Internacional Opinión Selección del editor

La gran “estrategia” para terminar con la violencia de género: Cuenta hasta diez

“Tratar de simplificar la violencia con un “cuenta hasta 10” o “saca la bandera de la paz” parece una burla a todas las víctimas de feminicidios y violencia familiar que existen en México”

Parece increíble que esta sea la propuesta. Las problemáticas que  conlleva este problema son inefables. Tratar de simplificar la violencia con un “cuenta hasta 10” o “saca la bandera de la paz” parece una burla a todas las víctimas de feminicidios y violencia familiar que existen en México.  Se preveía que con la pandemia según la OMS estos problemas se agravarán, y en el caso de México esto fue así.

“Contar hasta 10” y “sacar la bandera blanca de la paz”. Esta es la gran estrategia que ha planteado el gobierno para tratar de erradicar la violencia de género, problema que el gobierno venía arrastrando, pues antes de la pandemia, tuvieron que parar las protestas del movimiento feminista, (que aunque muy criticado) reclamaba que las acciones por parte del Estado eran nulas para la protección de las mujeres.

Para que en México se le pueda acusar a alguien de violencia a pesar de que exista un testigo que observa esta situación, si no hay acusación de parte de la víctima esto no procede. Son innumerables los casos de mujeres golpeadas donde se observa la agresión y no hay forma de actuar contra el victimario.  Y este tipo de situaciones trasciende hasta llegar a los feminicidios.

Pese a la cantidad de campañas y teorías de académicos que existen al respecto de este tema, parece increíble que SEGOB no pueda realizar otro tipo de campañas o estrategias y tratar de realmente erradicar esta problemática tan fuerte. Imagine una situación así, donde el victimario “reflexione” y se ponga a contar hasta 10, es algo ¡absurdo! Y como en muchas de las cosas que han pasado en México durante este proceso de pandemia, se ha mostrado su incompetencia para la resolución de problemas.

Según Forbes en el primer cuatrimestre del año, los teléfonos de emergencia recibieron 22 millones 805,882 llamadas, de las cuales 5 millones 451,567 resultaron ser verídicas; así como cerca de 403,000 referentes a la violencia de género[1]

Otro de las dificultades que atañe a esta problemática son la falta de recursos que se destinan o mejor dicho que no se destinarán a programas o políticas que ayuden a erradicar o solucionar esta este fenómeno que va en aumento mes con mes, pero lo que si se ve es la obstinación en continuar con proyectos como el tren maya o la refinería de Dos Bocas, como si esto fuera una prioridad en momentos donde la salud y la violencia son problemáticas que el Estado va dejando de lado.

¿Cuál es el camino que seguirá el gobierno? ¿Por qué se da prioridad a estos proyectos? ¿Cuál será el beneficio real de estos proyectos?  Todo esto debe ser de suma importancia pues parece que con ello serán erradicados los problemas de salud y violencia en México… ¿Verdad?

Y aunque la CNDH criticó esta forma de querer erradicar la violencia de género mencionando que este mensaje lo que hacía era invisibilizar las agresiones.

Pero tampoco propone nada este organismo, aunque si entra entre sus labores notificar a las instituciones correspondientes, como es costumbre en muchas de estas no se generan soluciones adecuadas y que hay que decir no es un problema del 2020.

Para terminar, esta violencia y desapariciones de las mujeres se minimiza, el Gobernador  de Puebla Miguel Barbosa dice “la mayoría de las mujeres desaparecidas se van con el novio”

Cuando se le cuestionó a Barbosa sobre las desapariciones él contestó con lo siguiente: “¿Y sabes cuántas ya aparecieron? ¿Sí sabes? ¿Cuántas ya aparecieron? ¿No? Pues infórmate y luego pregunta”.

No hay palabras para describir la insensibilidad e incompetencia que muestran las autoridades. Pero cuando se acerquen las elecciones, entonces sí, prometerán la luna y las estrellas, todas las problemáticas que existen en el país tienen soluciones brillantes en épocas de campañas electorales. ¿Y qué es lo más preocupante? Que en México la clase política siempre se destaca por esas situaciones y como votantes volvemos a caer.

Se pensaba que con la nueva coyuntura de una “Cuarta Transformación” (que parece continuidad del viejo régimen) podrían existir verdaderos cambios, y repito, con las prioridades que tienen el presidente y la clase política en general dejan de lado lo más importante, la seguridad de sus ciudadanos y en esta pandemia la salud.

Aun me gusta pensar que esta “nueva” coyuntura política que estamos viviendo tendrá resultados, ya que es evidente que los malos manejos que han existido en tantos sexenios del PRI y del PAN han dejado al país en grandes crisis, no solo políticas y económicas, sino sociales, pero, (pues hay un gran pero) las formas de actuar del gobierno ante la resolución de esas problemáticas no se observan, parece que continúa en campaña electoral, entonces, ¿los pobres cuándo? ¿Las mujeres cuándo? ¿Los ciudadanos cuándo? ¿Cuándo habrá solución a estas problemáticas que deberían de ser prioridad en México?


[1] https://www.forbes.com.mx/noticias-llamadas-911-violencia-genero/