer nuestra sociedad a intereses personales.

Cuando miramos Medellín y Antioquia encontramos un territorio pujante, lleno de gente exitosa, amable y solidaria, que ha compartido su éxito con los demás mediante la trasferencia de espacios, conocimientos y generación de mejores condiciones de vida. Por supuesto, hemos mantenido nuestras diferencias y hemos mantenido rivalidades siempre dentro del respeto por el otro, manteniendo como prioridad el bien común y “trabajar sobre lo construido”, hoy el reto es superar nuestras diferencias para rescatar Medellín del cáncer que a esparcido Daniel Quintero y proteger Antioquia para que el mismo no llegue al departamento.

Al analizar el panorama electoral tanto de Antioquia como su capital encontramos que Quintero no representa la mayoría de sus ciudadanos, sin embargo, ha sabido aprovechar y sacar ventaja de antiguas divisiones entre quienes queremos continuar la senda de progreso y desarrollo, por lo que hoy la única esperanza es lograr conciliar nuestras diferencias y llegar a acuerdos en pro de los ciudadanos.

A continuación, pretendo compartir con los amables lectores de estas líneas mi interpretación del panorama político-electoral en el que nos encontramos, sin que el mismo sea absolutamente cierto o pueda diferir de la opinión de cada uno (pues no es mi intensión entrar en un debate, sino por el contrario aportar a la construcción de nuestro territorio):

Antioquia

Debemos recordar que el actual mandatario fue electo con 831.646 votos, sobre el actual senador Andrés Guerra, candidato -para aquella fecha- del Centro Democrático quien obtuvo 661.279 apoyos de los 2.615.018 de votos que se depositaron en las urnas en aquella ocasión.

Como podría notar usted, apreciado lector, con unos porcentajes de 36,09% y 28,70% , respectivamente, ninguno de los dos sectores (que me atrevería a decir son más las coincidencias que los unen, que aquellas diferencias que los dividen) cuenta con una mayoría absoluta que le garantice a alguno de los candidatos, llamados a representar cada equipo, dirigir el Departamento de Antioquia para el periodo 2024-2026. Este panorama constituye un riesgo para todos los habitantes del departamento, pues si bien es cierto que hoy el Centro Democrático (partido en el que milito) podría ganar las elecciones de 2023 como resultado de un desgaste (como le ha sucedido, a por lo menos, los 3 anteriores gobernadores) del gobierno, que para el caso del equipo que orienta el gobernador Gaviria se ve especialmente impactada por “las mieles” que Quintero le hubiere brindado a algunos de quienes lo ayudaron a resultar electo, sin embargo, este panorama nos pone en un peligro de enormes proporciones pues es posible que la división entre ambos sector permita (quisa por un golpe de infortunio) que el candidato que representa a Daniel Quintero sea electo gobernador.

La respuesta es unirnos, y aunque puede parecer simple puede tener algunas complejidades, que es nuestro deber superar, quizás la principal sería ¿quién sería el candidato?, la respuesta parece conducir a un nombre de la entera confianza del grupo que orienta el Gobernador Gaviria (y soy claro en mencionar al grupo de amigos de Aníbal, pues el actual gobernador ha sido respetuoso de nunca participar en política mientras ha ostentado la calidad de servidor público), Luis Fernando Suarez, aunque confío que la generosidad del Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe, opte por no promover un candidato propio y apoyar a Suarez, creería que esta decisión impondría en el grupo de amigos del gobernador Gaviria la responsabilidad de pensar en el bien común, escuchar y permitir la construcción de visión de departamento que incluya la visión del Centro Democrático y demás aliados en un gabinete particularmente hermético, y adoptar el compromiso de acompañar junto al CD de salvar a Medellín del cáncer que representa Daniel Quintero.

Medellín

En Medellín me permitiré recordar que Daniel Quintero fue electo con 303.420 votos, sobre el actual concejal Alfredo Ramos, candidato -para aquella fecha- del Centro Democrático quien obtuvo 235.105 apoyos de los 833.210 de votos que se depositaron en las urnas en aquella ocasión.

Así las cosas, con unos porcentajes de 38,56% y 29,88%, respectivamente, estaríamos en una situación similar a la vista en el departamento, sin un grupo que represente una mayoría absoluta.

De concretarse un escenario de unión entorno a la gobernación, el grupo que orienta el gobernador Aníbal Gaviria debería de estar a la altura de apoyar a una persona que le brinde confianza al Centro Democrático, al expresidente Álvaro Uribe, al propio equipo de Gaviria y a demás sectores que han visto la destrucción y retroceso que ha significado Quintero para la ciudad, los cuales se validan en varios indicadores, como son algunos miembros de del partido verde, compromiso ciudadano, partido liberal, conservador, todos juntos, estamos listas, ex – independientes (como el concejal Luis Bernardo Vélez), miembros de las reservas activas de las fuerzas militares y de policía, activistas, sector académico, sector empresarial y demás actores.

