Reflexión Colombo-Japonesa

Un colombiano es más inteligente que un japonés y dos japoneses son más inteligentes que dos colombianos

Me senté a escribir esta columna para el Portal Al Poniente en la sede de la legendaria Escuela de Minas de la Universidad Nacional de Colombia en la ciudad de Medellín, al conocer la muerte del profesor Yu Takeuchi ocurrida el 25 de diciembre de 2014, que pasó por estas aulas como profesor de la única cohorte del programa Magister en Ingeniería con Especialidad en Matemáticas Aplicadas en la sede de Medellín donde tuvo como alumnos a los más distinguidos ingenieros de la ciudad en el año 1968. Esta maestría fue creada por Peter Santa María Álvarez y Alfonso Ramírez Rivera y abrió el camino para la creación de la carrera de matemáticas en la ciudad de Medellín.

El profesor Yu Takeuchi, un japonés de la generación de la guerra, (1) que a raíz de la Segunda Guerra Mundial no tuvo tiempo para bailar ni para escuchar música, llegó a Colombia después de anotarse a una convocatoria promovida por el rector de la Universidad Nacional de Colombia, Mario Laserna, a través de los Ministerios de Educación y de Relaciones Exteriores del Japón.

Cuando fue requerido para su viaje a Colombia por el gobierno japonés, año y medio después de la convocatoria, Takeuchi ya había perdido el interés inicial, y entonces una frase del representante del estado nipón lo impulsó a aceptar el reto: “si usted no viaja a Colombia es un antipatriota, porque se inscribió a la convocatoria.” Para un japonés que había luchado en la Segunda Guerra era inaceptable que lo calificaran de antipatriota.

El profesor Takeuchi se vino con una licencia de dos años que le dio la Universidad de Ibaraki en Tokio y se enamoró de Colombia porque, afirmaba, este país le permitió tener un grado de desorden, un toque de anarquía y una dosis de libertinaje.

Yo no tuve la oportunidad de conocer personalmente al profesor Takeuchi, pero lo siento como alguien familiar porque siempre escuché hablar de él a aquellos profesores de la Universidad Nacional amantes de las matemáticas, entre ellos a Gabriel Poveda Ramos, Darío Valencia Restrepo, Ignacio Mantilla Prada, Jorge Iván Cossio Betancur, Argemiro Echeverri, etc.

Yu Takeuchi es (2) un personaje que marcó la historia de las matemáticas en Colombia. Estudió Física en la Universidad Imperial de Tokio para darle gusto a su padre, pero su verdadera vocación siempre fueron las matemáticas. Fue el primer magister en Ciencias graduado en Colombia, con especialidad en Matemáticas. Nunca ocupó cargos directivos y se definía como un “dictador de clases”, ajeno a las tareas burocráticas.

Desde su llegada a Colombia en el año 1959 el profesor Takeuchi se dedicó a promover el estudio de las matemáticas en la nación, a través de su cátedra en la Universidad Nacional de Colombia. Fue profesor visitante de muchas universidades colombianas, donde sembró las semillas de las matemáticas y no es atrevido afirmar que fue el mayor impulsor del estudio de las matemáticas en Colombia.

El profesor Yu llegó a la Universidad Nacional en el año de 1959 y se integró al cuerpo docente de la Carrera de Matemáticas que había sido creada en el año de 1953 en reemplazo de la Licenciatura en Ciencias Matemáticas establecida dos años atrás. Como había escasez de libros de matemáticas en Colombia, Takeuchi se propuso escribir una amplia variedad de libros los cuales editaba en una imprenta que montó en el garaje de su casa en el barrio Quinta Paredes de Bogotá. En la mesa de comedor de su casa, los armaba con la ayuda de su esposa e hijos. Llegó a publicar unos treinta libros, una obra colosal para su época y aún para la actual.

Así mismo creó la Revista Matemática, Enseñanza Universitaria, de la cual fue director, editor e impresor, motivando a la comunidad de los matemáticos a que escribieran y publicaran sus trabajos y reflexiones académicas. La repartió en forma gratuita por especio de once años.

El ex-rector de las universidades Nacional y de Antioquia, Darío Valencia Restrepo, uno de sus alumnos privilegiados, me comentaba, el día que los medios de comunicación informaron sobre su muerte, que Yu Takeuchi siempre fue joven tanto intelectual como físicamente.

El también ex-rector de la Universidad de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez me dijo ese día que todo matemático colombiano aprendió algo del profesor Yu.

Por su parte el rector actual de la Universidad Nacional, Ignacio Mantilla Prada, uno de sus alumnos más apreciados y a quien Yu le dirigió su Tesis de Maestría en Matemáticas, me decía que el profesor Takeuchi es el japonés más influyente en Colombia durante los últimos cien años.

El profesor Jorge Iván Cossio Betancur, reconocido por la comunidad académica de la ciudad de Medellín como un gran maestro de las matemáticas me contaba que sin Takeuchi el avance actual de las matemáticas en Colombia estaría en un nivel muy inferior. Me decía que él fue un alumno indirecto porque estudió sus libros, recordando especialmente los de Análisis Matemático y Series.

Sus alumnos lo recuerdan y reconocen como un guía y un maestro, y como una persona afable y cercana. Como buen maestro supo leer la cultura colombiana, y transmitía mensajes inteligentes a sus alumnos y a la sociedad en general a través de frases cortas, algunas de las cuales vale la pena recordar:

  • “Un colombiano es más inteligente que un japonés, pero dos japoneses son más inteligentes que dos colombianos.”

 

  • «Mucha gente pregunta quiénes son los mejores profesores. Alguien dice: ‘los que, por suerte, tienen buenos alumnos’. Si los estudiantes son buenos, nosotros también lo somos.»

 

  • “El mejor puesto de la Universidad Nacional es el de Profesor raso”.

Dentro de los reconocimientos que recibió en vida vale la pena destacar (3) los dos títulos de Doctorado Honoris Causa otorgados por la Universidad Nacional y la Universidad Javeriana, y la ciudadanía colombiana otorgada por la presidencia de la república.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://alponiente.com/wp-content/uploads/2014/12/Diego-German-AL-Poniente-e1418367403784.jpg[/author_image] [author_info]Diego Germán Arango Muñoz Ingeniero Administrador de la Universidad Nacional de Colombia Psicólogo, de la Universidad de Antioquia Administrador Turístico, del Colegio Mayor de Antioquia. Especialista en Mercadeo, de le Universidad Eafit. Especialista en Investigación Social, de la Universidad de Antioquia. Profesor de la Universidad nacional de Colombia desde 1977. Profesor invitado a 35 universidades hispanoparlantes. Consultor en Marketing para más de 350 compañías. Director de más de 3,500 investigaciones empresariales en el campo del Marketing. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.