Opinión Recomendados Selección del editor

Política y Folclore Vallenato

Según la leyenda, una noche, cuando Francisco el Hombre regresaba hacia su pueblo después de una parranda de varios días, para distraerse en la soledad de la noche, abrió el acordeón y empezó a interpretar sus melodías. De pronto, al terminar una pieza, surgió de inmediato el repertorio de otro acordeonero que desafiante trataba de superarlo; cuando Francisco marchó hacia él y lo tuvo a la vista, resultó que su competidor, para su sorpresa, era el Maligno. Francisco, dueño de grandes virtudes y poseído de mucha fe, lejos de acobardarse, clamó a Dios y entonó el Credo al revés, de tal suerte que el demonio, vencido, exhaló un terrible alarido y, con su acordeón a rastras, huyó hacia las montañas donde se perdió para siempre. Desde entonces, considero que desde sus inicios el folclor vallenato y la política han estados relacionados, donde hasta pueden tocar música juntos, especialmente cuando se acerca la época electoral que es donde dicha relación se incrementa.

Una muestra de ello es, por ejemplo, cuando a finales de los años treinta y principios de los cuarenta, dos liberales de tradición, el acordeonero Rafael Enrique Daza y el compositor Chema Gómez, dejaron testimonio de la división que existía en el Partido Liberal entre los seguidores de Eduardo Santos y los de Alfonso López Pumarejo. Enrique Daza enalteció la llegada de Eduardo Santos a la Presidencia con “El avión”, en la que hace referencia al arribo del líder a Santa Marta: “Con el cambio de situación va Colombia en adelanto, oigan el avión, oigan el avión donde llega Eduardo Santos… ” En contraste, Chema Gómez reveló en “Compae’ Chipuco” su lealtad al presidente López Pumarejo, entonando con gracia un verso que hoy muchos cantan sin entender la crítica al expresidente Eduardo Santos: “Soy vallenato de verdad, no creo en Santos no creo en na’ /creo en López y en Pedro Castro, en Santo Ecce Homo y nada más”.

https://www.youtube.com/watch?v=XIPgAm3Yt8A

Luego, sin duda, fue el maestro Rafael Escalona Martínez uno de los compositores que más canto, relación y beneficio tuvo con la política. Armando Zabaleta, por ejemplo, le compuso un paseo al hecho de que el presidente conservador Guillermo León Valencia le hubiese regalado una garra de águila a Escalona.

https://www.youtube.com/watch?v=y2iFDD2N-P0

Pero la relación más recordada del maestro Escalona fue con el liberalismo, específicamente con el ex presidente Alfonso López Michelsen, primer gobernador del departamento y uno de los líderes nacionales que más influencia tuvo en la política y la cultura del Cesár. Su nombre, es ampliamente recordado en el mundo vallenato por su papel en la política nacional y regional, por su protagonismo en la creación del Festival Vallenato y por el cariño que despertó en la gente de aquella región. Hubo especialmente un tema compuesto por Rafael Escalona e interpretado por Alfredo Gutiérrez para el entonces candidato durante la campaña a la presidencia de 1978, que decía: “López, El Pollo, López el gallo, el Presidente de todos los colombianos”. Dicho canto fue entonado por todo el electorado de la costa Atlántica al unísono, y por su fuerza y el significado que cobró durante la triunfal campaña, marcó una nueva relación entre la política y el canto vallenato.

https://www.youtube.com/watch?v=BMjCAmqiVsI

Sin embargo, si damos un buen salto en la historia y equiparamos esas épocas con el panorama actual, podemos encontrar que aquella tradición donde los artistas reconocidos se vinculaban directamente con campañas políticas por medio de sus exitosas composiciones más bien ha ido mermándose. Ahora, los compositores les hacen jingles por encargo a los candidatos, como el caso actual de Jorge Celedón y sus participaciones musicales en la campaña de Iván Duque.

