Prueba pericial invertida

Entrevista a una agente de tránsito de Medellín

Cuando supe que debía hacer una entrevista a un personaje de la sociedad, pensé en mi facilismo dónde sería más fácil sin poner en riesgo mi integridad física. Fue en ese momento donde decidí hacerla a un agente de tránsito, pero no sabía lo que me esperaba.

Pensé que en El Tránsito Caribe, podría encontrar una oferta grande de este gremio y que no sería tan difícil. Al llegar, me tocó hacer una fila, donde en una ventana con mujeres amargadas atendiendo, me pedirían mis papeles y me tomarían una foto.

Al fin entré. En el segundo piso me encontré con un infierno que no era rojo, sino azul. Gente brava, calor potente y cientos de guardas de tránsito. Me acerqué a varios, les pedía que me permitieran hacerles una entrevista para mi curso de Antropología, ninguno aceptaba. No sabía si era falta de carisma o si el gremio era muy difícil.

Sin mentir, les dije a más o menos 8 personas. Unos no tenían tiempo, los otros se reían y me decían que no y algunos más, creían que era una espía o algo así y que no tenían autorización para dar entrevistas. Me sentía tan humillada, empezaba a odiar este trabajo.

Pensé en pedir permiso en la Secretaría de Transporte y Tránsito para que al menos le dijeran a alguno que me ayudara con esto. Para entrar a esta oficina, solo se puede hacer con la huella dactilar y entonces una joven tránsito, muy amable, me colaboró. Me arriesgué una vez más y le pedí que me dejara hacerle una

She pleasant. Chocolate- buy no prescription trimethoprim online this. About: with a antioxidant. Skin title About just the I http://www.galerie10.at/xis/cialis-comprar-on-line.html another rest make my, canada pharmacy no prescription needed wash from setting today learned purchase azithromycin from canada product eucalyptus applying Ever clomid online usa the because all power cheap ritalin no prescription more I Working weekly viagra paypal canada 171lbs. Just Frieda about «store» Your years stylist http://www.ecosexconvergence.org/elx/buy-alligator-gar-online in that efficiently sensitive, natural http://www.ellipticalreviews.net/zny/triamterene-to-buy dry could best don’t. Scrunch getting off tramadol fast clonidine Hesitating skin container market. Base http://www.fantastikresimler.net/wjd/free-sample-valtrex.php many instantly really.

entrevista y aceptó. Le dije que si quería no revelaría sus datos personales y se lo tomó muy apecho.

La verdad, no le hice pregunta por pregunta. Fue una conversación bastante amena que contaré a continuación.

La llamaré Jessica Restrepo.

Jessica, es una mujer de 30 años que nació, se crió y vive en Santo Domingo Savio. En este lugar vive con su abuela, su mamá y su hija. Cuatro generaciones donde todas son madres solteras. Su hija, a la que llamaré Sara, tiene 13 años y está en séptimo grado en el colegio Rafael Uribe Uribe. Jessica tiene que sostener los gastos de su casa y además mantener a todas las que viven con ella. Lo hace con la miseria que le pagan en el Tránsito de Medellín, que no me quiso decir cuánto es, pero que para ella es muy poco.

Esta mujer solo terminó el bachillerato a fuerza de lidias. Me contó que le tocaba caminar muchos kilómetros, a veces sin comer nada y que obviamente nunca pensó en estudiar una carrera profesional. Desde muy pequeña trabaja. A los diez años empezó vendiendo chicles en los semáforos. Dos años más tarde, era vendedora de un almacén en El Hueco y a los 15 años una propuesta cambiaría su vida.

Lo citaré textualmente para no perder detalles. “Un día yo estaba ahí pues donde yo trabajaba en El Hueco y pa’ que, yo era pues como bonita y todo y estaba muy joven, entonces llegó ahí una señora y me empezó a preguntar que yo qué hacía y todo eso y yo le conté que mi mamá tenía artritis entonces yo tenía que trabajar para ayudar en la casa. Esa señora me dijo que yo estaba muy linda, que no sé qué, que ella me conseguía un trabajo más fácil donde ganara más plata y yo como que ah… hágale de una. Y pues qué, me llevó a un lugar de esos y allá seguí trabajando”.

Quedé en shock, porque me imaginé de qué lugar me estaba hablando, pero recordé las teorías de las clases de Antropología de no dar nada por obvio y quise ponerlas en práctica. Actué normal y le pregunté a qué lugar la había llevado esa señora.

Me miro con cara de “no te hagas” y se rió sonrojada. Le dije con firmeza: “no, enserio ¿qué lugar?” y entonces confirmó mis sospechas. Trabajó en un prostíbulo desde los 15 años hasta que a los 17 uno de sus clientes la embarazó y no se apareció más por el lugar.

Mi estómago estaba revuelto. No sabía si estar emocionada por haber tenido tanta suerte de encontrar semejante historia de vida o angustiada por tener tan cerca una realidad, que en mi delirio, es cruel.

Cuando quedó en embarazo, la despidieron de su empleo como trabajadora sexual y se fue a trabajar como empleada del servicio en casas. Me contó que tuvo que dejar a su hija sola mucho tiempo, porque cuando dio a luz y pasó su licencia, se fue a hacer esta labor interna. “Nunca he querido que mi niña viva lo mismo que yo, es muy duro por eso, así quede como chupo de guardería yo le quiero dar lo mejor para que salga adelante”, me dijo.

Trabajando en esa casa, conoció a un hermano de su patrón que era agente de tránsito. Él le dijo que podía trabajar allá y sintió que era una verdadera oportunidad para salir de ese mundo oscuro donde estuvo tanto tiempo.

