¿Por qué los cristianos no le votaron a John Milton?

Esto en realidad evidencia un problema de fondo, que se convierte en un llamado de atención, y una oportunidad de oro, para que los políticos cristianos, puedan volver a captar la atención de estos votantes”.


-«¿Nos van a decir que somos el 1%?, ¿usted se va a aguantar eso?

– ¡El domingo les vamos a demostrar que porcentaje somos pues!

Fueron las palabras de un vehemente John Milton Rodríguez a varios simpatizantes, en medio de una reunión de campaña, días previos a la elección presidencial.

Y es que estaba diciendo la verdad, en Colombia según cifras del Ministerio del Interior existen 10 millones de cristianos, una cifra que prácticamente le daría la boleta a la presidencia a cualquier político en Colombia. Sin embargo, la realidad es que por el aspirante de Colombia Justa y Libres, únicamente votaron 271.372 personas.

Entonces, ¿dónde quedaron el resto de cristianos? o más bien, ¿a quién si le votaron esos otros cristianos? Es evidente que el voto de este sector se repartió entre los otros 5 aspirantes presidenciales, dejando como conclusión, que el lema “cristiano vota cristiano”, está lejos de cumplirse…

Esta situación no solamente se evidenció en las presidenciales del 29 de mayo, sino también en las legislativas del 13 de marzo, de un total de 7 curules que tenían quedaron con 5, distribuidas de la siguiente manera: 3 para el Mira (tenían 3 curules), 1 para Colombia Justa y Libres (pasaron de 3 a 1), y 1 para el Partido liberal en cabeza de Sara Castellanos.

¿Cuál podría ser la causa de esto?, ¿por qué no se constituyen en una opción de poder? ¿por qué sus números electorales han caído?, a pesar que, desde la Constitución Política de 1991, han surgido destacados líderes (Emma Claudia Castellanos, Viviane Morales, entre otros) y nacieron movimientos políticos, algunos ya no existen (el Movimiento de Unidad, Partido Nacional cristiano y otros persisten (Mira, Colombia Justa y Libres.)

Esto en realidad evidencia un problema de fondo, que se convierte en un llamado de atención, y una oportunidad de oro, para que los políticos cristianos, puedan volver a captar la atención de estos votantes.

Para esto es necesario construir una propuesta de Nación, una visión de país sobre los grandes temas (pobreza, economía inseguridad, narcotráfico, justicia, etc), que permita proponer un discurso que conecte con la realidad que viven los colombianos, se debe escuchar y apostarle a los jóvenes (claramente los jóvenes cristianos no votan por políticos cristianos), es necesario fomentar escuelas de liderazgo que formen nuevos políticos, crear centros de pensamiento que aporten desde la perspectiva del cristianismo con ideas a la discusión del debate público, y por último, es imperativo impulsar y consolidar nuevos liderazgos.

En la medida que se implementen estos cambios (urgentes), los políticos cristianos tendrían un mayor protagonismo, conquistarían de nuevo el voto cristiano e incluso llegarían con fuerza al resto de la población.

About the author

Luigi Parra Forero

Esposo . Papá. Economista. Maestría en Economía
@UNALOficial. Docente Universitario. Escritor. Menos Estado. Menos Impuestos. (#LOML)

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.