Opinión

Lo que tiene para ofrecernos la nueva versión del Sisbén

El Sisbén es un sistema de diagnóstico implementado en Colombia a partir de 1995 que ha facilitado la identificación de potenciales beneficiarios de programas sociales y su acceso a estos, lo que ha permitido clasificar a la población de acuerdo con sus condiciones de vida e ingresos. Esta clasificación se ha utilizado para focalizar la inversión social y garantizar que sea asignada a quienes más lo necesitan, pero esta metodología se ha visto limitada por las dimensiones previstas para su análisis y eventual diagnóstico, ya que llega a una clasificación cuantitativa de quienes son o no población en condición de pobreza, y tratando esta categoría de manera homogénea, ha privado a muchísimas familias de un reconocimiento socioeconómico real.

Medir la pobreza requiere la atención de más de un aspecto a tener en cuenta, no es suficiente medir el ingreso individual/familiar y los bienes materiales transitorios o patrimoniales que posee una persona, ya que la pobreza no se ve reflejada exclusivamente por medio de ingresos. Además de esta dificultad para reconocer a la población que requiere verdaderamente las ayudas que ofrecen los programas sociales, esta clasificación tiene muchos vacíos que facilitan la falsificación de información suministrada por medio de las visitas domiciliarias realizadas a los encuestados.

Con el fin de eliminar estos obstáculos, se propone el análisis de otros aspectos que logren reflejar de forma más precisa las necesidades de la población, por esto, El Gobierno de Colombia y El Departamento Nacional de Planeación, implementan una cuarta versión del Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales, lo que significa que ya no existirá un puntaje de 0 a 100 sino una nueva clasificación que ordena la población por grupos, asignada de la siguiente manera.

  • Grupo A: Pobreza Extrema. (Población con menor capacidad de generación de ingresos)
  • Grupo B: Pobreza Moderada. (Población con mayor capacidad de generar ingresos que los del grupo A)
  • Grupo C: Vulnerable. (Población en riesgo de caer en pobreza)
  • Grupo D: Población No Pobre, No Vulnerable.

Cada grupo está compuesto por subgrupos, que funciona como un termómetro del grado en que se encuentra el grupo base, así la pobreza extrema (Grupo A) tiene variables que va desde la A1 hasta la A5. Se identifican por una letra y un número que permiten clasificar más detalladamente a las personas:

  • Grupo A: conformado por 5 subgrupos (desde A1 hasta A5)
  • Grupo B: conformado por 7 subgrupos (desde B1 hasta B7)
  • Grupo C: conformado por 18 subgrupos (desde C1 hasta C18)
  • Grupo D: conformado por 21 subgrupos (desde D1 hasta D21)

Además de evaluar a la población a partir de cinco​​​ dimensiones del bienestar, el Sisbén IV tiene un enfoque de inclusión productiva y de inclusión social, teniendo en cuenta la capacidad de generación de ingresos de los hogares a partir de sus condiciones socioeconómicas actuales. Así mismo, permite calcular el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) analizando la condición de vivienda y servicios públicos en la vive la población, sumándole condiciones de terreno, transporte público, habitabilidad, entre otros. Educación, salud, ocupación e ingresos y antecedentes sociodemográficos son dimensiones que se tiene en cuenta a profundidad con base a la metodología Alkire Foster, que permite determinar no sólo la incidencia de la pobreza, sino la brecha y la severidad que existe entre sus grados, convirtiéndose en un conjunto de indicadores de pobreza multidimensional.

Esta nueva versión se apoya de plataformas y modelos tecnológicos más sofisticados que garantiza que tanto la recolección, como el tratamiento de datos sea más ágil y verídico que en su versión anterior. Siendo la base de datos del Sisbén certificada por el DNP constituye un referente a partir del cual los diferentes programas de las entidades del Estado establecen las condiciones para seleccionar los beneficiarios y asignar los beneficios de conformidad con la reglamentación y parámetros que estas entidades dispongan. La información se recolecta a través de las encuestas realizadas por los municipios utilizando software desarrollado por el DNP. Este diseña la ficha de caracterización socioeconómica con la cual se aplican las encuestas que alimentan la base de datos del Sisbén. Una vez aplicada la encuesta, la información es enviada al DNP y se genera la base de datos del Sisbén y Se publica la información en la página web oficial.

Información tomada de la página oficial del Departamento Nacional de Planeación. Abril de 2021.

 

Esto fue escrito por

Alejandra Restrepo

Es estudiante de sociología en la Universidad de Antioquia, escribe cuentos para niños, es artista y ciclista urbana ocasional.
Su tema de mayor interés son los asuntos de los países orientales desde la perspectiva cultural y religiosa.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.