La metamorfosis de Isabel Zuleta y el todo vale de Petro

     

Isabel Cristina Zuleta, la líder del movimiento Ríos Vivos, luego de la contingencia de Hidroituango, ocurrida en el mes de mayo de 2018, fue escogida por los medios de comunicación de Bogotá, y por sectores políticos cercanos a Gustavo Petro, como la representante de las comunidades que habitan el cañón del Río Cauca, porque ella misma, se autonombró como la representante de dichas comunidades,  presentándose ante el país, como una líder campesina, feminista y ambientalista, que cuando tenía 14 años de edad, fue desplazada de Ituango por los paramilitares y que luego, fue revictimizada por Hidroituango.

En los días posteriores a la contingencia, los medios de comunicación dispusieron  sus cámaras y sus micrófonos para que Isabel,  en nombre de las comunidades del cañón del Cauca, presentara su versión sobre lo que había sucedido aguas abajo del embalse y sobre las causas de la contingencia. Ella, cada que la entrevistaron, expresó que su movimiento, Ríos Vivos, había advertido que Hidroituango iba a fracasar y sin rigor técnico alguno, pero mostrándose como experta en hidroeléctricas, presentó versiones contradictorias sobre la causa raíz de la contingencia y calificó a EPM, como una empresa criminal y a Hidroituango, como un proyecto paramilitar que “Está matando poco a poco al Río Cauca, tal como lo hicieran con las masacres, tal como lo hicieron con los asesinatos”.

Entre los medios que más tiempo y protagonismo le dieron a Isabel Zuleta, se destacaron “El Tercer canal”, un noticiero digital que se presenta como el medio que le da la voz a quienes no tienen voz,  dirigido por Hollman Morris, quien fuera el candidato de la Colombia Humana, para la alcaldía de Bogotá y el portal “Los Gustavos”, de Gustavo Petro y Gustavo Bolívar, que no desaprovecharon la oportunidad que les generó la contingencia de Hidroituango, para obtener resultados electorales, propagando las acusaciones que hacía contra Sergio Fajardo, fuerte competidor de Gustavo Petro, en su aspiración de ser elegido presidente de Colombia.

Isabel, luego de que la Contraloría General de la República acusara a varios exfuncionarios y a varias empresas como responsables de la tragedia generada por la contingencia de Hidroituango, pasó de exigirle a EPM y al Gobierno Departamental, la suspensión de la construcción de la Represa Hidroituango, la realización de un nuevo censo de afectados por el proyecto y la revisión del manual de valores unitarios para la compra de terrenos declarados como de utilidad pública, a acusar a Sergio Fajardo como el responsable de las masacres que se presentaron en la zona de influencia del proyecto, de la muerte del Río Cauca, del hambre de los pescadores, de la desaparición de comunidades indígenas y de la corrupción que según ella, se presentaba en la ejecución del proyecto. En estos medios, Isabel Zuleta también afirmó que EPM no había construido ningún embalse en Ituango y que lo que se había construido, no era más que un bloqueo de aguas, que en cualquier momento iba a colapsar, que además, era un proyecto paramilitar al servicio de la gran minería.

Luego de las entrevistas radiales, de la prensa y de la televisión, pero especialmente  de las entrevistas hechas a Isabel Cristina por los líderes de la campaña de Gustavo Petro, los seguidores e influenciadores del candidato presidencial, dieron por cierto su relato y no ahorraron palabras para calificarla como la heroína que representaba las víctimas de Hidroituango; personas influyentes como Margarita Rosa de Francisco, una ex actriz, domiciliada en Miami,  la bautizó como la diosa del agua, el reconocido influenciador del Pacto Histórico, Beto Coral y el senador Gustavo Bolívar le dieron el tratamiento de una Robín Hood, con rostro de mujer, mientras que la revista “Vorágine” la presentó como la mujer que tiene la fuerza del Río Cauca.

Fuente: https://voragine.co/isabel-zuleta-la-mujer-de-rios-vivos-que-se-enfrenta-a-epm-por-hidroituango/.

