La SIC profirió medida cautelar a cargo de Koba

A través de un auto proferido el pasado 27 de junio, la SIC se decretó medidas cautelares en el proceso instaurado el pasado 14 marzo por la compañía Mercadería S.A.S. propietaria de las tiendas Justo & Bueno en contra de Koba que maneja en el país las tiendas D1, por supuestas conductas de competencia desleal.

A través de un auto proferido el pasado 27 de junio, la SIC se decretó medidas cautelares en el proceso instaurado el pasado 14 marzo por la compañía Mercadería S.A.S. propietaria de las tiendas Justo & Bueno en contra de Koba que maneja en el país las tiendas D1, por supuestas conductas de competencia desleal.

Como medida cautelar la SIC profirió la orden a Koba de abstenerse de intimidar o presionar de alguna forma a los proveedores o empresas encargadas de abastecer a su rival, Justo & Bueno. Ante la SIC, los directivos de Justo & Bueno informaron que cuando procedían a cerrar un contrato con 152 proveedores, encontraron que varios de ellos no se encontraban dispuesto a cerrar el contrato debido a llamadas y correos recibidos por parte de la empresa D1 en los que se les señalaba que de cerrar contratos con la competencia –Justo & Bueno- podría llegar a afectar los contratos que hasta el momento tenía vigentes con la empresa D1.

El auto firmado por Gregory de Jesús Torregosa Robledo, delegado de la SIC para asuntos jurisdiccionales se decreta como medida cautelar a cargo de Koba “abstenerse de presionar, exigir, persuadir, amenazar o intimidar de cualquier forma, ya sea directa o indirectamente a los proveedores, sociedades y/o empresas que actualmente abastecen a Mercadería S.A.S., para que aquellos se nieguen a suministrar a estas los insumos, bienes y servicios necesarios que requiere para el desarrollo de su actividad económica u objeto social”. La decisión también ordena a Koba abstenerse de intimidar a empleados, personas vinculadas y/o consultores “por el hecho de desarrollar actividades o labores para Mercadería S.A.S.”.

Cabe recordar que en los últimos días, la SIC ha impuesto millonarias sanciones a cargo de reconocidas empresas por conductas similares que ha llevado a que se vea restringida la libre competencia y en consecuencia, conductas contrarias al Régimen de Competencia que opera en el país.

Tags

About the author

Silvia Bustamante Mejía

Abogada de la Universidad Pontificia Bolivariana, especialista en Responsabilidad Civil y Seguros, y Magister en Derecho. Apasionada por la poesía, la salud y la academia.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.