Medellín la ciudad región del Valle de Aburrá

     

“En 2026 queremos ser una región global, competitiva, sostenible, incluyente, reconocida por su ecosistema de innovación, nivel de conocimiento, alta calidad de vida, desarrolladora de nuevos negocios e iniciativas, con un tejido empresarial de alto valor agregado”.


La anterior frase describe la visión que se diseñó para la región del valle de Aburrá y la ciudad de Medellín desde el prospecto: territorial, económico, social, sostenible y empresarial desde la Alcaldía de Medellín, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA), la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia y la Gobernación de Antioquia con el propósito de posicionar al largo plazo a la Región Metropolitana a nivel global de manera estratégica.

La Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia en convenio con la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia publicaron un documento (2020) donde se analiza las variables socioeconómicas, culturales, territoriales y ambientales de las dinámicas de estas dimensiones en este espacio territorial y como se convierten en grandes activos para la conformación de la Ciudad región del Valle de Aburrá. Esta columna de opinión toma como punto de partida la información que se presenta en tal informe y se analiza algunas dimensiones y aspectos importantes en la conformación de la región Medellín y Área Metropolitana.

En primer lugar, se identifica que el Valle de Aburrá se localiza en la zona centro-sur del departamento de Antioquia, en medio de la cordillera Central de los Andes. Esta subregión está conformada por tres zonas: norte, cuyos municipios pertenecientes son Barbosa, Girardota, Copacabana y Bello; centro, conformada por el municipio de Medellín, y sur, integrada por los municipios de Itagüí, Envigado, La Estrella, Sabaneta y Caldas. En total la subregión tiene una extensión de 1.158 km² y 75 kilómetros de longitud y está limitada por dos altiplanos: San Pedro, en el occidente, y San Nicolás, en el Oriente antioqueño. (Área Metropolitana del Valle de Aburrá, 2021).

De acuerdo a información sobre población del DANE, el Valle de Aburrá al año 2021 contaba con 4,1 millones de habitantes, de los cuales 62,5 % corresponde a Medellín, seguido por los municipios de Bello, Itagüí y Envigado que, de manera unida, representan 26,7 % del total. En Medellín y el Valle de Aburrá se puede observar un predominio alto de habitantes asentados en la zona urbana (95,1 %) en comparación con la zona rural (4,9 %). Los municipios con mayor concentración en el área urbana son Medellín (98,3 %), Bello (97,2 %), Envigado (96,8 %) e Itagüí (91,8 %), mientras que Barbosa (45,5 %) y Girardota (58 %) registran un menor rango de concentración.

Un dato importante demográfico importante es que un 53 % de la población del Valle de Aburrá corresponde a mujeres y 47 % a hombres. De acuerdo a información, según grupos etarios, 41,4 % de los habitantes tiene entre 15 y 39 años y 26,1 %, entre 40 y 60 años; 17,6 % son menores de 15, y 14,8 %, mayores de 60; lo que manifiesta un alto porcentaje en edad de trabajar, y derivado de ello, altas demandas por empleo.

Índice de Calidad de Vida.

El Valle de Aburrá es una de las subregiones del departamento con el mejor Índice de Calidad de Vida (ICV) promedio para los hogares (72,46), superando en 3,24 puntos el del departamento (69,22). Comparado con los resultados de 2017, se afirma que no hay un cambio significativo en la calidad de vida de los hogares debido a que se detalló una disminución leve del 0,45 %.

Según los datos que arrojó el informe expedido por la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia; por municipios, se resalta el comportamiento del ICV en los municipios de Envigado y Sabaneta, los cuales obtuvieron un Índice superior a 75; seguidos por Medellín e Itagüí con resultados ligeramente superiores al promedio de la subregión. Los territorios con el más bajo ICV en el Valle de Aburrá son Bello y Barbosa.

Sobre los indicadores de pobreza, el Valle de Aburrá es la subregión de Antioquia con mejor desempeño respecto al porcentaje de personas por debajo de las líneas de indigencia y de pobreza. Muestra resultados significativamente inferiores frente al promedio departamental; lo mismo sucede en cuanto al porcentaje de hogares con al menos una necesidad básica insatisfecha.

Características Económicas y tributarias. 

“Una de las características a analizar para conocer las potencialidades económicas de un municipio o una subregión es su capacidad para generar recursos propios, y más específicamente, los ingresos tributarios. Cuando se revisan las cifras de impuestos Predial o de Industria y Comercio para el Valle de Aburrá, se encuentra que participa con 75,6 % del recaudo de impuesto Predial y 78 % del de Industria y Comercio; lo cual da una idea de la importancia regional de su economía en comparación con las restantes ocho subregiones del departamento.

Según las ramas de la actividad económica, un poco más de dos terceras partes del valor agregado de Medellín y el Valle de Aburrá se concentra en cinco actividades: comercio, restaurantes y hoteles, y transporte; industria manufacturera; administración pública, servicios de educación y salud; actividades inmobiliarias, y actividades profesionales, científicas y técnicas. Esto muestra una marcada vocación económica de la subregión hacia labores de servicios y manufactura. La subregión de Medellín y el Valle de Aburrá concentra, mayoritariamente, la generación del valor agregado departamental en nueve de las doce ramas de la actividad económica, en especial en actividades financieras y de seguros (91 %); comercio, restaurantes y hoteles, y transporte (88,6 %); industria manufacturera (77,4 %), y actividades inmobiliarias (76,8 %). Y tiene una baja participación en la generación de valor en los sectores minero (2,3 %) y agropecuario”. (Documento perfil socioeconómico del Valle de aburrá, Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia)

Aunque el sector de manufactura ha bajado su participación en la economía del Área Metropolitana, como resultado de la emigración de empresas hacia otras subregiones del departamento y del país, el sector industrial sigue teniendo un valor importante. En el contexto nacional, Medellín y el Valle de Aburrá representaron en 2019, según datos de la Encuesta Anual Manufacturera del DANE, el 14,5 % del valor agregado de la industria nacional, 13,5 % de su producción y 20,3 % del personal ocupado en este sector. En la región, 70,6 % del valor agregado de la actividad manufacturera es explicado por once grupos industriales.

