Piraquive, la becerra de oro

Refiere Éxodo 32, 12-14, que tardando Moisés en bajar del monte Sinaí, su hermano Aarón mandó traer las joyas de oro de los israelitas y fundiéndolas les fabricó un becerro de oro para que fuese por ellos adorado.

Al llegar Moisés tuvo ante sus ojos la fiesta en honor del ídolo, “… ardió en enojo y arrojó de las manos las tablas, haciéndolas pedazos al pié del monte; en seguida agarró el becerro y lo arrojó al fuego, luego lo molió hasta hacerlo polvo, y el polvo lo roció sobre el agua; entonces hizo que los israelitas bebieran de aquella agua…”.

Pues bien, tengo el testimonio de una abogada acerca de lo que es la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional de la ya tristemente célebre María Luisa Piraquive. Me cuenta que, agobiada por la soledad, se acercó a congregar en un local cualquiera de los que tiene esa iglesia en Medellín y que huyó de allí como de la peste al percatarse del espectáculo fetichista que allí se daba a cada semana en torno a la figura de la pastoreja.

No hay tal culto a Dios ni a su hijo Jesucristo. Las sesiones van dirigidas a escuchar los disparatados sermones de la señora proyectados desde un Video Beam. La asistencia alelada oye, quizás no escucha, mirando a la delirante becerra de oro exclama, llora, aplaude. Y es todo, o no todo porque no falta la recolección de diezmos, incluyendo las contribuciones de los discapacitados, que ascenderían a mil millones de pesos mensuales solo en Bogotá.

Las limosnas en todas las religiones van destinadas a sostener el culto y al parecer en esta secta son apropiadas: toda clase de lujos y comodidades, viajes, escoltas, casa en Miami de miles de millones de dólares, etc. La plusvalía que tiene que sudar la candorosa feligresía para nutrir las cuentas de la pastoreja.

Ha sostenido dicha señora que “… el que está en el púlpito es el modelo de perfección para que los creyentes sigan ese modelo que está al frente…”, en lo que tiene razón. Pero la cosa está en que, porque le da la gana, niega a los discapacitados la opción de predicar la palabra desde el púlpito, sean cojos, mancos, tuertos, etc., porque tal vez para ella la “perfección” no sea asunto del espíritu sino de la forma corporal de las personas.

De un patetismo que raya con lo ridículo sentencia: “… por eso si el modelo anda mal delante de Dios, cómo serán los creyentes. Se les explica que por causa de ese defecto la gente se va a escandalizar porque van a decir bueno, pero aquí enseñan que hace (sic) perfecciones y sanidades y cómo así ese predicador allá minusválido que le falta una mano o un brazo y cómo así que predicando, qué es eso…”.

Al conglomerado Piraquive confluyen la empresa religiosa, las inversiones y la política representada en el Movimiento Independiente de Renovación Absoluta, MIRA, nacido a la vida política hace diez años con el loable objeto de la “defensa de la dignidad humana y el mejoramiento de la calidad de todos. En la prevalencia del interés general y el fortalecimiento del orden constitucional y legal.”.

El papel por lo visto puede con todo.

Paradójicamente los congresistas del MIRA presentaron el proyecto que hoy es la ley destinada a proteger contra las formas de discriminación humana y mírese lo que es la “renovación absoluta” de los piraquivanos: de un lado en la secta religiosa se discrimina a la feligresía con mengua física, en vulgar desconocimiento del primero de los mandamientos y del otro su ala política pasa de agache sobre la vulneración de los derechos fundamentales de aquellos ciudadanos por parte de la iglesia que es su dueña, ama y señora. Entonces, dónde quedaron ¿”… la defensa de la dignidad humana… el fortalecimiento del orden constitucional y legal…”?

La dicha iglesia debería perder la personería jurídica ante el Estado. Nadie en Colombia puede estar por sobre los postulados de la carta política y el MIRA recibir rejones de castigo en las venideras elecciones.

Tiro al aire: Piraquive corre el riesgo, de pronto cierto, de llegar al infierno coja, manca, tuerta…

FRANCISCO GALVIS RAMOS  Abogado y comentarista en internet.
FRANCISCO GALVIS RAMOS
Abogado y comentarista en internet.

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.