Lago Agrio

Si bien es cierto que la frontera terrestre con Ecuador no es la más extensa, es la que más se mueve en los últimos tiempos, no solo por la dinámica que hay entre los dos países, sino que es la que mayor número vías de comunicación posee. No se puede negar que luego del desafortunado suceso de la operación fénix (según expertos en materia de seguridad, se podría haber hecho en territorio colombiano) donde cayó el nefasto Raúl Reyes (otrora jefe mayor de las Farc, muy conocido en Escandinavia y demás sitios europeos), así como varios estudiantes universitarios (la verdad, no se cree que estuviesen de camping allá solamente, también tenían sus buenas dosis de adoctrinamiento). Pero mirando tiempo atrás, por esa zona también fue atrapado ilegalmente Don Ricardo Palmera, alias Simón Trinidad, quien en la actualidad cumple una larga condena en EEUU (al igual que alias Sonia), cuya influencia se ha ido perdiendo, para la muestra este botón: cuando se iniciaron los diálogos de paz, tanto en Oslo como en La Habana, el dummy de Simón se imponía incluso sobre la prepotencia de Iván Marquez y Jesús Santrich, pero con el paso del tiempo y el aumento de incertidumbres, ya no aparece la foto en tamaño natural, y si acaso se acuerdan de Palmera para no perder la costumbre.

 

El sitio en mención de la columna se llama Lago Agrio, de pronto un nombre no tan sonoro en el ámbito ambiental, pero sí de vital importancia para la historia de la Amazonía colombiana y ecuatoriana. Es que luego de los sucesos mencionados anteriormente, pasó algo que nadie tenía entre sus apuestas; Rafael Correa, presidente ecuatoriano, polémico y ahora líder del socialismo latinoamericano (mérito ganado con mucho trabajo, astucia política y smentalidad comunitaria), decidió romper relaciones diplomáticas con el gobierno de ese entonces, el de la amarga seguridad democrática, encabezado por Álvaro Uribe Vélez, quien al parecer no se encuentra satisfecho con su ego regionalista y mesiánico, y por ende, llegará al senado solo para buscar su reelección presidencial perpetua sin importarle la suerte de las colombianas y los colombianos. ¿Qué siguió luego? Mientras Uribe se dormía en sus sueños de las siete bases gringas en Colombia (idea que afortunadamente fue descartada en la Corte Constitucional) y en sus argucias personales (propias de alguien nada fiable), el Mashi Correa empezaba a tender puentes de reconexión con Colombia, empezando por quitar las trabas comerciales en la frontera, en ampliar las vías de comunicación desde Quito y Guayaquil hacia la misma, facilitar el ingreso de ciudadanos colombianos (como turistas y refugiados), para arribar a la posesión de Juán Manuel Santos el 7 de agosto de 2010 y normalizar las relaciones, y convertirse en el principal aliado de la región. Todo el mundo sabe que a Correa lo ayudó a elegir Chavez, pero su modelo de gobierno ha girado hacia el estilo Mercosur (trabajo brasilero).

 

¿Cuál es la relación específica del Mashi con Lago Agrio? Todo arranca cuando un derrame petrolero en la zona, específicamente en un campo petrolero de la Chevron. Ecuador no se quedó amarrada ni se puso a excusar a la petrolera (célebre por Exxon – Valdez), el caso lo llevó a tribunales nacionales e internacionales, con la consecuente expulsión de la mesa de negociaciones del Tratado de Libre Comercio, que en ese entonces se desarrollaba con Colombia, Perú y Estados Unidos. Después de ires y venires, hubo el siguiente fallo (como lo dice Ecuador.org):

“El día de hoy, en una decisión unánime de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito en la ciudad de Nueva York, se rechazó de manera sumaria, por encontrar que “no tiene mérito alguno”, la apelación de la compañía Chevron Texaco. La compañía pretendía trasladar a la República del Ecuador, la responsabilidad en el posible pago de una indemnización, en el evento de que pierda en el juicio por daños ambientales que se sigue en la corte de Lago Agrio”.

 

Para el mundo ambiental, esta decisión es considerada histórica (así la indemnización inicial de 19 mil millones de dólares en un principio, luego por procesos judiciales se redujo en un 50%), es ponerle freno a los abusos antiambientales y antisostenibles de las multinacionales, quitarles esa corona de poder que tienen, algo que se podría seguir en Colombia, evitando que continúen las catástrofes ambientales en Chocó, Casanare, Guajira y la Sierra Nevada de Santa Marta. Todavía hay algo de Conciencia Ambiental en los Gobiernos de la Región. Pero la tarea en esta materia de Don Rafael no se ha quedado ahí, puesto que una de sus prioridades es el Parque Nacional Natural Yasuní: desde el año 2011, le ha exigido a los países poderosos colaborar en el desarrollo de esta belleza ambiental para evitar la exploración petrolera con sus catástrofes. Lamentablemente, este proyecto ha estado atascado (se teme su desaparición) debido a la indiferencia de las grandes potencias, así como la absurda ley de mordaza contra los Medios de Comunicación en el vecino país, quienes podrían colaborar en el mercadeo ambiental de esta obra. Un ejemplo que se debería seguir en Colombia; más reservas naturales, menos mineras, petroleras y demás.

Lago Agrio

PD1: Como para el Show de Laura Bozzo; aparte de los saboteos a la justicia, Samuel Moreno pretende que indemnicen a sus supuestos abogados por concepto de fotocopias de expedientes. Absurdo.

 

PD2: Ante un eventual regreso a la Alcaldía Mayor de Bogotá DC, ¿qué hará Gustavo Francisco Petro Urrego sin su POT revolucionario y que duraría mil años?

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-atl.xx.fbcdn.net/hphotos-frc3/t1/1780782_1404465043144690_1197510993_n.jpg[/author_image] [author_info]Pedro José Rivera Giraldo Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (El País, España), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente y Bajo la Manga. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo. Twitter: @petroides. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

1 Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.