La comunicación en la Gerencia Social: estudio de caso Antioquia la más educada

Al escrito a continuación se le pide que halle a la comunicación social dentro de la gerencia social, mirar su utilidad e inutilidad, por lo que propongo hacerlo desde un estudio de caso llamado Antioquia la más educada, y se tomará en algunos casos a su megaproyecto Parques Educativos. En el documento Hacia una gerencia social eficiente se pueden encontrar cientos de lineamientos que tiene este modelo de gerencia y cómo ésta es moldeable para ser desarrollada en el marco de un plan de gobierno, que en este caso es departamental.

Al escrito a continuación se le pide que halle a la comunicación social dentro de la gerencia social, mirar su utilidad e inutilidad, por lo que propongo hacerlo desde un estudio de caso llamado Antioquia la más educada, y se tomará en algunos casos a su megaproyecto Parques Educativos. En el documento Hacia una gerencia social eficiente se pueden encontrar cientos de lineamientos que tiene este modelo de gerencia y cómo ésta es moldeable para ser desarrollada en el marco de un plan de gobierno, que en este caso es departamental.

Para empezar se dirá que el Instituto Interamericano para el Desarrollo Social, ve a la gerencia desde el campo comunitario, desde y para la gente, como un ejercicio multidisciplinario, o sea, en la gerencia social se permite la convergencia y el diálogo de saberes para construir metodologías que responden a proyectos y programas: la comunicación aparece en el instante en que se llega a una comunidad a indagar sobre sus necesidades y en el segundo momento, cuando se hace el ejercicio de socialización y desarrollo.

Con la premisa de “alternativas viables para el cambio social”, la gerencia desde el sector público y bajo la apuesta de Antioquia la más educada (volviendo al caso), el gobernador Sergio Fajardo en compañía de su equipo comenzó a trabajar en pro del proyecto basado en la educación. De este concepto parten varios programas. ¿Cómo? Resulta que desde la G.S. se sustentan el desarrollo social, las políticas públicas y la gerencia pública, una dependiendo de la otra hasta llegar al modelo de castillo de naipes. Así y bajo estos tres postulados que alimentan a un gran modelo, las secretarías y las gerencias comienzan a pensar y a implementar sus proyectos en los territorios con sus diferentes enfoques e impactos.

Aquí aparece la labor de la comunicación. Por ejemplo, desde la Gobernación se propuso para los parques educativos, un concurso a los municipios de las 9 subregiones, para que éstos construyeran con sus habitantes (modelo participativo), un plan municipal educativo en el que sustentaran qué iban a hacer en ese nuevo espacio que se construiría en el territorio y cómo este fortalecería el aprendizaje en la educación básica, media y superior, promovería la cultura, entre otros aspectos.

Desde su propio nombre, la gerencia social conlleva a pensar en comunidad. Este programa de gobierno bajo esta “metodología”, empieza a desarrollar sus programas y proyectos desde las diferentes secretarías y gerencias. ¿Cuál es el papel de la comunicación? Informar a la gente lo que está ocurriendo, las diferentes convocatorias o en el lenguaje dulce de esta administración, mostrar las oportunidades; contar lo que se está haciendo día a día, para de esta forma, generar un lazo de confianza en la ciudadanía.

Cabe mencionar que el desarrollo social es visto como el “progreso de los procesos de transformación social y esto es tomando en cuenta al entorno, fenómenos sociales, conflictos, dinámicas culturales, entre otros”, dicho esto, el trabajo con la gente debe ser cercano, ya que desde el contexto de X comunidad, es que surgen las dinámicas y las estrategias, pues las técnicas que enseñan para trabajar con la pesca en Vigía del Fuerte no van a funcionar en un pueblo minero del nordeste como San Roque.

