San Andrés, Colombia

Desde que Daniel Ortega se tomó por la fuerza el poder en Nicaragua, gracias al apoyo cubano y a las excentricidades de los Anastasios Somozas; el archipiélago se ha convertido en un huracán político, social y económico. Cuando Managua decidió desconocer unilateralmente el tratado Esguerra – Bárcenas de 1928, se presintió lo que pasó el 19 de noviembre de 2012; la Corte Internacional de la Haya en un fallo amargo para Colombia, pero sustentado bajo coordenadas y condiciones ambientales y económicas, determinó darle una extensión de 70 mil kilómetros cuadrados a la república de Quincho Barrilete. Salieron los uribistas, con el mayor cinismo a exigir que se desconociera el fallo, que hubiese guerra, que se convirtiera el Mar Caribe en una fosa común (¿Oscar Iván, eso es lo que quiere? Si es así, no se puede elegir); pero los raizales no son tontos, apenas vieron al dueño del Ubérrimo colado en una marcha, lo tallaron y lo sacaron para demostrarle que también era responsable de esta debacle; el 7 de marzo de 2008 en una Cumbre Extraordinaria de mandatarios latinoamericanos, el esposa de Doña Lina en su calidad de presidente, le prometió a Daniel Ortega, de forma pública y contundente que acataría el Fallo; es más, como lo denunció Claudia Morales en El Espectador, en julio del mismo año el gobierno de ese entonces (más preocupado por la exploración petrolera que por el bienestar ambiental), pensó en darle sin más ni más parte del sector de la Luna Verde al país centroamericano, y la airada reacción de mijito dejó entrever que hay algo cierto en el tema. Es mejor no confiar.

 

Ahora, todo esto podría haber tenido un giro inesperante, pero probablemente mejor para los intereses de la República del Sagrado Corazón de Jesús; ¿porqué no se denunció que quien rompía el tratado era un régimen de facto, que se había tomado el poder por las armas, y por ende, no tenía autoridad para hablar sobre el tema? Claro que la mayoría de quienes trabajaron en el gobierno de ese entonces (Julio Cesar Turbay Ayala) se llevaron a la otra vida los argumentos requeridos. Así como no se habló algo en el Grupo de Contadora, o porqué se obtuvo el voto nica para ganar la Secretaría de la OEA (Noemí Sanín y Andrés Pastrana, debería dar pauta aquí, en vez de trinar porque nadie la escucha), son un baúl lleno de mitos y leyendas, en su mayoría aterradores, cual estilo macondiano, ay Dios.

 

En este trabajo de Conciencia Ambiental, las islas han sido tema recurrente. Para  la muestra, los siguientes ejemplos: En la Columna Orgullo Colombiano (15/11/12), cuatro días antes de que se conociese el fallo de La Haya, se hicieron las siguientes reflexiones: “¿No se imaginarían que podría pasar estos paraísos en manos de Daniel Ortega, el beodo presidente de Nicaragua (un país que no permite acceder a su supuesta política ambiental)?, ¿llegarían las torpes manos de obra de PDVSA (cuyo jefe es el loquito de la boina roja) a diseñar y construir plataformas petroleras, sin tener en cuenta el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible, con terribles consecuencias?” Hay que reconocer que Venezuela ha mantenido una actitud prudente; pero si es mejor estar muy pendientes de la evolución del Canal de Nicaragua (intereses rusos y chinos merodeando), principal motivo para aspirar a mayor cantidad de océano (pero expertos dicen que no estarían relacionados), así como salvar los derechos raizales, como lo afirma el líder isleño y excandidato al Senado, Kent Francis James. Que bueno sería que escuchasen a los propiamente afectados, tanto de San Andrés como de la Mosquitia.

 

Por otra parte, en San Andrés Nica (25/04/13) con el fallo ya conocido, se hicieron las siguientes observaciones a manera de preocupación: “· ¿Porqué Nicaragua no tuvo que recurrir demasiado al argumento de que el Tratado Esguerra – Bárcenas de 1928, era inválido porque en ese entonces estaban invadidos por los estadounidenses? · ¿Cuáles fueron los argumentos reales para evitar a toda costa el diálogo directo, sin recurrir al famoso Pacto de Bogotá, que hoy en día espanta a muchos? · ¿No se podría haber influido con el Grupo de Contadora (Belisario Betancourt), la OEA (Cesar Gaviria) y los No Alineados (Ernesto Samper) y demás; en este asunto para favorecer a Colombia? · ¿En qué pensaba Juan Manuel Santos cuando fue Ministro de Defensa, sobre los trueques chuecos que se iban a hacer con la Luna Verde?” Nadie se salva, gracias a que las Relaciones Internacionales no se ha definido como Asunto de Estado, han bailado al son que les proponga el Gobierno de Turno. ¿Donde está la carrera diplomática?

 

Al próximo gobierno (preferiblemente Juán Manuel Santos) se le pide que dialogue directamente con Ortega (quien seguramente utilizará este tema para ganar las elecciones presidenciales en 2015); ya la Corte Constitucional le dio el visto bueno para que los límites internacionales se definan mediante Tratados Internacionales, llegue lo mejor para San Andrés, su Medio Ambiente y su Desarrollo Sostenible; los hidrocarburos nada tienen que ver, son nocivos.

 

PD1: Al gobierno actual hay que darle garrote en materia ambiental, por su blanda mano frente a la Minería Ilegal, la delimitación de Santurbán, las licencias ambientales obtenidas de manera express, las catástrofes que se viven en los últimos días.

 

PD2: Pero se debe reconocer hechos importantes como la ampliación del Parque Nacional Natural Chiribiquete, la promesa de NO explotar Petróleo en San Andrés, la búsqueda de apoyar la Industria Artesanal y Sostenible, y lo más importante, tener en el horizonte a La Paz como marco para recuperar el espacio perdido por la flora y fauna (es más, se puede declarar a la misma como Asunto de Estado), la zanahoria y el voto en segunda vuelta será para el Candidato Presidente Santos.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-atl.xx.fbcdn.net/hphotos-frc3/t1/1780782_1404465043144690_1197510993_n.jpg[/author_image] [author_info]Pedro José Rivera Giraldo Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (El País, España), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente y Bajo la Manga. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo. Twitter: @petroides. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.