PAPA FRANCISCO VERDE

Miserando Atque Eligendo

Durante siglos, se ha considerado al Medio Ambiente y al Desarrollo Sostenible como elementos no primordiales para la Religión Católica. Basta con leer la Biblia para constatarlo; desde la quema de la zarza cuando Dios le habló a Moisés, los sacrificios de animales y árboles para alabanzas, y demás maldiciones; hoy en día, aún muchos poderosos de sotana consideran que las Iglesias Físicas deben levantar su magnificencia a costa de arrasar millones de hectáreas de reservas forestales sin asumir las consecuencias, para la muestra, las famosas localidades quiteñas que abundan en la región. Hasta las cruzadas, que supuestamente eran para aquietar los ímpetus pecadores de comunidades consideradas paganas en la Edad Media, en realidad eran una orgía de sangre, sudor y lágrimas, gracias a las alianzas mezquinas entre pontífices y monarcas, ávidos de dinero y poder, que lo compartían en bacanales, donde se consideraba al latín como la clave morse para dichas atrocidades. A propósito, ¿porqué aún no se abren los archivos del silencio de los papas Benedicto XV y Pío XII sobre las dos guerras mundiales?, ¿Cuál fue la verdadera razón que llevó a Juán Pablo II a obsesionarse contra la ideología izquierdista?, ¿porqué Camilo Torres y Manuel Pérez, fundadores del ELN, arrasaron con bosques tropicales colombianos? Ni modo de preguntar en el Vaticano, hay quienes consideran esto un sacrilegio, ¿cierto Inquisidor, perdón, Procurador Ordoñez?

Desde el 12 de febrero de 2013, cuando Joseph Ratzinger, más conocido como Benedicto XVI, un hombre que se sabe de memoria todo el poder y el enramado dentro de la Basílica de San Pedro, decidió renunciar porque la presión de los escándalos sexuales, financieros y políticos del catolicismo le estaban haciendo huella en su estado de salud. Llegó el cónclave con más interrogantes que respuestas, y el 13 de marzo siguiente, llegó el Habemus Papam. Decían que el cargo estaba entre Tarcisio Bertone y Angelo Escola, dos cardenales italianos, con ideología casi musolinística, donde nadie tiene derecho a nada, solo habían deberes dolorosos y de sumisión. Pero no, surgió un palo que nadie esperaba, el designado fue el Cardenal Argentino Jorge Mario Bergoglio, quien tomó el nombre de Francisco (en honor a San Francisco de Asís, famoso por sus votos de pobreza y por ser el patrono de los animales). Es aquí donde la historia de la religión cambió por completo en su actitud hacia el pueblo, la flora y la fauna.

Empezando por el lema de su papado; Miserando Atque Eligendo, que en términos de por acá, significa que fue elegido por el Señor con Misericordia. Y ha puesto en práctica a rajatabla este término, incluso desde Argentina; donde le dio duro desde la catedral primada a los Kirchner por sus excesos politiqueros. Nada se le escapaba, y solo, cuando se fue a vivir a la Ciudad Eterna, Doña Cristina descansó en algo. Expulsó a un religioso, quien estaba refugiado en pleno Vaticano, para evadir investigaciones y condenas por abusos sexuales contra menores de edad. Así mismo, puso a poner a otros cuantos la cara por casos así y otros delitos; no se pone las zapatillas de terciopelo y oro reservadas para el Sucesor de San Pedro, se pone sus viejos zapatos negros, no tiene inconveniente en saludar a la gente con la mano, cargar niños, cantar y hasta bailar en sus homilías, hablar con sencillez sobre los deberes y las responsabilidades habidas y por haber, mostrando que la religión no es una imposición, sino alguien con quien se puede tener diferencias, pero que se puede convivir y hablar.

Aclarando que el autor, si bien es cierto, viene de familias con listados de religiosos y religiosas por doquier, no es muy apegado a los ritos cristianos, ni nada por el estilo. Si quiere es llamar la atención sobre el Mensaje Claro del Papa Francisco en su encíclica Laudato Si, considerada como el mayor acercamiento de los hijos de Dios hacia la Naturaleza. Pensar que esto se ve como una contradicción hacia los intereses más ultracatólicos, ya que se encuentran maculados, o manchados, de las grandes multinacionales que quieren dejar sin el verde al planeta Tierra. Para la muestra, la extinta Caja Vocacional en cabeza del nefasto Monseñor Abraham Gaitán Mahecha, y del Banco Ambrosiano, que le costó la vida a Juán Pablo I. Volviendo a la encíclica, es la valoración que se da a la transición a una Comunidad Ambiental y Sostenible, tolerante con las demás ideologías y religiones, deponiendo intereses particulares y trabajando por los comunales.

«Cuando no se reconoce (…) el valor de un pobre, de un embrión humano, de una persona con discapacidad, difícilmente se escucharán los gritos de la misma naturaleza». Se puede leer en unos de sus apartes, y es la mejor definición de que el ser humano viene y va hacia la naturaleza, su fuente original. Se puede deducir, que El Papa está anteponiendo el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible, sobre la Ortodoxia Católica.

PD1: ¿Porqué sacaron a Liliana Rendón, si era buena fhüribista y amiga del todo vale?

PD2: No a las fumigaciones aéreas con glifosato en el Catatumbo.

About the author

Pedro José Rivera Giraldo

Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (Nuevo Petroides), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.