Así las cosas, entre la unión de Estado y sociedad, la comunicación se convierte en el eje de la confianza. Cuando se muestra lo que se está haciendo, la comunidad confía y se atreve a opinar, a participar. Es consciente de sus hechos, de lo que habla, de sus necesidades. Aquí volvemos al punto del inicio: el uso de la gerencia social para gobernar. Incluso, si se va más allá, en el documento Gerencia social: un enfoque integral para la gestión de políticas y programas sociales dicen que la G.S. “consiste en garantizar la creación de valor público por medio de su gestión, contribuyendo así a la reducción de la pobreza y la desigualdad” (dos de los 4 fundamentos de este modelo) y dentro de este plan de gobierno, la educación es el motor de la transformación como ocurre diferente en otras administraciones.

La comunicación y su relación con evidenciar, va de la mano con el anterior valor público, que según la gerencia pública y palabras más cercanas, se trata de una generación de resultados visibles en una comunidad intervenida. De la mano de esto, entra la frase “uso eficiente de los recursos públicos” y ésta es sinónima a la usada dentro de Antioquia la más educada “cuando no se pierde un peso, se puede” (¿Coincidencia?). En síntesis, el comunicar se convierte en símil de mostrar, y eso para estas “administraciones amigables” – que es en sí la imagen que comparten y se encargan de vender -, genera índices positivos en la opinión pública.

Sin embargo, en la gran apuesta de mostrar resultados, ocurre el fenómeno que atacó/ataca a los parques educativos. Para cada apertura de un parque, el espectáculo mediático era/es impresionante, tanto que priorizan la misma inauguración del edificio y descuidan su funcionamiento meses más tarde. La comunicación se convierte en arma de doble filo, ya que la opinión pública siempre va a estar vigilante y curando (devenido de curaduría) todo lo que se haga. Es entonces donde el postulado del documento G.S. un enfoque integral…, que dice “los resultados no se evalúan con los productos sino con el impacto de éstos y la calidad de los procesos”; se superpone al criticismo.

Siguiendo por la línea del postulado del párrafo anterior, este despierta una dualidad en las que primero, hay entonces un eslabón perdido en la información que está brindando la gobernación, ya que solo se queda en el producto y cuando hay un momento de inseguridad o de críticas fuertes, salen estrategias de comunicación que intentan tapar lo que ocurre en aquellos escenarios pues repito, solo hay un seguimiento de medios en la apertura, en su funcionamiento no. Pero, ¿le preguntaron a la comunidad si de verdad quería un parque educativo? ¿Le están dando el uso adecuado? ¿La programación que tiene ya pasó a ser local? No se sabe, no lo informan, nuevamente, comunicación arma de doble filo.

Y segundo, el basarse en los impactos como base de los resultados a socializar con la comunidad, se puede tomar la pasada rendición de cuentas de La más educada. Con esta, se podría decir que fue un gran acierto en cuanto a facilidad de comprensión, la Gobernación y con la ayuda de datos y una gran infografía, contaba los principales logros en los 3 años y medio de mandato que va, y algo destacable es el uso de ejemplos para poner sobre la mesa la magnitud, como es el caso de la pavimentación de las vías, en el que no se detenían a decir solamente: hemos invertido n millones de pesos, sino que iban al punto, “hemos pavimentado tantos kilómetros, lo que equivale ir desde Medellín a Turquía”, esas frases construidas así, permiten a la gente tener un mayor entendimiento de lo que se les está contando, algo definitivamente clave en la G.S., la horizontalidad en el lenguaje.

Contada la experiencia anterior, la comunicación es la herramienta para el modelo de Gerencia Social, ya sea para desinformar, confundir, evidenciar y fortalecer procesos. Ambas al ser dirigidas y enfocadas hacia la gente, están en el riesgo de ser criticadas por un movimiento mal hecho, pero finalmente eso es lo que hace a un buen gerente y a un buen comunicador, el saber maniobrar este tipo de situaciones, para que se disminuyan las pérdidas (ya sean incluso de credibilidad) económicas y se fomente más el ejercicio de participación desde eso propio que define Deleuze como “aquello del territorio de lo que el hombre habla con orgullo y siente suyo”.

About the author

Cristian Camilo Jiménez Mejía

Periodista a un paso de recibir el cartón. Todas las montañas puntiagudas me parecen farallones. Parva y chucuchucu. No bailo como tía.

3 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.