Sí o No, No y Sí del mismo modo y en sentido contrario

Este artículo no busca preponderar una corriente o ideología y menos sacar más caras rojas e infartos. Es una humilde opinión de una colombiana que estaba esperando el momento en que pasara algo que me sacudiera las víceras, para volver a escribir después de varios años.

Este artículo no busca preponderar una corriente o ideología y menos sacar más caras rojas e infartos. Es una humilde opinión de una colombiana que estaba esperando el momento en que pasara algo que me sacudiera las víceras, para volver a escribir después de varios años.

Yo Maria Antonia López voté por el SI a la PAZ de Colombia. No voté a favor de Santos o de Timochenko para que continuen en lista de espera hacia el Nobel de Paz, porque en realidad creo que les falta mucho “pelo pa moño” para acercarse Rigoberta Menchú.

Ese SI para mi significa casi un sueño utópico que talvez a mi generación no pueda vivir, pero de seguro a los chiquillos que vemos correteando con un BON BON BUM en la boca SI. Es SI para mi significa haber escuchado el testimonio de muchas víctimas directas, con dolores que no se borran, con violaciones psicológicas y físicas llenas de lágrimas, con piernas de hierro y un corazones de oro listos para dejar atrás y perdonar. Ese SI para mi significa creer en un mundo en el que al pasado se le puede decir ADIÓS y comenzar un camino no fácil, no corto, no económico, pero si POSIBLE Y LLENO DE ESPERANZA. Acá me hago y hago una recomendación a ustedes, y es conocer otros procesos de posconflicto por allá en África y Europa; no es un proceso sencillo, pero SI POSIBLE Y LLENO DE ESPERANZA.

Yo estaba convencida de que el SI ganaría, que hoy sería un día lleno de VIDA y apretones de mano, pero las estadísticas y conteos dijeron otra cosa (creo que el gran ganador fue la Registraduria porque a mi parecer fue un Plebiscito limpio, aunque yo hubiera impreso la cartilla a blanco y negro para ahorrarnos unos pesitos).

Pero, el NO ganó con un margen estrecho, nadie lo esperaba, Santos salió a dar la cara más pálido que lo normal, Uribe celebróuna victoria después de mantener la caldera prendida y Humberto de la Calle se envejeció en tres años y parece de 80 primaveras. Acá hago un paréntesis: (señor de la Calle, si usted lee esto, sepa que lo admiro, no tanto por el documento de las más de 200 páginas, sino por su entereza y verraquera al tener que lidiar con tanto interés y jodón de por medio).

¿Perdió Santos y ganó Uribe? Puede que SI, porque esto que pasó es el resultado de un gobierno que ha perdido su legitimidad y credibilidad y un expresidente que se seguirá levantando después de su muerte a alegar, de unos acuerdos elaborados a puerta semicerrada y una socialización tardia, mediocre e informal, y a eso nos le unimos una sociedad pasiva, peresoza, criticona y que aún nos sentimos orgullosos de nuestros narcos y en los colegios hacemos más fuerza por enseña la cultura europea que la colombiana. PERDÓN PUES, PERO EL SI NO GANÓ PORQUE LA GENTE NO SALIÓ A VOTAR POR LA LLUVIA Y AL PARECER LA INEXISTENCIA DE LA SOMBRILLAS. (Tenia que colocarlo antes de que se me olvidara, como nos pasa a la mayoría de colombianos).

Si los que votamos por el SI, nos sentimos traicionados y listos para seguir y señalamos a los del NO, por impedir este SUEÑO, SEÑOR O SEÑORA DEL SI dígame: ¿Usted está listo para perdonarse a sí mismo y a quien le haya hecho daño en si vida?, ¿Usted está listo para rescatar un matromonio en picada?, ¿Usted está listo para dejar de criticar a su vecina por fea o desarreglada?, ¿Usted está listo para dejar la envidia hacia el parcero que se compró la camioneta y usted con el Twingo primera generación? , ¿Usted está listo para leer más sobre su país, comprar más productos colombianos y dejar de imitar modas extranjeras?, ¿Usted está listo para contratar a un ex guerrillero en su panaderia o tenerlo de vecino?. Yo creo que fui una votante un tris asolapada porque aún no estoy lista para ser una mejor persona y buena ciudadana.

Es triste ver como se levantan odios y rabias y como las personas votaron a favor o en contra de una persona y no por convicción personal o social, sabiendo que el futuro de un país de una generación está en juego. Yo admiro el ejercicio de la política y la democracia, pero como sociedad y gobierno hemos fallado y le hemos robado el corazón a un país lleno de verde y azul, con una fauna y una riqueza única, con una diversidad cultural envidiada y un campo que nos da de comer y vestir todos los días; preferimos vivir de la codicia, el robo y la corrupción en todos los niveles, porque sacarle los diez mil de la billetera a la mamá (SIN PERMISO),  para ajustar pa la media de guaro, entra acá.

ACA TODOS SOMOS PERDEDORES, YO, USTED, URIBE, SANTOS, COLOMBIA EL SI Y EL NO, porque nisiquera sabemos Colombia de donde viene, nuestra historia y camino ( hay gente ardida todavía con la conquista “pesadita” de los españoles). Somos una sociedad quietona y conformista, que no sabe dar cacerozalos, en la que no importa lo que le pase al otro, en donde los muertos se convirtieron en paisaje y la sangre en visaje. Dejemos de darnos golpes de pecho y sigamos construyéndonos a nosotros mismos, hagamos una PAZ propia y COMPARTÁMOSLA, hagamos nuestra porpia democracia y levantémonos a gritar por esta chimba de país que nos tocó, haber si dejamos de ser el país sin memoria que tantos libros y documentales resaltan en negrilla, porque los que me conocen saben que tengo una memoria regular y espero que si me preguntan en una semana: ¿Votaste en el Plebiscito?, espero no responder: ¿en el qué, cómo le puede pasar a algunos de ustedes?.

 

 

About the author

María Antonia López Restrepo

Soy Comunicadora Social y Periodista, próxima a iniciar Maestría en Gestión de la Innovación Tecnológica, Cooperación y Desarrollo Regional. Temas: Política, Democracia y Sociedad.