Opinión

La inocentada del Senador Bedoya

Al mejor estilo de la comedia, perdón, de la delincuencia, se graduó el primero de marzo del 2019 el Senador Liberal Julián Bedoya Pulgarín de abogado en la prestigiosa Universidad de Medellín.

Las potentes cualidades académicas del Senador Bedoya le hacen merecedor de un lugar en el podio de pensadores de la historia Universal. Es irrazonable que la Fiscalía General de la Nación vea los 19 logros académicos del prestigioso ex-miembro de la policía, quien fue expulsado de esta institución por hacer uso de su legítimo derecho a tomarse las armas del estado para sí mismo, como irregularidades que configuran el delito de falsedad ideológica en documento público.

Pero, la demostración de las capacidades académicas del Senador no para. En entrevista con Vicky Dávila, sacó a relucir sus incuestionables conocimientos del derecho penal, fue en realidad una clase magistral que al Doctor Darío Echandía le habría fascinado presenciar. En resumen, el senador nos enseñó a los ignorantes que ganar los exámenes no es un delito y modificó en un plumazo el sistema penal colombiano, al señalar la existencia de jerarquía funcional y nominal en el órgano de investigación judicial del país.

Toda esta pantomima académica lleva por nombre “Néstor de Jesús Hincapié”, quien fungió como director de la obra “Aura Marleny concejal” y a la cual al senador Julián Bedoya le costó entrar 6000 mil votos del sello auditor “clan del golfo”.

Ser abogado al Senador Bedoya le salió políticamente muy costoso. Sin embargo,  su verdadero sacrificio se ve al superar todas las exigencias académicas y trabas administrativas que le puso Néstor Hincapié para poder graduarlo; al Senador le tocó aprender a hablar inglés en tres meses, terminar las materias de dos semestres y presentar los preparatorios en cuatro días, viajar en el tiempo para ser auxiliar de investigación de un libro ya escrito, presentar evaluaciones ante los docentes que no dictaban esas asignaturas (Lo cual hacía más difícil la presentación de los exámenes) y hasta le tocó presentar exámenes sin haberlos pagado, eso sin mencionar que al prestigioso estudiante lo obligaron a ir a Medellín en fechas diferentes a las que normalmente se pueden presentar los exámenes y permanecer solo hora y media para presentar 11 evaluaciones.

Superar semejantes obstáculos en la Universidad está en concordancia con la última movida del protegido del expresidente Cesar Gaviria quien se pasó en una madrugada de diciembre de la comisión de asuntos Económicos del congreso de la república a la comisión de Educación del mismo para seguir apoyando a los estudiantes que como el en 17 años no pudieron graduarse. Comentan en el capitolio que el Senador Bedoya se ofreció para asesorar al senador Ernesto Macías para que Néstor Hincapié le haga una cotización favorable para graduarlo en las próximas elecciones de técnico profesional de fútbol por su experiencia con las jugaditas.

La obra de teatro hasta ahora ha sido calificada por la Procuraduría General de la Nación como grave a título de dolo y por el Ministerio de Educación Nacional de presuntamente irregular, este último esperamos los espectadores, termine su investigación con objetividad y no vaya a beneficiar al congresista a cabio de favores legislativos para el gobierno del Presidente Iván Duque.

Esto fue escrito por

German Stiven Arenas Betancur

Fundador de Jóvenes Forjando Cambios. Estudia derecho en la Universidad de Medellín y fue parlamentario juvenil de Mercosur, comisionado nacional de paz del mismo. Delegado ante la 10 conferencia nacional de las FARC y la firma del acuerdo de paz, y en repetidas ocasiones ha sido premiado por instituciones como la Universidad de los Andes, Andiarios, Fenalper, la Fundación MI Sangre y la Organización de Naciones Unidas.