EspecialesAP Selección del editor

“La Ciencia Política podría ser una voz en sí misma.” Entrevista al director de Es de Politólogos

Al Poniente entrevistó a Santiago Arias Rodríguez, politólogo de la Universidad San Buenaventura, y director y fundador de Es De Politólogos –EDP-, plataforma con la que desde el portal nos aliamos para presentar las 10 razones para votar y no votar por cada uno de los candidatos presidenciales. Con él hablamos sobre Ciencia Política, academia, los medios de comunicación y por supuesto, las redes sociales.

 

¿Cómo surge la plataforma Es De Politólogos?

Surge como parte de una especialización en comunicación política que estaba realizando. Una de las partes de los proyectos que se incluían allí era la creación de alguna plataforma digital, entonces yo creé EDP pensando en que, no había un espacio en redes sociales donde se hablara de Ciencia Política. Ese proyecto se quedó quieto durante mucho tiempo y después lo retome y me di cuenta que ya tenía muchos seguidores, en cuestión de dos o tres meses, ahí fue cuando decidí continuar con el proyecto.

Hoy en día estamos constituidos como una organización y como toda una plataforma de creación de contenidos sobre comunicación política.

 

¿Cree que la plataforma le ha aportado algo en estos años a la Ciencia Política en Colombia?

Como EDP está jugando con el contenido que se consume en estos tiempos, y es esa apuesta entre el rigor académico y la sátira política, lo que ha hecho es atraer gente y llamar la atención de personas que creen tener interés en ser agentes de cambio pero, que no han decidido por qué lado irse o cómo es la manera de interactuar con la sociedad, con las intenciones de ejercer cambio político o control ciudadano. Entonces, se dan cuenta que una manera de hacerlo es con la Ciencia Política, que es una herramienta que podría funcionar y por eso, creo, estamos llamando la atención de los jóvenes para que estudien la disciplina.

Para las personas que ya la están estudiando, estamos aportando a que se amplíe el repertorio comunicativo, porque el tradicional paper académico y el tradicional rigor académico, es la manera que históricamente, no solo la Ciencia Política si no las ciencias sociales, han dado salida al conocimiento; pero invitamos a ampliar es variedad con otros medios y mecanismos para comunicar lo que la Ciencia Política está investigando y las conclusiones a las que están llegando, que se preocupen más por buscar maneras alternativas y fáciles de consumir para el ciudadano común sobre los procesos sociales, políticos y económicos que está llevando la sociedad en la que vive. Yo creo que ese es el aporte de EDP, pero eso no es solo a Colombia, nosotros esperamos que este ocurriendo también en Latinoamérica.

 

En ese orden de ideas, ¿cómo se expandió EDP en Latinoamérica?, ¿cómo surge la “filial” en Brasil con contenidos en portugués?  

Todo ha sido orgánico hasta este punto. Nos hemos puesto a pensar que,  lo que explica la expansión en números de la comunidad tiene que ver con la calidad del contenido. Creemos que, si no tuvimos que pagar para que la plataforma creciera, por lo menos en redes sociales, es porque el contenido era bueno.  Los contenidos han sido lo suficientemente buenos para atraer a las personas, a eso sumamos la invitación constante atreves del humor político a discusiones más serias. Eso la gente lo aprecia y de manera orgánica la gente se ha acercado.

 

Además de eso que nos ha contado, ¿qué le puede o le está ofreciendo EDP a la comunidad?, ¿qué más podemos encontrar fuera de la sátira política?

En sí mismo es el sentido de la horizontalidad de la creación del contenido. Las personas tienen ese espacio en el portal web para subir sus artículos y los análisis que hagan de sus temas, que son transversales a todo el continente.

Pensamos en la horizontalidad siempre, por eso decidimos que no se banea a ninguna persona por muy radical que sea su comentario, aunque hay excepciones en donde se pasa al insulto. Sin importar las banderas políticas, se les permite a las personas opinar sobre los temas y hacer sus análisis, no solo a través de los comentarios de las publicaciones, sino que también, a través de artículos y  videos.

También estamos empezando a meternos por el tema de hacer las infografías. A los materiales gruesos y difíciles de consumir los convertimos en información fácil, sin dejar el rigor. También estamos haciendo un constante llamado a la acción y al fortalecimiento del debate en redes sociales.

 

Ahora mencionó el tema de las banderas políticas, ¿actualmente, EDP tiene alguna inclinación política o filosófica?

La intención principal cuando yo creé esta página era que yo no podía hablar solo, ni hablar en nombre de la Ciencia Política, es por eso que empecé a invitar a personas a trabajar, fui ingresando administradores a la página de Facebook y a las personas que iba invitando a que se acercaran, los motivaba a que aportaran elementos, pues me importaba mucho la multiplicidad de las voces. La Ciencia Política no se podría construir digitalmente con una sola voz, porque aunque yo tengo una filosofía política personal, no quiero que EDP tenga exclusivamente esa impronta, por eso traté de buscar diversas ideologías, en diversas personas, de diversos países.

La plataforma sin duda ha tomado un rumbo hacia ideas progresistas, yo no diría de izquierda, por lo que, si tuviera que encasillar a la plataforma, hay un rasgo progresista definitivamente en lo que hacemos, por las causas que embanderamos, sin encasillarlo en de izquierda o de derecha; porque  a todos les ‘tiramos’, pero hay causas que están ligadas al sentido común y que no tienen bandera política.

 

¿Qué rumbo le ve a la plataforma?, ¿hacia dónde quiere llegar con ella?

Que seamos originadores de opinión pública y de opinión académica. Que lo que digamos nosotros no sea una verdad absoluta, pero sí que seamos un referente para discutir la Ciencia Política. Que lo que publique EDP sea la voz de los politólogos latinoamericanos, pensándose la región y sus problemas.

Si queremos construir una definición de lo que somos y lo que hacemos, como politólogos, en Latinoamérica pasa necesariamente por ampliar los repertorios comunicativos para que se construya una definición, y eso se hace con un amplio espectro comunicativo. La Ciencia Política podría ser una voz en sí misma.

 

Como fundador y director de EDP, ¿qué libro le recomendaría a alguien que quiera empezar a estudiar Ciencia Política?

Le recomendaría Teoría y Métodos de la Ciencia Política de Stoker y Marsh. Ese libro es muy fácil y entretenido de leer.

 

Un libro que le recomiende a alguien que en este momento está estudiando Ciencia Política o ya es politólogo/a…

A pesar de lo complejo, yo recomendaría Imperio de Michael Hardt y Toni Negri. Hay muchos elementos que una persona podría entender para acercarse a lo que la sociedad necesita en estos tiempos tan turbulentos. Hay que dar dos pasos para atrás para mirar las cosas como están sucediendo en vez de tomar posiciones a ultranza, de izquierda a derecha. Pero lo que más aporta el libro es que el poder se ejerce en los márgenes del círculo del poder.

 

Por: Diego Alejandro Casas, subdirector de Al Poniente.

Esto fue escrito por

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.