Gustavo Petro, aprovechando el protagonismo mediático logrado por Isabel y dando como cierta su narrativa contra Sergio Fajardo, la postuló como candidata del Pacto Histórico al senado, destacándola en su lista cerrada, por encima de los líderes legítimos de las luchas por los derechos de los indígenas y de los afros y de destacados líderes sociales.

Isabel Zuleta al tiempo que ganaba protagonismo en los medios de comunicación que la buscaban para obtener su versión sobre los antecedentes de la contingencia, perdía la capacidad de convocatoria, demostrada en los años 2012 y 2013, años en los cuales, lideró grandes movilizaciones que paralizaban por periodos largos al proyecto hidroeléctrico.  En sus convocatorias y en sus intervenciones aplicó rigurosamente las recomendaciones de la “Guía contra las represas”, elaborada por  International River, en el año 2008 y publicada con el apoyo de la Fundación Ford, una organización privada, que apoya a miles de organizaciones no gubernamentales en todo el mundo y que ha tenido como directivos a personas relacionadas con las multinacionales del petróleo como es el caso de John McCloy, quien antes de ser presidente de la Fundación Ford, había sido subsecretario de Guerra de EEUU, presidente del Banco Mundial, Alto Comisionado de Alemania ocupada, presidente del Chase Manhattan Bank de Rockefeller y abogado en Wall Street de las siete grandes compañías petroleras del mundo. http://www.nuevaopinion.com/Reportaje/Cia_Kgb/cia_kgb.htm

La Guía publicada por International Rivers, recomienda a los movimientos anti represas del mundo, que traten de impedir que los proyectos hidroeléctricos se ejecuten, bloqueando las vías necesarias para su ejecución, convocando audiencias públicas y movilizando personas a los afectados que podrían perder sus tierras y su sustento con la construcción de las represas; además, recomienda estimular dichas acciones, agitando consignas como “Aguas para la vida y no para la muerte” y “No represen nuestras vidas”, que fueron las consignas, que Ríos vivos utilizó cuando hacía cerrar oficinas de EPM, impedía el acceso de los trabajadores a sus centros de trabajo y bloqueaba las vías del proyecto. International Rivers , recomienda en su guía, que dichas acciones se realicen en la etapa de preconstrucción de los proyectos, que es la etapa más propicia, para impedir que los proyectos hidroeléctricos se ejecuten.

https://collective-protection.info/es/represas-rios-y-derechos-guia-de-accion-para-comunidades-afectadas-por-las-represas/

Luego de convertirse en candidata del Pacto Histórico y a medida EPM avanzaba en la recuperación del proyecto fue transformando su discurso anti represas y pasó de ser la líder del Ríos Vivos, a convertirse en la representante del “Movimiento por el agua y por la vida” y dejó de calificar a Hidroituango como un proyecto paramilitar que en cualquier momento iba a colapsar, a solicitarle a EPM que su movimiento fuera contratado para la ejecución de proyectos de monitoreo ambiental, de reforestación, de construcción de corredores biológicos y de restauración ecológica, entre otros.

https://riosvivoscolombia.org/wp-content/uploads/2020/03/Pliego-de-peticio%CC%81n-unificado.pdf.

El embalse, que Isabel Zuleta, líder de Ríos Vivos, había calificado  como un bloqueo de aguas que en cualquier momento iba a colapsar, pasó a ser un sueño que le podría permitir a los campesinos, intercambiar sus productos e interconectar las diversas regiones.

Ver https://youtu.be/FPB3WRBTnPE

De la aguerrida luchadora contra las represas del mundo, que denunció a  Hidroituango como el proyecto que había acabado con el bosque seco Tropical, pasó a oponerse a que se destinaran tierras para restaurar el  bosque seco Tropical afectado por la ganadería y la minería y que supuestamente había acabado Hidroituango y propuso que tanto las tierras del Nudo de Paramillo, como las áreas destinadas a la restauración ecológica en el plan de compensación ambiental del proyecto, se le entregaran a los campesinos para destinarlas a la producción agrícola.