La Estrategia clúster.

En Medellín y el Valle de Aburrá se viene desarrollando hace más de quince años una estrategia de progreso productivo, que se cimenta en el afianzamiento y especialización de las actividades económicas asociadas a seis clústeres estratégicos, ellos son: Moda y fabricación avanzada, Energía sostenible, Turismo de negocios, Hábitat sostenible, Negocios digitales y Medellín Health City. Alrededor de estos, el sector público en trabajo conjunto con el sector privada de la ciudad realiza esfuerzos, de manera sistemática – integral, para obtener el desarrollo competitivo de su tejido empresarial, por medio de la innovación y el acceso a nuevos y mercados globales.

“En 2017, en Medellín y el Valle de Aburrá, mediante un proceso liderado por la Alcaldía de Medellín y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, se establecieron las áreas estratégicas de especialización productiva para la ciudad-región, las cuales van más allá de los clústers y abarcan nuevas actividades económicas que se destacan por su alto contenido de conocimiento y el potencial para agregar valor a través de la innovación y la incorporación de nuevas tecnologías”. (Documento perfil socioeconómico del Valle de Aburrá, Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia)

Dichas áreas son: medicina avanzada y bienestar, industria sostenible e inclusiva, territorio verde y sostenible, y región inteligente; cada una de ellas con nichos de negocios claramente definidos.

El Turismo un sector estratégico.

Este es un sector estratégico que ha venido aportando significativamente al desarrollo de la región en la conceptualización de nuevas formas de planificar el territorio de manera diversificada, y fijando apuestas conjuntas y complementarias.

El Valle de Aburrá presenta una delimitación natural y espacial en cuanto a la oferta y promoción turística, de acuerdo al informe de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, que son:

  • En la zona sur se ha establecido un enfoque hacia la práctica del turismo de naturaleza, que depende de las extensas reservas naturales de La Romera, el Salado y el Alto de San Miguel. Se han implementado planes de aviturismo, trekking y senderismo, entre otras prácticas.
  • En la zona central, posee mayor relevancia el desarrollo del turismo cultural, aprovechando los grandes recursos que se poseen lugares distintivos como la Casa Museo Otraparte, el Parque de la Memoria, la Red de Museos de Medellín y el sector cultural de Bello.
  • En la zona norte se realiza una nueva forma de hacer turismo ya que las condiciones del territorio facilitan la práctica de deportes de aventura. Algunos de los sitios acorde para ello se encuentran en el corregimiento de San Félix, en Bello, y en el Alto de Matasanos, en Barbosa, los cuales vienen registrando un alto crecimiento de reconocimiento en ese tipo de actividades.

Ventajas para la conformación de Medellín la ciudad región.

De acuerdo a información del Consejo Territorial de Planeación de Antioquia, Universidad de Antioquia, Gobernación de Antioquia para el año 2020), se han identificado las siguientes ventajas y factores que potencializan la consolidación de Medellín la ciudad Región Metropolitana:

  • Es muy importante indicar que la zona Metropolitana posee los más altos ingresos fiscales y tributarios que le permiten una mayor inversión en el desarrollo, políticas públicas y programas de impacto social.
  • En esta zona Metropolitana se Implementan políticas públicas que promueven la ciencia, la tecnología y la innovación lo cual es un plus muy significativo; de hecho, Medellín hace poco fue designado Distrito de innovación, orientando estratégicamente la región hacia una economía del conocimiento (clúster, innovación, Cuarta Revolución Industrial, emprendimiento, entre otras).
  • Existe un afianzamiento del corredor multimodal de transporte y movilidad del río Medellín-Aburrá, que contiene con un sistema integrado de transporte que correlaciona al Valle de Aburrá con el resto del departamento y del país en las direcciones sur-norte y oriente-occidente, lo cual es muy importante.

Factores a considerar.

La mayoría de dichos factores y desventajas coinciden con aquellos identificados en procesos de planificación del territorio, entre los que se destacan:

  • Existen dificultades para la integración del Valle de Aburrá con la región central de Antioquia y con las subregiones contiguas: Suroeste, Oriente y Norte, principalmente.
  • Preocupa la Insostenibilidad ambiental y incremento monstruoso de cargas contaminantes hídricas, atmosféricas, agotamiento de suelos, disminución de la vegetación y cargas significativas de residuos sólidos, tóxicos y tecnológicos.
  • Igualmente preocupa el conflicto social asociado a los fenómenos de inseguridad intra -urbana y rural que se ha extendido en toda el área del Área Metropolitana, los efectos del desplazamiento poblacional en otras regiones, el propio desplazamiento interno y la incidencia de las actividades ligadas al narcotráfico en la región metropolitana.

 

About the author

Julio González Pico

Politólogo interesado en investigación en temas sociales en Medellín

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.