https://www.youtube.com/watch?v=4JTWqAVPqEw

Hoy, algunos artistas famosos se limitan a manifestar en sus conciertos o canciones sus preferencias electorales con un saludo a X ó Y candidato. Lo que llega a ser peor aún, según Álvaro Álvarez, más conocido en Olímpica Stereo Valledupar como “Triple A”, muchos de estos saludos o menciones resultan apartados de las preferencias personales o ideológicas, y se acercan más a los beneficios, económicos de quien saluda (beneficios que pueden sumar cifras en cientos de millones).

https://www.semana.com/nacion/articulo/cuanto-cuesta-un-saludo-en-un-vallenato/402669-3

Estas menciones a participantes en la política se pueden constatar actualmente en varios artistas, entre ellos, ampliamente en Silvestre Dangond. Uno de los nombres más reiterados en las canciones de Dangond es el de Emilio Tapias, de quien debe decirse que fue condenado en 2015 a 17 años de prisión por su participación en el denominado “carrusel de la contratación” en Bogotá durante la alcaldía de Samuel Moreno. Este mismo personaje luego volvería a mojar prensa por sus “parranditas” vallenatas en la cárcel. A Tapias, Silvestre Dangond lo menciona en los temas “Así no sirve”, “Mi Propia Historia” y en “Un amor verdadero”.

Por otra parte, hay que recordar que en 2011 se realizó un concierto de Dangond en Montería,  en el mismo lugar donde se llevaba a cabo una manifestación política en la que pronunciaron sus discursos Bernardo Miguel el “Ñoño” Elías (hoy recluido en la cárcel La Picota de Bogotá por el escándalo de los sobornos de Odebrecht), Musa Besaile (hoy en proceso por el escándalo del “cartel de la toga”, específicamente por haber pagado 2.000 millones de pesos para frenar una orden de captura en su contra por un caso de parapolítica), Martín Morales (capturado desde 2016 por supuestos nexos con paramilitares, tráfico de estupefacientes y el homicidio del exalcalde de San Antero), Alejandro Lyons (ex gobernador de Córdoba y quien ha sido condenado recientemente a cinco años de prisión por el delito de concierto para delinquir agravado, por su participación en el desfalco de por lo menos $87.000 millones en las regalías de su departamento), Antonio Correa (entonces senador del PIN y a quien el hijo de ‘la Gata’ Enilce López, condenado a 29 años de cárcel por el asesinato de un periodista, le donó 200 millones de pesos para su campaña), Daniel Cabrales (ex candidato a la Alcaldía de Montería, mencionado en la investigación por el “cartel de la hemofilia”, y actual senador del Centro Democrático) y José Ignacio Burgos (quien es señalado ser el enlace entre “los Buldócer” y la multinacional Odebrecht). Silvestre Dangond dijo en esa oportunidad: “Y todos vamos a votar a la gobernación por mi compadre Alejandro (Lyons). Y a la Alcaldía por mi compadre Daniel (Cabrales). Del partido de la U. Todos unidos ¡ay papá!”.

http://www.eltiempo.com/justicia/investigacion/el-concierto-de-silvestre-con-el-nono-musa-lyons-y-cabrales-175550

Este cantante vallenato es recordado de igual forma por sus múltiples apoyos al uribismo, uno de ellos, en uno de sus conciertos en Envigado, Antioquia, donde el cantante le hizo una pequeña modificación al coro de su canción “Lo Ajeno se Respeta”, y en vez de “Pa’ que sepa, pa’ que sepa que lo ajeno se respeta”, dijo “Pa’ que sepa, pa’ que sepa que Uribe se respeta”. Además, dicho coro que estuvo antecedido con un singular grito vallenato: “¡Uribismooooo!”. https://www.youtube.com/watch?v=SMaCHszzPjM  De igual manera, en varias oportunidades ha manifestado abiertamente en sus conciertos su afinidad con el senador Álvaro Uribe, con una frase en que se compara con el expresidente así: “En Colombia, Álvaro Uribe y, en el Vallenato, Silvestre Dangond”. https://www.youtube.com/watch?v=DcyVXIPSFRY

