Las campañas de la Secretaría de la Juventud de Medellín sobre la masturbación

     

Francois Guizot en la Francia de Luis Felipe de Orleans de 1830 lanzó su famosa frase que caracteriza el liberalismo económico: ¡Enriqueceos!

Ahora aparece el bufón de pacotilla al mejor estilo de Rigoletto, quien funge como alcalde de Medellín, y nos dice: ¡Mastúrbense!

En primer lugar, la masturbación es un acto sexual, y dar la instrucción a través de la ligera e irresponsable secretaría de la juventud, es hacer la recomendación a los mismos jóvenes, que muchos de ellos son menores de edad, pues la palabra joven, según el diccionario de la RAE, es una persona de poca edad.

Entramos entonces conjugando el código penal colombiano en su artículo 209: “Actos sexuales con menor de catorce años. El que realizare actos sexuales diversos del acceso carnal con persona menor de catorce (14) años o en su presencia, o la induzca a prácticas sexuales, incurrirá en prisión de nueve (9) a trece (13) años.”

Es decir, la alcaldía de Medellín, estaría promoviendo la comisión de un delito. Podrían estarse configurando otros delitos contra la autonomía personal como el constreñimiento, etc… Eso se lo dejamos a los penalistas.

Ahora, respecto al tema de que es bueno, porque libera endorfinas, debo recordar que el chocolate, el deporte, la contemplación, la lectura, la conversación, y mil otros asuntos liberan endorfinas, en tanto que: “Las endorfinas son una sustancia química que se generan en nuestro cerebro. Esta sustancia es liberada cuando estamos haciendo alguna actividad que nos resulta agradable o placentera y son las responsables de darnos esa sensación de buenos ánimos y bienestar.” 

Si entramos en la esfera del placer, me parece conveniente ingresar en los griegos: en los Diálogos de Platón: Filebo,  El Gorgias y El Protágoras para saber lo que dice Sócrates; Aristóteles en la Etica Nicomaquea y La Retórica; o aun estudiar a los Cínicos, como Antístenes y Diógenes.

Debe recordarse además que es conveniente que existe una alta dosis de intimidad en los temas sexuales, comenzando porque, en principio, está ordenado a la perpetuación de la especie.

Creo que publicitar una campaña tan explícita, que podría interpretarse que se sugiere hacer hasta en lugares públicos o medios de trasnporte como el Metro de Medellín o nuestros parques, como la que hizo Daniel Quintero Calle, diciendo, sin sugerir que sabe algo de Guizot: ¡Masturbaos!, lo único que demuestra es la superficialidad, ligereza, irresponsabilidad, de quien debe ser revocado.

 

About the author

Julio González Villa

Doctor en Derecho U Externado de Colombia; Abogado UPB; Magíster Administracion de EAFIT; Especialista Dcho Ambiental U Externado; Dcho Administrativo y Ccial.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.