Cultura Selección del editor

La poesía, bálsamo para el alma

Bienvenida la poesía en estos tiempos de pandemia, que es cuando más la necesitamos. Desde hace 30 años, el Festival Internacional de Poesía de Medellín ha tenido el poder de convocar a miles, quizá millones de personas, en torno a la palabra y su poder sanador. Hoy más que nunca, la poesía se convierte en un “alimento para el alma”, en un bálsamo contra la desazón y la incertidumbre que nos agobian en esta situación de aislamiento y distanciamiento social por cuenta de la pandemia generada por la COVID-19. Como en su momento lo hizo contra la violencia narcoterrorista que vivió nuestra ciudad y de la que aún hay remanentes y síntomas.

Este año, el Festival se celebra de una manera distinta pues, al igual que todos los eventos culturales que se realizan en el mundo, también se vio obligado a reinventarse, antes que desaparecer. Hasta el año pasado, poetas de todos los países del mundo llegaban a Medellín y durante unos ocho o diez días convocaban a cientos de personas en un auditorio, en un café, en un teatro o en un parque. Hoy todos esos lugares están cerrados, pero las palabras no se quedaron quietas y han encontrado en la pantalla de un teléfono o de un computador el vehículo idóneo para tocar las almas, los corazones y las mentes de una multitud de personas, ya no solo de Medellín sino de todo el mundo.

Es paradójico, pero gracias a esta pandemia el Festival ha crecido y logra ser todavía más internacional, no solo por el origen de los invitados, sino por el alcance de la audiencia: desde cualquier lugar del mundo cualquier persona puede conectarse y disfrutar de la poesía. Las barreras se rompen como nunca antes y los versos andan más libres.

Ya no son solo ocho días como en la edición del año pasado, sino setenta, del 1 de agosto hasta el 10 de octubre. Y en lugar de 35 países invitados, la lista se amplió a 103 naciones. Una grandiosa manera de celebrar los 30 años del Festival.

Celebramos y felicitamos a la fundación del Festival Internacional de Poesía de Medellín por sus primeros 30 años y reafirmar el apoyo a esta celebración de la palabra que sigue fiel a su propósito de ser “una alternativa al perverso pesimismo, al ruido del caos y a la sofisticada maquinaria de la muerte en la sociedad humana, y a la pulsión suicida de la historia, para inyectar el sueño y la confianza del individuo y de los pueblos en su destino, en el milagro de la naturaleza y de la existencia”.

Mi invitación es a conectarse con algunas de las actividades virtuales: lecturas individuales y colectivas de poemas, entrevistas y conversatorios de los invitados, conciertos, paneles, cursos, y talleres), que se pueden disfrutar tanto a través de las páginas web del Festival (https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es) y del Movimiento Poético Mundial (www.wpm2011.org), así como a través de la página de Facebook del Festival (@festivalpoesiamed), el canal de YouTube de la Revista Prometeo y las redes del Movimiento Poético Mundial.

Esto fue escrito por

Sebastián Trujillo Osorio

Comunicador social y periodista; especialista en gobierno, gerencia y gestión pública. Asesor en desarrollo de proyectos; gestión cultural; comunicación, marca y estrategia. Se desempeñó como Ejecutivo de Mentalidad y Cultura de iNNpulsa Colombia, y Líder de Comunicaciones de Gobierno Digital del Ministerio TIC.
Actualmente, Subsecretario de Bibliotecas, Lectura y Patrimonio de la Alcaldía de Medellín.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.