Internacional Opinión Selección del editor

Todos los AMLO que vemos

Foto: AP

 “Es un presidente polémico, y tiene que recordar que gritar al final de un discurso: “viva México” por más emotivo que suene no resolverá las grandes problemáticas que tiene nuestro país ni cambiará la forma de pensar de un presidente que ha sido abiertamente anti mexicano”

Ya han pasado dos años y días desde que Andrés Manuel López Obrador obtuvo el gobierno y es marcada la polarización que se ha hecho en el país, y sin duda, con todas las mañaneras que hace existe gran material para la crítica que se le hace día tras día. Sin duda hay una gran cantidad de sinsabores que ha dejado su gobierno. ¿Qué la corrupción ha terminado por el huachicol? En verdad podemos pensar que es la única forma de corrupción que existe. ¿Que ha beneficiado a grandes sectores de la sociedad con la gran cantidad de programas sociales que han establecido?

Gracias  a estos programas hay otras instituciones que no han podido solventar gastos y programas que se dedicaban a la investigación, alumnos con becas, y  todos las personas que se han ido del sector público por no estar de acuerdo con su gestión, deberían de ser un foco rojo en esta administración.

Pero, cuando existen críticas hacia el gobierno siempre existen dos versiones. No sé en dónde está la tolerancia y la libertad que tanto pregona AMLO, pues si los medios están en contra entonces los califica como la oposición, que son medios pagados por toda la “mafia del poder” y simplemente los desacredita como malos periodistas o malos medios de comunicación.

Y pese a eso, también todos sus seguidores exclaman que es el mejor presidente que hemos tenido, que todas las críticas que existen es, (y repiten el mismo discurso) que la oposición que está perdiendo  privilegios está en contra de AMLO y que no soportan ver a un líder gobernar.

Existen una gran cantidad de versiones de AMLO,  con gran cantidad de promesas y con una “Cuarta transformación” que por el momento no ha mostrado un cambio significativo.  Sin duda, y por desgracia para él, todo el material que da en las mañanera da cantidades significativas de material para criticarlo, y en ocasiones parece que eso es lo que pretende.

¿Hacia dónde va su cuarta transformación? ¿Ese camino realmente conviene a todos los mexicanos?

Algo que nos debe sorprender, sobre todo a los que son de la oposición fue el hasta ahorita éxito que ha conseguido con el presidente Trump. Como el presidente lo mencionó se esperaba un fracaso o discusiones en esta reunión, incluso como algunos periodistas seguidores de AMLO no estaban de acuerdo con el viaje pues preveían humillaciones del presidente Trump.

Pero todo lo que pudimos observar en esta visita a la Casa Blanca parece sospechoso. Todo muy cordial para un presidente que ha criticado a los mexicanos, que un día antes se mostraba fotos de Trump en el muro, en la frontera mexicana, y se mostraba a un AMLO que también iniciaba con la defensa del pueblo mexicano pero que llenó de elogios a Trump.

De nueva cuenta todo esto se ve desde distintas formas, pues para los seguidores fue ver como AMLO callaba bocas y pudo representar al pueblo mexicano con dignidad, pero para la oposición fue ver a un presidente sumiso que acepta los términos de Trump y que además en el discurso de López Obrador nos llenó de cifras y tocando temas de un modelo neoliberal al que claramente en su discurso él está en contra.

A parte de las versiones que oposición y seguidores podemos ver día a día, ¿Cuál fue la finalidad de esta reunión? Para Trump es benéfico pues, ya acercándose las elecciones pueda contar con el voto de latinos que se encuentran en Estados Unidos, pues, se podían observar seguidores de AMLO que estaban contentos con la visita y que podrían ver con buenos ojos la cordialidad mostrada por Trump.

Para AMLO fue  y como lo dijo, mostrar que no habría disputas con el vecino del norte, que se están entablan buenas relaciones y que el T- MEC reforzará la relación económica que tenemos con aquel país, (aunque, de manera histórica se es conocido que el beneficio siempre ha sido mayormente a Estados Unidos que a México).

Seguiremos viendo distintas versiones de lo que hace nuestro presidente,  si benefician o no seguirá siendo su gran examen, si podremos hablar de en los libros de texto de una “cuarta transformación” o hablaremos de un intento de transformación.

Sin duda es un presidente polémico, y tiene que recordar que gritar al final de un discurso: “viva México” por más emotivo que suene no resolverá las grandes problemáticas que tiene nuestro país ni cambiará la forma de pensar de un presidente que ha sido abiertamente anti mexicano.