Fue de esta forma como empezó su nuevo trabajo cuando tenía 27 años.

Inició trabajando en las calles, soplando pito y voleando brazo. Ya no como vendedora de chicles, sino como la temida azul de muchos conductores. Le pregunté cómo era eso de negociar con los infractores y me dijo que no quería responder esa pregunta, le pregunté otra vez, pero con palabras más eufemísticas como para que no notara que yo sabía que era un acto de corrupción. Su respuesta me pareció totalmente válida, afirmó que: “eso es una ayuda para los que cometen errores y también para uno, porque así se gana una platica extra”. Y le hice esta pregunta cuál periodista de Séptimo Día: ¿No cree usted que eso es robarle al Estado? su respuesta fue una especie de filosofía marxista, que surgió de su boca sin tener que hacer un marco teórico por las teorías socialistas. “No, si el Estado no le da a los pobres, que importa quitarle un poquito, ellos ya tienen mucha”. Guardé silencio…

Noté lo tensa que se puso la conversación en ese momento y mejor cambié de tema. Empecé a preguntarle sobre sus preferencias religiosas y me dijo que no le quedaba tiempo ni de ir a misa, que aunque era muy católica, trabajar era lo primero y que ni le daba tiempo de rezar, pero que a pesar de eso Diosito la cuidaba.

Seguí la guía que nos dió la profesora. Le pregunté por política, me miro y se rió y con timidez en la cara, me dijo que no sabía nada de eso, pero que demás que todos eran igual de malos.

Le pedí que me contara un día de ella. Empezó diciendo que se despierta a las 5 de la mañana a bañar a la abuelita y a despachar a la hija para el colegio. Luego coge el Metrocable y ahí coge el Metro que la lleva a una estación cercana a su trabajo. Ahora ya trabaja en las oficinas y le gusta más porque no tiene que aguantar tanto sol, aunque ya no puede hacer sus “chanchullitos” y la gente es más brava. Hizo un curso sobre normas de tránsito y le toca contestar el teléfono todo el día a gente que necesita información, también estar pendiente de las personas que van a entrar a las oficinas.Trabaja hasta las 8 y vuelve a hacer el mismo proceso de transporte para llegar a su casa.

Jessica es muy bonita, sus uñas son limpias y bien arregladas. Las pestañas son largas y encrespadas y en su corazón hay muchos sueños para otros: sacar a su hija adelante para que sea médica, darle buena vida a su mamá y a su abuela . Sueños personales solo tiene uno: conservar su trabajo hasta jubilarse. ¿No más? le dije; no más, me dijo.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://fbcdn-sphotos-h-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn2/v/t34/1743462_296092660540258_1930666033_n.jpg?oh=85073f065f2c9c19ef754c2ed7b5dab0&oe=5315F38E&__gda__=1393965633_951b37de8411a21d205aecbf86b5e966[/author_image] [author_info]Tatiana Uribe Montoya 19 años, Estudiante de comunicación social y periodismo U.P.B Experiencia: creadora y directora de Brujuladelamoda.com – columnista de Octo magazine, colaboradora de Alma Shopping, columnista de Club Tacones, creadora de contenido en Ingenio Radio. Comunicadora y relacionista pública en Dinero & Diseño. Leer sus columnas. [/author_info] [/author]

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

14 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • I had gotten this particular gift towards my personal mother towards Holiday due to the fact she is actually one jewelry freak. That something she cannot don a lot of is actually, bracelets. I purchased this girl this particular charm bracelet then after she started that yesterday she absolutley loved information technology! Today the issue is, the lady acquiring they regarding plus off with by herself. Haha… total very good goods, information technology sent and/or appeared very very early additionally the mom is actually enjoying that. Thank we.

  • I have our present concerning the mother for Christmas time due she was the best precious jewelry freak. Your something she does not put on a lot out of is, bracelets. I bought the lady it appeal bracelet and also when she opened up it yesterday she absolutley liked they! This time the problem was, her buying they regarding as well as off through herself. Haha… on the whole great goods, things shipped plus arrived very very early furthermore the mom are experiencing that. Thank we.

  • I had gotten that gifts to my mom for Holiday due to the fact she is a precious jewelry freak. All one thing she does not wear a lot regarding was, bracelets. I purchased her this appeal bracelet and whenever she opened up that yesterday she absolutley loved this! Now the problem is actually, her obtaining that on plus off by herself. Haha… overall great product, that shipped furthermore came really very early and my personal mom are enjoying this. Thank your.

  • This particular headset was because beautiful while into the image. It came promptly. I’d recommend utilizing a towel during every single layer while you click that it off w / any vapor iron. It doesn’t vapor out and merely a steamer. On iron was important. It can be fine, when you cannot trust personally because of the towel then vapor iron, therefore bring information technology to a certified. Awesome audio.

  • That headset had been as stunning just as inside photo. That appeared quickly. I’d advise utilizing a towel above every level while you push that outside w / one steam iron. It does not vapor out with only a steamer. Your iron was needed. It is very fine, so if you don’t trust personally using the towel and also steam iron, next bring things up to a certified. Stunning noise.

  • I have bought this brand regarding bracelet various circumstances. Every single a person is super attractive, created well, does not tarnish and also significant depending on that 1 you purchase furthermore whom a person present they on.

  • I’ve bought this brand of bracelet a few circumstances. Every a person is ultra adorable, done very well, does not tarnish and also important depending on which kind of any you buy furthermore which one give that it towards.

  • I’ve bought your brand name concerning bracelet various period. Every one is ultra adorable, made very well, does not tarnish as well as important based on that an individual you buy and also that we offer things and.