La inflación, la energía y la tributaria Petro

Y algo que no ha entendido o no quiere comprender el entrante gobierno es que el estado no genera y no produce nada.Todo lo genera, lo produce y lo paga, es el contribuyente. El ciudadano de paga impuestos, el que trabaja y el que saca adelante a su familia, no el estado obeso e ineficiente que busca tener estos 4 años el presidente electo.”


Al día de hoy, La inflación anual en Colombia a julio alcanzó el 10,21%, situación que no se presentaba desde abril de 2020, según confirmó el director del DANE, Juan Daniel Oviedo. Debido a esto, el precio de los alimentos, bienes y servicios, y sobre todo la energía llegará a un alza con un repunte. Según el DANE, la inflación afectará a los mayores incrementos de precio se registraron en las subclases azúcar y otros endulzantes (6,00 %), cebolla (5,51 %) y frituras: papas fritas, chitos, maíz, patacones, etc (5,18 %).

Según lo anterior, también habrá un incremento a bebidas no alcohólicas y alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles. Por esta razón, y con este nivel de inflación no hay duda que los más perjudicados serán los colombianos de estrato medio –como siempre-. Ahora todo apunta a que el nuevo gobierno busca una implementar una reforma tributaria que desde la campaña electoral buscaba de manera populista y demagógica, imponérsela a los 4.000 más ricos del país. Pero desde que la planteó, muchos analistas y economistas habían advertido que eso no era posible, ya que con ese impuesto no alcanzaba para cubrir todo ese programa económico keynesiano y asistencialista. Muchas veces se ha mencionado que la pobreza no se combate regalando plata y como bien Hayek decía: “Solo nos llevara a un camino de servidumbre”.

Ya que se habló del precio de inflación me quedo con lo expresado por el director del DANE: “Estamos expuestos a un fenómeno muy difícil de controlar, por más que se tomen medida de subsidios a estos alimentos, la exposición a los costos internacionales va a ser difícil de resolver. Sobre la inflación de alimento tenemos la incertidumbre de cuándo habrá una estabilización en el precio”. Como lo mencioné, los más afectados serán los más vulnerables.

En lo que respecta a la reforma tributaria, no es necesaria porque golpea el bolsillo de los ciudadanos es porque la economía del país está dando señales de recuperación y de crecimiento sólido. Pero como el gobierno Petro, busca gastar, gastar y gastar, por sus promesas inviables, es imposible que no la haga. Solo miremos que busca poner un impuesto del 35% en las ganancias ocasionales –Tal y como lo mencionó el nuevo MinHacienda, José Antonio Ocampo, pero aún busca ocultar sus declaraciones-.

La tributaria busca recaudar 50 billones de pesos. Uno de los primeros problemas estructurales; el recaudo es insuficiente para atender su obligación constitucional de reducir la desigualdad y está demasiado recargado sobre las empresas, por lo que no construye ni igualdad ni prosperidad.

A medida de esto, una de las mejores formas de apoyar y ayudar a las personas más pobres del país, es disminuir el gasto y la burocracia, pero el gobierno entrante solo busca más burocracia y la creación de otro u otros ministerios. Es decir, más gasto. Y algo que no ha entendido o no quiere comprender el entrante gobierno es que el estado no genera y no produce nada, todo lo genera, lo produce y lo paga, es el contribuyente. El ciudadano de paga impuestos, el que trabaja y el que saca adelante a su familia, no el estado obeso e ineficiente que busca tener estos 4 años el presidente electo.

Y esta reforma tributaria busca recaudar 50 billones de pesos el doble de la reforma Carrasquilla, por la cual causó el conocido “estallido social”, por no llamarlo toma guerrillera urbana y se creó un grupo subversivo como la “primera línea”, pero eso será otra discusión.

Y por último, esta reforma tributaria  golpea a lo siguiente, con el precio del dólar superando los 4.400 pesos y con una inflación del 10,21%, es un castigo a la clase media, a la creación de empleo, a los micros y medianos empresarios solo serán, un golpe a sus finanzas. Segundo, el gobierno entrante será un gobierno aún más proteccionista y asistencialista que el gobierno Duque, reduciendo la competitividad, implementando el control de precios y afectando el libre mercado. Como ya lo ha mencionado Gustavo Petro que el libre mercado llevará a la humanidad a su “extinción”. Solo buscando excusas para irrumpir en el mercado y afectar los tratados de libre comercio.

Y tercero, no solo busca atacar esos sectores, sino que ahora, con el discurso extremadamente social, busca la gratuidad en casi todas las áreas sociales, sin medir el gasto, sin calcular las cifras al futuro y con su ambientalismo hippie –tal y como lo diría Alberto Bernal-, busca detener la exploración petrolera afectando las finanzas nacionales y los compromisos gremiales, y con una política energética que dependa de Venezuela y dejar a un lado ser autosuficientes como nación.

About the author

David Esteban Bravo

Soy Coach Empresarial y de vida. Estudiante de 10 semestre de derecho, militante del partido Centro Democrático desde el 2014, miembro de debate y vocero del 'NO' en el plebiscito del 2016, miembro del equipo de precampaña de Rafael Nieto Loaiza de 2017 y 2022. Jefe de debate de jóvenes de Iván Duque en Pasto, Nariño en 2018. Y por último, soy Económicamente liberal y políticamente de derecha.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.