Cultura

Poema: Aura

Quizá el hombre nació por el simple hecho

de seguir conjeturando la realidad

puede que sus pensamientos sean el equilibrio

de un existir prematuro

¿qué se yo? si solo he vivido penurias y lágrimas de soledad

mientras mi alma divagaba en medio del recuerdo

inconcluso…

En virtud a la muerte, el tiempo carece de un presente

concreto

limitando su presencia en crear un

simple recuerdo lejano al destino

concretando una hipocresía premeditada

por el cual los hombres se consuelan entre sí

disponiendo momentos de alegaría y rechazo…

Mis pupilas aclaran la llamarada de almas que en su momento

tuvieron el goce de crecer sin remordimiento

sus acciones recrean páginas olvidadas

de un libro que tal vez no será narrada pero…

¡no se acongojen! que la muerte se tornará testigo

y compañera fiel hacia la eternidad…

El amor, las penurias, el silencio y todas aquellas

vagas ilusiones

se disipan al momento exacto donde la mortalidad

se convierte en un errante porvenir,

premeditando falacias imponiendo respeto y

conjugando lealtad…

Vida de mi vida amores pasajeros, acciones diurnas

que complican el renacer de una inconsciencia desmesurada

torbellinos momentáneos que…¡tal vez! no logran encontrar

el rumbo o cortaron cualquier idea inicua perpetuando

tristezas,

maldiciendo su existencia sin tener en cuenta que la opresión

puede llegar de forma espontánea sin

prevalecer los placeres diarios.