La síntesis de la metamorfosis que Isabel Zuleta ha presentado desde que se le conoce como líder social, se presentó en el acto de lanzamiento de su campaña al senado, realizado el 23 de julio de 2021 en la ciudad de Medellín, con la participación de Gustavo Petro. En dicho acto, se presentó como la candidata escogida por el “Movimiento por el agua y por la vida”, para que lo representara en el Pacto Histórico y recordó la importancia de escuchar a los ríos, a las montañas y a los manglares y de volver a la naturaleza. En dicho acto se comprometió a trabajar a acabar con la feria de permisos ambientales, a desmantelar las mafias de las autoridades ambientales y a trabajar para que las universidades públicas fueran realmente públicas, denunciando que dichas universidades se habían puesto al servicio de las multinacionales. No hizo una sola mención de Ríos Vivos, ni de su lucha contra las represas, ni del fracaso de Hidroituango ni de la necesidad de su desmantelamiento, ni del hambre que padecían los pescadores y barequeros por la muerte del Río cauca causada por Hidroituango, ni tampoco de las miles de víctimas de Hidroituango que tanto mencionó en diversos espacios nacionales e internacionales.

La pregunta que es necesario hacer es la siguiente: Por qué Gustavo Petro puso a Isabel en un puesto privilegiado en la lista del Pacto Histórico, por encima de líderes destacados como los que hacen parte de dicho pacto?

No parece que fuera por la cantidad de votos que Ríos Vivos le podría aportar al pacto, porque Gustavo Petro, que es un político estudioso, debía estar enterado que Isabel Zuleta tiene baja capacidad de convocatoria en los municipios de la zona de influencia de Hidroituango y que fue declarada como persona no grata en Ituango y que mediante cartas firmadas por líderes de Ituango y Valdivia, fue desautorizada para que hablara en nombre de los habitantes de dichos  municipios, cuando intervenía en espacios institucionales o ante los medios de comunicación. https://caracol.com.co/emisora/2019/03/20/medellin/1553090084_321027.html

Tampoco parece que fuera por sus afinidades ideológicas ni porque tuvieran un punto de encuentro en la lucha que Isabel Zuleta lideró contra las represas, porque Ríos vivos fue un movimiento que criticó fuertemente a Petro cuando fue alcalde de Bogotá, debido a que apoyó la ejecución del proyecto El Quimbo, que según La Silla Vacía, fue ejecutada por la empresa Emgesa, empresa cuyo  mayor accionista era la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), que era dueña del 51% de las acciones, mientras los dueños del 49% restante, era de Endesa, una multinacional española que lidera la producción de energía en España y que también ha hecho negocios en otros países latinoamericanos.

https://www.lasillavacia.com/historias/silla-nacional/el-quimbo-la-paradoja-de-petro

Asoquimbo, movimiento que hacía parte del movimiento Ríos Vivos, develó la incoherencia de Gustavo Petro que siendo congresista, criticó los atropellos que la compañía propietaria de la hidroeléctrica de Urrá adelantó contra indígenas y colonos, mientras como alcalde, apoyó la construcción de la primera hidroeléctrica ejecutada por una multinacional privada, que cuando era alcalde, se construía en una reserva forestal e inundó las mejores tierras del departamento del Huila y a la cual el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial de Colombia le había negado la licencia ambiental, atendiendo la solicitud que la Procuraduría General de la Nación le hizo a dicho ministerio, por considerar que el proyecto inundaba las mejores tierras con aptitud agrícola en la región del Huila y porque el 95 por ciento del área del proyecto, estaba dentro del área legal de reserva forestal de la Amazonía.

https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-5114348

No es entendible que Petro, el candidato que se compromete a descarbonotizar la economía, incluya en su pacto a un movimiento antirepresas  que recibe ayudas de la Fundación Ford que está fuertemente ligadas a la exploración y explotación de petróleo en el mundo.

Pero si Isabel Zuleta no fue seleccionada por los votos que le podría aportar al Pacto Histórico, ni por sus identidades ideológicas con Gustavo Petro, cuales fueron entonces las razones que tuvo para darle a Isabel Zuleta,  un puesto privilegiado en la lista al senado del Pacto Histórico?