Otro reconocido uribista dentro del mundo del vallenato es Poncho Zuleta, miembro de la dinastía más grande del vallenato, quien en numerosas veces ha vitoreado a Álvaro Uribe y a sus candidatos, como a Óscar Iván Zuluaga en la campaña de 2014, y como hoy a Iván Duque donde hace parte activa de dicha campaña. Es preciso recordar que Zuleta no solamente se le ha vinculado con la política, sino que alguna vez tuvo orden de captura por el presunto delito de concierto para delinquir, luego que tres exparamilitares del Bloque Norte conocidos con los alias de ‘Cocoliso’, ‘Tatú’ y ‘Centella’, en su declaración ante un fiscal lo acusaron de colaborar con las autodefensas. Las sospechas de los nexos de Zuleta con los “paras” se iniciaron hace algunos años cuando circuló por toda la Costa una grabación de un concierto de él y de su hermano Emiliano en Astrea, Cesar, donde “Poncho” le dedica una de las canciones a los paramilitares.  Después de lo que parece ser una ráfaga de ametralladora se escucha la voz de ‘Poncho’ que dice “Nojoda, viva la tierra paramilitar, vivan los paracos”. Aunque el artista afirmó que la grabación era un montaje, desde ese momento su nombre quedó salpicado por presuntos vínculos con los “paras”. http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-6930127

Al parecer, y volviendo con la marcada simpatía de Zuleta por apoyar al uribismo, parece que aquel interés no sólo se lo ha guardado para sí, sino que lo ha logrado transmitir a otros artistas, como a Felipe “Pipe” Peláez, quien recientemente apareció en un video también apoyando Iván Duque motivado por “Poncho”.    https://www.youtube.com/watch?v=OqEK9y2gCmk

No obstante, no podría decir que solamente el apoyo vallenato es uribista. Así como Silvestre Dangond se ha relacionado bien con otros partidos, como el de La U, Jorge Oñate, otro de los miembros más importantes de la música vallenata, manifestó recientemente su apoyo a la campaña de Germán Vargas Lleras. https://www.youtube.com/watch?v=gE0AU-fb2PA  Oñate, al igual que Zuleta, también ha resultado vinculado  en varios escándalos de tinte político, como en el caso del  asesinato de su primo, el ex concejal de La Paz (municipio de donde es oriundo Oñate) Efraín Ovalle Oñate, o, cuando en varias oportunidades ha estado inmerso en el juego de lo electoral, casi siempre bajo la sombrilla de sus parientes políticos, la cuestionada familia Gnecco.  Es preciso también recordar que, según el portal La Silla Vacía, este cantautor vallenato “llegó, incluso, a ser representante a la Cámara por el Cesár y a ocupar silla en el Congreso durante seis meses, en la época en que las listas de su departamento debían por obligación ser autorizadas por el paramilitar Jorge 40”.

http://lasillavacia.com/historia/jorge-onate-el-juglar-castigado-por-su-vanidad-politica-48968

Debo dejar claro que no me parece que esta relación vallenato-política tenga nada de malo per se, pero considero que el mayor beneficio lo reciben los políticos y aspirantes, los cuales, no le retribuyen suficientemente al folclor los favores recibidos. También, que este vínculo político no se establece precisamente con quienes ostentan los premios a los mejores alcaldes, gobernadores, parlamentarios o funcionarios del país, sino que, en su mayoría,  se instauran con quienes han resultado lamentablemente vinculados o inmersos en estructuras criminales y, que si bien dicha relación debería fundamentarse en una afinidad ideológica, termina siendo una relación netamente enfocada en algún beneficio económico.

Finalmente, creo que no quedó muy interiorizado en varios de los cantantes vallenatos las palabras del fallecido “Cacique de La Junta”, aunque con una pequeña modificación de mi parte en este caso: “porque en la vida hay cosas del alma, QUE VALEN MUCHO MÁS QUE EL DINERO, por eso Rafael Santos yo quiero, dejarte dicho en esta canción, que si te inspira ser zapatero, sólo quiero que seas el mejor, porque de nada sirve el CANTAUTOR si es el ejemplo malo del pueblo”.

Esto fue escrito por

Daniel Porras Lemus

Estudiante de Derecho de la Universidad de Medellín. Apasionado por la Política, el Derecho y la Historia. Investigador en temas históricos y constitucionales. Sangileño. Santandereano.