Cultura Selección del editor

Medellín, ciudad lectora

Medellín es una ciudad que tiene una apuesta política por la lectura, la escritura y la oralidad (LEO), y cuando hablo de apuesta política, es porque hace más de 15 años tiene un presupuesto, un equipo y varias iniciativas para el fomento, promoción y fortalecimiento del sector LEO; incluso se puede hablar de más años atrás, con los primeros Planes de Desarrollo Cultural.

Gracias al largo aliento en inversión y promoción, hoy nuestra ciudad es la “más lectora” del país, cifras que arroja la última Encuesta Nacional de Lectura, realizada por el Ministerio de Cultura, Ministerio TIC y el Dane en 2017; tenemos el segundo encuentro más importante del país: nuestra Fiesta del Libro y la Cultura, que llega a su decimocuarta edición este año (y por supuesto será bastante distinta a las anteriores por tiempos de contingencia Covid 19); el Fondo Editorial de la Secretaría de Cultura con más de 160 títulos publicados; y cientos de escritores y escritoras locales, becadas para su desarrollo creativo literario.

En Medellín Futuro creemos en la importancia de mantener y fortalecer esta apuesta y por eso, desde el Programa de Gobierno hasta el recién aprobado Plan de Desarrollo, es clara la continuidad de las buenas prácticas y espacios para la lectura, la industria editorial, la creación literaria y, en general, de la difusión de las prácticas culturales del ecosistema LEO. Así vamos en estos primeros seis meses de Gobierno:

– Desde el 3 de enero, a las 3 de la tarde, abrimos nuestras unidades de información para el funcionamiento todo el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín; por la dimensión de este proyecto es un gran reto, y aquí quiero resaltar a la Biblioteca Pública Piloto (BPP),  al ser el corazón administrativo Sistema, con su gran aporte y destreza administrativa.

– Abrimos la Casa de la Literatura San Germán, que es la unidad número 35 de nuestros Sistema de Bibliotecas. Allí encontramos la primera etapa lista (obra realizada por obligaciones urbanísticas) pero vacía, decidimos entonces abrirla con una dotación básica, para que estuviera abierta a la comunidad vecina y a toda la ciudad, donde ya tenemos un público que empieza a crecer. A finales de este año podremos tenerla completamente dotada.

– Presentamos a Ana Piedad Jaramillo, nuestra apuesta para dirigir un componente vital de la Subsecretaría, los Eventos del Libro: Feria Popular Días del Libro, la Parada Juvenil de Lectura y la Fiesta del Libro y la Cultura.

– Estímulos para el Arte y la Cultura en el área de “Apropiación social del Patrimonio”, con un récord de participación. Ya adjudicamos las 10 ganadoras y están listas para empezar a trabajar durante en sud desarrollo durante el segundo semestre.

– Nos adaptamos en tiempos de contingencia, y al cerrar nuestras infraestructuras físicas en marzo, decidimos y apostamos por una gran programación virtual y telefónica durante la cuarentena, con actividades como: Lecturas Telefónicas, Charlas de la Tarde, Mil maneras de recorrer Medellín sin salir de casa, Planes caseros de lectura, entre muchos otros, que hoy cuentan con importantes cifras: 30.000 llamadas telefónicas y más de 300.000 personas alcanzadas en fomento de lectura.

– Desde el primer momento del cierre del comercio, abrimos un espacio de diálogo con los libreros y librerías de la ciudad para acompañarlos en el duro momento económico: lanzamos la campaña “Compra libros, Salva Una Librería” para apoyar al sector durante la contingencia, que ha reportado un buena apoyo en los lectores de la ciudad en compra de bonos y de libros. Podemos decir con orgullo, que aunque con muchas dificultades, que las librerías de la ciudad han sobrevivido y trabajan en adaptarse a las nuevas realidades. Muchas de ellas ya están abiertas nuevamente al público.

– Campaña “Todos los días son Días del Libro”, como preámbulo de la Semana del Libro y el Idioma en abril, con variada programación; campañas de apoyo al sector, charlas y espacios de conversación alrededor de diversos temas. Además, la 14.ª Feria popular Días del Libro, realizada en mayo en un formato distinto: una plataforma que ilustraba el barrio Carlos E. Restrepo (espacio tradicional para este evento), donde estaban nuestros túneles comerciales, los espacios culturales y los auditorios. Cerca de 200.000 visitantes se conectaron desde su casa con escritores, ilustradores, investigadores y artistas, entre otros. Y lo más importante: la presencia de 116 librerías y editoriales locales, que facturaron cerca de 65 millones de pesos en ventas.  Pronto tendremos la Parada Juvenil de Lectura, el 11 y 12 de julio.

El balance durante tres meses de cuarentena son muy satisfactorios: todos los usuarios en nuestras redes sociales aumentaron considerablemente: alcanzamos los cerca de 300.000 seguidores; se ha incrementado las visitas a nuestras páginas web (Sistema de Bibliotecas, Fiesta del Libro y Memoria y Patrimonio) y nuestros canales de YouTube alojan gran parte de nuestra producción de contenidos. Nos preparamos para la reapertura gradual de nuestros servicios en el Sistema de Bibliotecas, la Piloto y el Archivo Histórico.

Medellín es y seguirá siendo una ciudad lectora, tenemos el compromiso, el equipo, las ganas, y lo más importante: un ecosistema vibrante y un público especial: lectores, autores, editores, ilustradores, bibliotecarios, académicos, entre otros muchos personajes que hacen de esta ciudad, un libro para leer una y otra vez.

 

Esto fue escrito por

Sebastián Trujillo Osorio

Comunicador social y periodista; especialista en gobierno, gerencia y gestión pública. Asesor en desarrollo de proyectos; gestión cultural; comunicación, marca y estrategia. Se desempeñó como Ejecutivo de Mentalidad y Cultura de iNNpulsa Colombia, y Líder de Comunicaciones de Gobierno Digital del Ministerio TIC.
Actualmente, Subsecretario de Bibliotecas, Lectura y Patrimonio de la Alcaldía de Medellín.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.