Encontrar un nombre que le brinde confianza a un número de actores tan amplio y logre la noble tarea que le permita a Medellín recurar la senda de progreso que en otrora la caracterizaba, no es una tarea simple y solo se me ocurre una persona, Ana Cristina Moreno Palacios, la exdirectora de planeación de la gobernación de Antioquia, ex diputada de Antioquia, ex presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, entre otras dignidades. Es la única persona que en la mente de este humilde escritor que genere tan alto nivel de confianza. Entiendo que Ana Cristiana se encuentra lejos del panorama electoral y hoy piensa dedicarse a su familia, y la mención que hago de su nombre no cuenta con su aprobación por lo que le pido excusas de antemano, pero estoy convencido que de darse este panorama Luis Fernando Suarez – Ana Cristina Moreno, sería la mejor opción para Medellín y Antioquía.

En un escenario en los que hay otros candidatos con excelentes credenciales, me permitiré presentar una sugerencia del papel que creería serian llamados a ocupar:

Otros actores

Federico Gutiérrez: El ex alcalde y exitoso candidato presidencial es un actor determinante en lograr el escenario Luis Fernando Suarez – Ana Cristina Moreno, logrando un escenario de tranquilidad y prosperidad en Medellín y Antioquia que permita a su vez un escenario favorable para una aspiración a la presidencia en el 2026, comicios en los que no participará Gustavo Petro (actual presidente), ni Rodolfo Hernández (quien será alcalde o gobernador en Santander, según ha mencionado).

Alfredo Ramos: El hoy concejal sería un llamado a recuperar el rumbo de EPM, cuenta con un amplio conocimiento de la empresa y cercanía con sus sindicatos.

Andrés Tobón: Está realizando una magnifica tarea para ser cabeza de lista al concejo de Medellín por Creemos.

Juan Camilo Restrepo: Su experiencia le permitirá ocupar un papel de suma importancia en la inminente aspiración a la presidencia de Fico y un espacio en su gobierno u apoyar a la Alcaldesa Ana Cristina Moreno a recuperar el rumbo de Medellín o al Gobernador Luis Fernando Suarez.

Gilberto Tobón: De no apoyar la alianza que acá se detalla, creería que el ex candidato al senado podía ser candidato a la Alcaldía de Medellín y obtener un apoyo de alrededor de 30.000, de los cuales la mayoría podrían ser otorgados a Quintero si decide no aspirar.

Andrés Julián Rendón: El exalcalde de Rionegro del cual tengo el mejor de los conceptos, tuve la fortuna de trabajar en su gobierno y ver de primera mano la gran transformación que logró en su municipio, tiene la enorme responsabilidad de concentrar sus esfuerzos en Rionegro pues el único capaz de vencer al hoy virtual, Alcalde Fernando Valencia (la tola), ocupa la curul derecha de la segunda fila del senado de la República, mientras que los aliados que lo eligieron alcalde se alejan mientras resuenen en las diferentes dependencias y entidades de la administración los improperios y maltratos a contratistas y servidores por parte de Marta Patricia Correa, actual gerente de la EDESO, que hoy llenan los expedientes de la procuraduría provincial del Oriente Antioqueño.

Simón Molina: Si así lo decide podría regresar al concejo de Medellín, o al igual que Juan Camilo Restrepo acompañar a Fico, la alcaldesa Ana Cristina o el gobernador Luis Fernando.

Juan Diego Gómez: El ex presidente del senado está llamado a ocupar un papel protagónico en lo regional en alguno de los gobiernos de la alianza que se propone y apoyar con su conocimiento y capacidad de gestión.

Juan David Valderrama: Su experiencia y conocimiento será sumamente valioso en la propuesta de unidad y recuperación de la confianza en Medellín, esperaría que pudiera apoyar esta alianza que se propone, sin desconocer que es un candidato con todas las facultades.

Camilo Salazar Restrepo: El suscrito se encuentra trabajando para aspirar al concejo de Medellín en el 2023, pero de darse la unión que se propone o si Ana Cristina Moreno decide aspirar y considerada que mi ayuda en otro espacio es pertinente para lograr que sea alcaldesa de Medellín, allí estaré por encima de mis aspiraciones personales.

Usted respetado lector ¿qué opina del escenario acá analizado?


Otras columnas del autor: https://alponiente.com/author/camilosalazar115/


About the author

Camilo Salazar Restrepo

Abogado, Especialista en Derecho Administrativo, Magister en Gobierno (e.f) y docente universitario.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.