¿Puedo cultivar cannabis?

Así que si el lector es consumidor de cannabis o marihuana debe saber que en Colombia cualquier persona está autorizada para cultivar en su lugar de domicilio hasta 20 plantas de cannabis que contenga psicoactivo para consumo recreativo y personal


Podría decirse que la lucha contra las drogas en Colombia y en el mundo fracasó rotundamente. Básicamente porque es prácticamente imposible evitar que el ser humano desee consumir algún tipo de sustancia que le haga sentir placer. Adicionalmente es evidente la ineficaz e insuficiente política agrícola de los estados productores para generar alternativas lucrativas para los campesinos. Mientras el negocio de las drogas sea ilegal seremos testigos de la tragedia humana ocasionada por las sobredosis, campesinos desplazados de sus territorios o prácticamente esclavizados al servicio de los carteles de la mafia, el crimen ambiental y las poblaciones empobrecidas o masacradas por grupos al margen de la ley.

Sin embargo, Colombia ha dado pasos trascendentales que está cambiando la estrategia frente al consumo de algunas drogas. Desafortunadamente no ha sido el congreso de la república sino las altas cortes y una iniciativa del gobierno Santos (2017) quienes han promovido el inicio de un cambio de perspectiva. El hito jurídico fue la sentencia C-221-94 que despenalizó el consumo de dosis personal. Posteriormente el acto legislativo 02 de 2009 que modificó la constitución abordó el tema del consumo de drogas a través de la óptica de un problema de salud pública. Ese desarrollo constitucional allanó el camino para la expedición del  decreto 613 de 2017. Esa disposición normativa legalizó el autocultivo de plantas de cannabis; el autocultivo definido como una pluralidad de plantas de las que pueden extraerse estupefacientes exclusivamente para uso personal.

Paralelo a eso, la Honorable Corte Suprema de Justicia empezó un cambio doctrinal y de percepción del fenómeno del narcotráfico.[1] Tanto la ley como la doctrina probable de la sala de casación penal dan un especial tratamiento a la condición de consumidor o adicto. Expresamente ha manifestado que “el consumidor o adicto puede portar una cantidad diferente a la legalmente establecida, siempre y cuando lo haga con la finalidad de su uso personal y aprovisionamiento, acorde con sus necesidades de consumo.”[2]

La legalización del cultivo, producción, comercialización de cannabis para uso médico y las disposiciones relativas al autocultivo son un avance significativo hacia la doctrina del consumo responsable de cannabis psicoactivo. Así que si el lector es consumidor de cannabis o marihuana debe saber que en Colombia cualquier persona está autorizada para cultivar en su lugar de domicilio hasta 20 plantas de cannabis que contenga psicoactivo para consumo recreativo y personal.

Finalmente debo decir que la tendencia mundial es hacia la legalización del consumo de drogas psicoactivas. La puerta de entrada fue la cannabis medicinal, que dicho sea de paso, los empresarios de esa industria han hecho lobby para la legalización de la producción, comercialización y consumo del cannabis psicoactivo. En la región, Canadá, Estados Unidos de América*[3], México, Costa Rica, Jamaica, Chile y Uruguay han tomado la delantera en cuanto a romper el tabú del consumo de drogas psicoactivas. Bien le vendría a las economías emergentes latinoamericanas aumentar sus ingresos tributarios gracias a la producción, exportación y consumo de drogas psicotrópicas. ¿Será este un buen comienzo para legalizar el consumo de derivados de la coca y la amapola?


[1] Corte Suprema de Justicia, Sala Casación Penal, SP025-2019 – Radicado 51204

[2] Ídem

[3] * algunos estados.

About the author

Juan Manuel Sáenz de Brigard

Abogado, Especializado en Derecho Tributario (Universidad Javeriana), Maestro en Derecho con énfasis en Negocios Internacionales (Birmingham City University). Litigante en diversas áreas del Derecho con más de 10 años de experiencia. Estructuración de negocios agroindustriales y forestales. Litigios internacionales, asesor de multinacionales de industria minera. Ex candidato a la Cámara de representante por Bogotá de la CCE.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.