Opinión

Medidas de Quintero frente al covid19 son analizadas por propios y extraños

Las medidas para prevenir el COVID19 tomadas por el alcalde de Medellín Daniel Quintero Calle tienen dividida a la opinión pública  y si bien son más los aciertos que las posibles fallas que  presentan las mismas, existen circunstancias que  vale la pena analizar.

En primer lugar es necesario destacar que desde el momento de la aparición de  contagiados por el coronavirus, el burgomaestre decidió junto con el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo, declarar la Calamidad Pública y Emergencia Sanitaria en Medellín,  permitiéndole disponer de recursos considerables para tomar decisiones y poder atender todo lo relacionado con la pandemia.

Si bien esta declaración era más que necesaria y obvia, tiene un alto riesgo por la inmediatez de tener que tomar del erario público dineros para contratar,   llegando al punto de hacerlo sin control como lo han planteado algunas denuncias. El concejal  Alfredo Ramos manifestó por ejemplo en medios de comunicación,  del salto en los  procedimientos  contractuales e incluso ser formalizados a dedo.

Aunque existen ciertas denuncias y ruidos generados en la prensa, es satisfactorio conocer que gracias a la unión de Carlos Felipe Córdoba, Fernando Carrillo y Francisco Barbosa,  se han realizado contundentes procesos que van incluso con emisión de órdenes de captura contra diez alcaldes del país.

La manera como la Fiscalía General de la Nación viene actuando no solo de forma rápida sino efectiva en la protección de los recursos públicos, indica en el caso especial de Medellín, que la administración de Quintero viene cumpliendo con su deber de funcionario público en el cuidado del erario.

Hablar de más aciertos en el manejo y control de esta pandemia, es destacar de igual manera la campaña denominada Donatón por Medellín, la implementación de gerentes por comunas, el uso de la información para reducir la incertidumbre del coronavirus, entre muchas otros.

Llama la atención eso si las medidas que se han tomado para la reapertura de algunos centros comerciales como Oviedo, Gran Plaza y el Mall de la Frontera, los cuales deberán someterse a estrictos protocolos de cuidado y prevención del COVID19 para quienes los visiten. Lo curioso de este procedimiento que es una exigencia de la actual administración de  Daniel Quintero, es que Monterrey que paradójicamente es el sitio de Medellín donde se concentra la venta de  tecnología en este tipo de espacios de la ciudad, abrió de nuevo sus puertas desde hace ya varias semanas,  permite el ingreso de público tan solo con la toma de la temperatura, con la rigidez del pico y cédula más no con las exigencias que le han hecho a sus similares,  las cuales apenas están abriendo sus locales.

Otro punto para analizar es el reinicio de un escenario de reapertura con movilidad masiva lo que implicaría un aumento vehicular,  conllevando por lo tal al regreso del pico y placa y al aumento por las mismas circunstancias que genera el alto flujo,  de un regreso a los niveles de contaminación en el Valle del Aburrá ¿Qué medidas tomará  Daniel Quintero frente a este tema?

Medellín se ha convertido en modelo y ejemplo nacional y  de otras partes del mundo en el manejo y prevención   del COVID10 y por ello de ahora en adelante cualquier medida que tome nuestro Burgomaestre,  son  observadas y analizadas por propios y extraños.

Esto fue escrito por

Mauricio Correa Taborda

Trabajador Social, Comunicador Social Periodista. Especialista en Estudios Políticos. Magíster en Gobierno. Estudiante de doctorado en Estudios Políticos

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.