Jóvenes, vergüenza nacional, consejos juveniles

El pasado 5 de diciembre del presente año, los jóvenes de 14 a 28 años tenían una invitación cordial por parte del estado colombiano. Una invitación para generar el cambio, ese cambio que a punta de piedra y disturbios le pidieron de manera cordial al presidente Iván Duque y claro como un derecho constitucional, a ser escuchados y que por fin se les parara bolas, este gobierno a quien ellos llaman un “Gobierno opresor” pues decidido decirles – Vayan a votar culicagados hagan ustedes el cambio porque a sus papás, abuelos, tatarabuelos les dio miedo.

Todo esto de los Consejos de Juventud fueron creados por la ley 1622 de abril de 2013, que lo conforman grupos de jóvenes, para hacer veeduría política, también cabe aclarar que nunca se habían hecho elecciones, desde su creación, y el pasado domingo 5 de diciembre se estrenaba este mecanismo en la nación. Jóvenes quienes fueron cruelmente acribillados por integrantes de la policía nacional y miembros de la policía quienes murieron y fueron linchados, todo esto para que se les respetaran sus derechos y en especial a tener participación política, y hacerles veeduría a todos estos ladrones, de cuello blanco quienes con palabras románticas siguen robando el pueblo.

Los jóvenes quienes tenían la responsabilidad de salir masivamente a votar no lo hicieron, se quedaron de “locha” era domingo y que pereza pa salir. Tantos muertos, tantos disturbios para no salir con nada, para no salir a votar, les hizo falta sus amos, que, con un trino político, los motivara a las marchas o en este caso a votar.  Para que salieran masivamente a ejercer ese derecho que los últimos gobiernos como cosa rara habían olvidado. Según la registraduría del estado civil el total de candidatos inscritos en el territorio colombiano era de 41,825 hombres y mujeres.  Solo votaron 1.2 millones de los 12 Millones de jóvenes entre 14 a 28 años habilitados para ejercer su derecho al voto, esto dejando un sabor agridulce, es decir que solo el 10% fue a las urnas.

Teniendo en cuanta el 100% de las 19.991 mesas habilitadas, en total votaron 1.279.961 jóvenes de 12.282.273 que estaban habilitados para ejercer su derecho.  Y esta pesadilla electoral no termina ahí pues un dato que se debe resaltar de las elecciones fue el alto porcentaje de los votos nulos, en total fueron 291.000, casi el 23% de los 1.2 millones de votos. Los válidos en total llegaron a 927.000.

Una desgracia electoral en pocas palabras, pero el registrador nacional Alexander Vega, quien sostuvo que “por primera vez los jóvenes, hacían historia en el país y el Latinoamérica.  Y que había que festejarlo con todos los jóvenes del país”.

Solo de pensar la cantidad de recurso que se gastaron, del bolsillo de los colombianos dejan un sabor amargo. Todo para que los jóvenes se empoderaran y salieran a las calles, a ejercer sus derechos, pero no salieron. Cuando vamos a tomar conciencia, esta juventud que a gritos pide derechos, no obstante, se les olvida cumplir deberes. Sin embargo, la culpa es del estado que no hizo propaganda, que no paso casa por casa para a decirles.  La culpa es del gobierno que no repartió tamales ni hojas de zinc.

Cuánta razón tenía Jaime Garzón en decir; “Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvarlo. ¡Nadie!” Pues la juventud colombiana demostró que quieren seguir siendo víctima de los mismos, a quienes ellos le protestan.

Tags

About the author

Joan Steven Zuñiga Pacheco

Estudiante derecho de la universidad Santo Tomás Sede Medellín y Estudiante de Administración pública Territorial en la escuela superior de Administración Pública ESAP.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.