Como se documentó en el presente escrito, Isabel Cristina, tan pronto ocurrió la contingencia de Hidroituango, adelantó una intensa campaña mediática para responsabilizar a Sergio Fajardo de dicho hecho y creó un ambiente propicio en la opinión pública, para que el 14 de noviembre de 2019, la Contraloría General de República, abriera un proceso de responsabilidad fiscal contra los supuesto responsables de la contingencia de Hidroituango y para que el 3 de diciembre de 2020, le imputaran cargos a esas mismas personas, entre las que se encontraba Sergio Fajardo.

Está documentado que tan pronto la contraloría hizo pública su decisión, los seguidores de Gustavo Petro y el propio candidato, dieron por ciertas las acusaciones del contralor y condenaron a Sergio Fajardo en las redes y en los medios, tratándolo como un corrupto y como un criminal, afectando su imagen pública y deteriorando su credibilidad.

Luego que Fajardo, en una rueda de prensa realizada el 1 de diciembre de 2021, denunciara que era víctima de una persecución orquestada por el contralor Felipe Córdoba quien inició control excepcional del caso que en principio, le correspondía a las contralorías regionales de Medellín y Antioquia, pero que llegó a manos del contralor general gracias a que su viejo amigo, Juan Carlos Calderón España, como veedor ciudadano solicitó que la Contraloría General iniciara un control excepcional de Hidroituango. Este veedor, para tratar de demostrar que su solicitud  de control excepcional de Hidroituango no fue una artimaña para perseguir políticamente  a Fajardo, le informó al país que su solicitud tuvo en cuenta la solicitud presentada  por la veeduría Ríos Vivos, quien aportó el documento base para solicitar dicho control excepcional al contralor Felipe Córdoba.

https://www.wradio.com.co/2021/11/30/no-soy-un-veedor-de-pacotilla-como-lo-dijo-sergio-fajardo-veedor-calderon-espana/

Los hechos demuestran que no es casual que la contraloría impute cargos en contra Sergio Fajardo y a otras personas y que Isabel Zuleta hubiera expresado inmediatamente, que la contraloría le había dado la razón a sus denuncias, ni tampoco que en el debate realizado en la Cámara de Representantes el 26 de septiembre de 2018 , el representante León Fredy Muñoz, haya hecho su intervención basado en las afirmaciones que  Isabel Cristina había difundido contra Fajardo y que lo mostraba ante la opinión pública, como el  culpable de la contingencia. Tampoco es una coincidencia que los seguidores de Gustavo Petro, hayan utilizado los libros que escribió Luis Pérez sobre Hidroituango en los que responsabiliza a Fajardo de la tragedia, ni tampoco que fuera Isabel la que se reunió con este personaje, para invitarlo a que hiciera parte del Pacto Histórico. Nada de lo que ocurrió en la novela que le montaron a Fajardo es casual. Los hechos demuestran que hubo una distribución de responsabilidades entre políticos que se unieron para erosionar la confianza que Sergio Fajardo ha construido durante toda su vida y que es  su gran capital político; ni tampoco es casual, que Isabel Cristina, Juan Carlos Calderón, Felipe córdoba, León Fredy muñoz y Gustavo Petro  hubieran sincronizado sus argumentos para tratar de hacer inviable su  candidatura. Dichos personajes, instrumentalizaron las comunidades que habitan aguas arriba y aguas debajo de la presa, para obtener resultados electorales; aprovecharon la contingencia para generar pánico en la población y en vez de proponer acciones para recuperar el proyecto y evitar una tragedia por el posible colapso de la represa, se dedicaron a propagar mentiras con el propósito de acabar políticamente a Fajardo, para que Gustavo Petro ganara la Presidencia de la República, a cambio de pagos con cargos públicos, contratos y repartición de la torta del poder. El puesto de Isabel en la lista del Pacto Histórico, seguramente fue parte de esos acuerdos, demostrando nuevamente, que Gustavo Petro es un político que considera que todo vale para ganar elecciones.

About the author

Siete Cueros

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.