Modelos mentales de una organización

Entrando al nuevo siglo XXI donde la vertiginosa carrera por el desarrollo de tecnologías, ciencia e industrias son cada vez más grandes y competitivas. Es necesario hoy, más que nunca hablar de las organizaciones y sus modelos de pensamiento pasados, actuales y futuros.

Sin embargo, antes de abrir esta exposición me gustaría que dejáramos en claro el concepto del cual profundizaremos, ya que podría verse atrapado por significados subjetivista y abstractos.

Para eso me encantaría que hoy mi querido lector(a) pudiéramos ver este modelo desde la siguiente gráfica.

Gráfica Nº6

Si bien la idea de pensamientos y el estudio de los mismos a recorrido por siglos la esfera humana, poco o nada se ha tratado de ellos dentro del área corporativa o industrial. Los pensamientos de un individuo suelen variar con tanta rapidez como el paso de los segundos en un reloj, esto causa diferentes efectos dentro de sus actuaciones, decisiones y comportamientos, si notamos en la anterior figura podremos ver que hay una gran variedad de pensamientos, ninguno de ellos positivo o negativo desde su clasificación, ya que esta asignación moral solo se podría dar luego de su gestión, acción y resultado.

Por lo anterior debemos tener en cuenta que las organizaciones están compuestas de personas y esas personas están sujetas a una asignación corporativa que intentará, crear una homogenización de pensamiento que lleve a los resultados o por el contrario como los conocidos desequilibrios mentales, se conviertan en fracasos y bancarrotas.

Los modelos mentales de una organización del pasado

El principio del siglo XX trajo consigo la gran industrialización occidental a gran escala, nuestros amigos Ford, George Eastman o Charles Francis Brush entre otros, recogieron varios de los principios conocidos de los terratenientes del monopolio dejados en el siglo XIX. Y emprendieron la carrera por una masificación y estandarización de sus procesos que los llevo a la alta racionalización de sus organizaciones.

Las mediciones, el cálculo, la eficiencia y la predictibilidad tomaron una gran relevancia. Esto no se, si consciente o inconscientemente comenzó a crear un modelo de pensamiento en la industria llamado piramidal o jerarquización, y aunque este modelo ha existido en toda la historia humana, las corporaciones pudieron llevar esto a otro nivel.

La idea de la sujeción de una responsabilidad a una solo cabeza visible que llevaría el timón de toda la organización y por el cual pasaría cualquier decisión, motivo o acción, esta estructura fue tomando cada vez más fuerza y luego de muchas décadas llego la resistencia, sin lugar a dudas el abuso de mando, el capitalismo voraz , las condiciones de mercado y la alta desigualdad fueron efectos que permitir la estadía de una sola voz  casi divina para las industrias, el obrero claramente se dio cuenta de la poca estimación que tenía desde los más altos niveles de la empresa y la sobrecarga que dio paso a el enriquecimiento masivo de las puntas y el inconformismo en las bases , y aunque cabe notar que este modelo amplio el acceso a recursos que antes no se contaban y permitió que la clase media surgiera, también abrió el campo de la necesidad de influencia de otro tipo de mando por parte de los jefes de las compañías, ya que muchos obreros se dieron cuenta que su capacidad y habilidades no estaban siendo aprovechadas y por el contrario se desperdiciaba grandes cantidades de talento dentro de la industria.

Esto nos da el paso a Los modelos mentales de una organización del presente

Para el siglo XXI y la revolución del 4G presente ahora de tantas formas en la industria, hemos de resaltar la gran relevancia que ha tomado la información como protagonista de la Era, aún muy por encima del poder capital , la DATA, incursionó con la internet permitiendo que las nuevas empresas lograran desarrollar sus procesos de forma más eficiente, sin embargo , el liderazgo piramidal de siglo XIX Y principios del XX aun nos persigue como una carga casi adherida al pensamiento de las empresas , esto ha creado grandes problemas de estancamiento,  ya que la tecnología ha dejado claro que la distribución del liderazgo para hacer más eficiente las compañías presentes debe ser más democrática e inclusiva, dejando muchas veces atrás el papel protagónico de un mesías corporativo y siendo mucho más intuitivos en la elección de modelos de liderazgo más adaptados por la pericia, capacidad de relacionarse, creación de conexión y por supuesto generadores de visión.

Al dejar claro el modelo mental corporativo presente que aun hoy  mientras escribo estas líneas sigue teniendo gran resistencia casi obstinada y necia por parte de muchos directivos y empresarios, no cabe duda de que el futuro se dibuja mucho más optimista para cualquier persona común con destrezas y habilidades que logren generar dinámica, entornos deseados por otros y motivación para actuar en pro de una visión empresarial desde cualquiera nivel de las empresas, lo que llamaría Robín Sharma: “Líderes sin cargo” personas con alta efectividad y competencia, no solo intelectual sino relacional

Los modelos mentales de una organización del futuro

Se ha puesto de manifiesto para el futuro la tecnología 5G, que aumentará la velocidad en las formas de transmitir y comunicarnos por todo el mundo, todo esto va a causar una gran proporción de industrias que trabajarán desde los campos virtuales , donde el liderazgo tendrán un papel muy importante  si se adhiere una sabiduría y tenacidad por unir desde diferentes puntos  o localidades geográficas de trabajo una fuerte convicción y persuasión de la misión a desempeñar, lo cual demandará de muchos líderes en diferentes áreas y sectores de las compañías.

Pasaremos de una pirámide a una red de liderazgo e influencia que incrementará la posibilidad de que nuestros mismos empleados puedan llegar hacer, en algún momento nuestras principales competencias.

Me anima ver este modelo futuro que todos deberíamos abrazar, sin egoísmo, por el contrario, este es el momento para empezar a invertir en nuestro talento humano, que pase de un modelo de obrero automatizado a un líder que crea y maximiza los resultados sin importar el área o cargo que desempeñe. Donde los pensamientos divergentes y multiformes hagan parte de toda una industria sin ningún tipo de exclusión.

About the author

Alvaro Jorge Acosta Peña

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.