Las pretensiones intelectuales del “cantautor”: El caso de José Madero y Ricardo Arjona

     

En estos últimos días he dedicado mi tiempo a escuchar música alejada de lo que consumo habitualmente. Un ejercicio que me permite mantenerme abierto a nueva música sin importar quien la escriba, interprete o distribuya. En una de esas canciones aleatorias que se reprodujeron, escuche una canción pop genérica, con oraciones rebuscadas y rimas mediocres. A pesar de eso, lo rebuscado de las oraciones y palabras poco usuales en la música me hicieron escuchar la canción completa (interpretada a gritos, pero arreglada digitalmente). La canción se titula “Padre Nuestro” de José Madero.

Este asunto hubiera quedado ahí, pero no. Buscando quien era este “artista incomprendido” descubrí más de una nota elogiando su trabajo (https://www.elpinguinomelomano.com/post/infravalorado-jos%C3%A9-madero; http://mty360.net/musica/la-moda-de-odiar-a-jose-madero/; https://latamrock.com/analisis/psalmos-la-obra-maestra-de-jose-madero/; por colocar algunas ligas).

Después de leer las notas detenidamente y escuchar las canciones elogiadas llegue a la conclusión que me hizo escribir esto: José Madero es muestra de la pretensión intelectual. No hay nada nuevo bajo el sol, ya que este mismo caso me recuerda al de Ricardo Arjona, a quien se le ha criticado severamente desde siempre, porque tiene canciones con oraciones rebuscadas (como este señor), con palabras poco usuales en la música, pero que al final terminan significando nada. A continuación, coloco algunos ejemplos, tanto de Arjona como del señor Madero (y no es error de citación, lo pongo en medio porque merece atención):

 

“De más está decir que sobra decir tantas cosas”

Ricardo Arjona, “Fuiste tú”

“Por bandera tengo tu tanga café”

Ricardo Arjona, “Tocando fondo”

“Llévame por siempre y doquier.
Desnúdame, arrástrame,
no sueltes mis pies.
Sin ti me quiero desconocer.
Sin ti no tengo aquí ya qué hacer.
Sin ti no tengo aquí ya qué hacer.”

José Madero, “Mercedes”

 

“Y muero por decirte que estoy muriendo”

José Madero, “Cerraron Chipinque”

 

En el primer ejemplo no se si estoy escuchando al “Poeta de América” (como se hace llamar en algunas presentaciones) o al mismísimo Mario Moreno “Cantinflas” con esa forma rebuscada de hablar, usada por su personaje para confundir y PRETENDER ser alguien que sabe mucho. Sobre el segundo caso, el de la tanga, no hay mucho que decir. Es un intento de utilizar la cotidianidad para sobresalir, cuyo mayor exponente es Joaquín Sabina, quien, a través de las largas descripciones, forma una narrativa (muy propia y fácilmente reconocible).

Sobre nuestro caso detonante de esta columna, la primera canción (que les recomiendo escucharlas para ver el parecido), suena a una burda y cobarde copia a “Amor completo” de Mon Laferte, que, en esas épocas, era mucho más arriesgada que en la actualidad y que a pesar de las críticas de cancelar la canción por “fomentar la violencia en el noviazgo”, ella la defendió y sigue publicada tanta en el disco como en plataformas de reproducción y descarga:

Arrúllame, ahógame, aplástame,

desármame, cómeme, fúmame,

Amor inquieto,

Amor drogado

Mon Laferte, “Amor completo”.

 

Vemos unos versos mucho más arriesgados, que no se quedan incompletos en melodramas típicos de telenovela de los 80s, sino que, a pesar de ser una canción melosa, no raya lo absurdo. El segundo caso también se trata de una copia (la palabra plagio no me gusta y me parece más fuerte, por lo que he optado por catalogarlo de copia. Aceptaría el argumento de “ser una inspiración” si le diera créditos a la obra original) a la canción “Ganas de” de Joaquín Sabina, cuyo estribillo reza: “Y yo me muero de… / ganas de decirte que / me muero de… / ganas de decirte que/ te quiero”. Por lo menos en dos casos, copias claras a otras obras.

Volviendo a la cobarde letra de la canción “Padre nuestro”: bastaría recomendarle al “cantautor y escritor” (sí, ahora mismo me entero de que ha escrito un libro) los Aleluyas que Luis Eduardo Aute publicó a lo largo de su carrera musical, cuya letra no se queda en un mal logrado intento de recurrir a la religión cristiana / católica, para referirse tanto al amor como a muchos otros temas: “Estos humanos la traen al revés, /no esperes que les tenga respeto. / Ya me cansé de que seas mi juez, /que mis plegarias regresen en cero.”. Mientras que Luis Eduardo Aute escribe (y no es error de citación, lo pongo en medio porque merece atención):

 

Dios creó al Homo sapiens

en un rapto de locura

y este cometió el deicidio

apelando a la locura,

aleluya.

Luis Eduardo Aute, “Aleluya núm. 8”

 

Y tampoco se trata de un ensayo para destrozar a este aprendiz de cantautor. Es un ejercicio para reflexionar sobre la pretensión: ¿por qué vender tu producto como lo que NO es?, ¿por qué engañar a tu consumidor? Quizá, sus consumidores son igual de pretenciosos que él, y han encontrado el espejo donde mirarse.

Ahora sí, lector, ya sabe qué tipo de música detesto (y no, no es todo el reggaetón).

About the author

Marco Antonio Gutiérrez Martínez

Mexicano. Licenciado en Historia (UAMex, Mención Honorífica). Ponente en eventos nacionales e internacionales. Autor del cuento "Breve diario de mi oscuridad" (Luz y Sombra. Antología de cuento breve) y del libro AMLO, la mafia del poder y la Historia.

5 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • No puedes juzgar el trabajo de alguien sin conocer sus argumentos y su trayectoria la verdad que das pena ajena.

  • Hermano tus comparaciones no tienen nada que ver. Comparar Amor completo y mercedes no tienen ningun sentido. Las dos canciones tienen sentidos y significados completamente diferentes. En vez de criticar de vez de aprender que hay diferentes estilos de escribir, todos tienen su validez y son formas diferentes de plasmar ideas.

    Aqui lo rebuscado fue tu articulo. Si quisiste denotar tu vasto conocimiento hiciste todo lo contrario. Aprende mejor a respetar, y si la musica no te gusta solo dale skip y no critiques ni trates mediocremente de destruirla. Si no te gsuta su genero y no lo escuchas. Porque estarias calificado para hacer criticas? A NADIE le interesa tu opinio y NADIE compro tu intelectualidad falsa

  • Idiota diciendo idioteces. Que triste que busques quejas de intelectualidad por dos o tres palabras que te suenan intelectuales.
    Espera… ¿Usé mucho intelectual?
    Perdón por ser tan rebuscado. Idiota.