Opinión Selección del editor

Medellín en Covid, de ejemplo a espejo de su misma realidad

“¿Qué ocultan tantas luces navideñas?”.

Andrés Rábago, “El Roto”

Cuando se cumplían dos meses del inicio de los casos de COVID-19 en el país y en la ciudad, Medellín era exaltada como ejemplo nacional e internacional en el manejo de la pandemia. Medios internacionales como The Economist o The New York Times, y los principales medios nacionales, así como varios de los prolíficos webinars, se interesaron en conocer cómo la ciudad lograba mantener las tasas más bajas de contagio y casi ausencia de muertes por esta causa. Por estos días, sin embargo, no solo su mismo alcalde se ha contagiado sino que el elevado número de casos y la alta demanda de unidades de cuidados intensivos tiene a las autoridades a punto de declarar la alerta roja y solicitando ayuda externa con profesionales calificados en su manejo.

Efectivamente, la ciudad de Medellín presentó su primera confirmación de Covid-19 el 9 de marzo del presente año. Cuatro días después se expidió el decreto 0364, por el cual se adoptaron medidas de prevención y contención específicas para la ciudad por causa de la pandemia. Durante este primer mes de COVID en la ciudad, se presentaron 56 casos; 2,5 diarios en promedio. En abril, con 201 casos, el promedio subió a 6,7, ritmo que prácticamente se sostuvo en mayo con 226 casos y un promedio diario de 7,2. Detallando los casos día a día, en marzo, el día 23 se presentó el mayor número de casos con un total de 12 y en abril el mayor número se presentó 14 días después (el día 7 con 19 casos).

Esta situación de contención de la pandemia, motivó que los gobiernos nacional y municipal, tomaran la ciudad como centro piloto para la reapertura económica del país. Así, el 1 de junio se reabrieron los centros comerciales, el 8 el resto del comercio y el 19 como en todo el país, se vivió el día sin IVA y precisamente, a partir de ese mes el cambio se hizo muy notorio. En Junio los casos se multiplicaron por 7 (1.539 en total) y en julio fueron 9,5 veces los de junio (14.546), observándose así una pendiente que hace olvidar la sensación de seguridad y confianza del inicio.

Grafico 1. Casos diarios de COVID 19 en Medellín. 09 de marzo a 31 de julio de 2020

Fuente:Gráfico construido por los autores con base en los datos de MEData- Alcaldía de Medellín

Así como se observa una diferencia de 14 días entre los mayores casos de marzo y abril; 15 días después (23 de junio) de la apertura del comercio (8 de junio), se presentaron 135 casos, la cifra más alta de ese mes y 15 días después del día sin IVA fue la primera vez que se superó la cifra de 200 casos en un día  (4 de julio, 227 casos) y15 días después esa cifra se multiplicó por 4 (julio 21; 901 casos) siendo el 27 de ese mes el día de mayor número de casos del período, con 1030.

No obstante, como lo revelan para el país el Amazonas[1] y Tumaco[2], lejos de ser una situación uniforme en la ciudad, cual espejo de Byung-Chul Han, esta devela nuestras inequidades sociales. Al respecto, al mirar un indicador global como el Índice Multidimensional de Condiciones de Vida-IMCV, vemos que mientras las comunas El Poblado y Laureles tienen valores de 75,48 y 70,38 respectivamente (los valores van de 0 a 100) y solo cinco superan los 50 puntos, 16 comunas (11 urbanas y 5 rurales) presentan valores debajo de ese punto medio, como la comuna El Popular, con 34,77 y la comuna Santa Cruz con 36,89.

Adicionalmente, las dos comunas de menor IMCV tienen un promedio de personas por vivienda de 3,71 y 3,78 en construcciones pequeñas, mientras que en las dos de mayor valor de IMCV, el promedio de personas por vivienda es de 2,69 y 2,98 y en viviendas de mayor tamaño.

La cobertura con acueducto es de 92,7% y 95,2% en las dos comunas de menor IMCV y en las de mayor valor, es del 98,7% y del 99,8%. En igual sentido, la cobertura de alcantarillado es del 84.6% y 87.2% en las primeras y del 97,8% y 99,4% en las segundas. Finalmente la tasa de desempleo es de 14,1 y 11,3 en las de menor IMCV en tanto que en las dos de más alto son de 5,1 y 7,1.

Así, al comparar la evolución de la pandemia en las comunas urbanas, agrupándolas por cuartiles según el valor del IMCV, se observa en primer lugar que en el 25% de las comunas de más alto IMCV (Comunas 11, 12, 14 y 16) se presentaron un total de 3.074 casos, mientras que en el 25% de las comunas de más bajo IMCV (Comunas 1, 2, 3 y 4) se presentaron 1.188 casos más, hasta el 31 de julio, es decir, 4.262 casos en total.

Adicionalmente, el gráfico 2, donde se comparan las curvas de las comunas El Popular (más bajo IMCV) con  y El Poblado (Más alto IMCV), se muestra que el empinamiento de la curva se hace a expensas de la población de más bajas condiciones de vida.

Grafico 2. Casos comparados comunas de IMCV más bajo Vs. Comunas con IMCV más alto

Fuente: Gráfico construido por los autores con base en los datos de MEData- Alcaldía de Medellín

Como era de esperarse, la apertura económica combinada con la decisión de no soportar a la población en sus necesidades primarias con recursos públicos y el equivocado intento de canalización de grandes recursos por la vía de un sector financiero rígido y sustancialmente insolidario, saca a las calles y obliga a exponerse al riesgo de contagio a quienes no tienen empleo, tienen que buscar el sustento diario para sus familias, viven en condiciones de hacinamiento y tienen menos garantías de agua potable y saneamiento básico. En esas condiciones, las propias medidas de aislamiento social y de higiene, parecen escoger los mejores barrios y las mejores familias. Así, nuevamente, frente al COVID somos iguales, pero hay unos más iguales que otros.

 

Por: Román Restrepo Villa

       Sofía Zapata Henao


[1]Restrepo, R. y Zapata, S. “Tumaco: Frontera, exclusión, olvido y COVID. Porque las Vidas Afro e Indígenas también importen en Colombia”. https://bit.ly/2ZCCFsS

[2]Restrepo, R. y Zapata, S. “Se busca otro Gabo, para narrar al Amazonas en Covid…” https://bit.ly/30SXsKR