Inflación: Un Fenómeno más allá de lo Económico

los hombres no son solo Homo œconomicus, es decir, no solo de pan viven los hombres, viven de esperanza, de fines, de metas


Al hacer alusión a temas que atañen al ámbito económico es común llegar a la conclusión que sobre este tipo de temáticas todo está escrito y que pretender nuevas respuestas requiere de un extenso conocimiento sobre números, fórmulas y estadísticas. No obstante hemos de recordar que la economía es una ciencia social que si bien cimienta sus argumentos en las matemáticas posee un factor meramente humano que en ocasiones los números no engloban y crean interrogantes sobre cómo identificar de manera íntegra los fenómenos propios del diario vivir. La inflación es uno de esos fenómenos, es entendida frecuentemente entre los economistas como el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios existentes en el mercado durante un determinado período de tiempo. Si bien esta definición podría comprender en general a lo que hace referencia, en ella no se evidencia cómo es que esta logra afectar de manera directa la cotidianidad de las personas de a pie, por ello invito amablemente al lector seguir atento y enterarse de manera más asequible cómo esto pasa de la teoría a la práctica en la inmediatez del mundo en el que vivimos.

Para empezar recuerde que, los productos que usted consume son limitados y que de allí sean o más caros o más baratos, es decir, si hay más existencias de un producto este tiende a ser más barato, de allí que por ejemplo el arroz tenga un precio más bajo que el caviar y que sea más común encontrarlo en la canasta básica de la mayoría de los hogares, existe hoy una oferta amplia en marcas de arroz que permite que precisamente el precio de este sea asequible, de allí que como primer conclusión entienda que, al existir una mayor satisfacción de una necesidad esta por consiguiente generará precios que serán favorables para los consumidores, para usted, que precisa de un buen producto a un mejor precio. Al comprender esto entonces ¿Qué es lo que genera la inflación? A dicha interrogante en primer lugar no creamos que el alza de los precios obedece a factores exógenos al mercado, sino que al contrario esto respeta la lógica de la escasez, que genera siempre que los productos sean más caros y por ello que para todos sea más compleja la adquisición de bienes, en especial para aquellas personas con ingresos bajos. En segundo lugar y en miras de ser más explicativos a partir del siguiente ejemplo se dejará en evidencia cómo es que el alza en el precio de un producto genera como consecuencia exista un alza generalizada de más bienes. Figurémonos que estamos en los zapatos de un panadero que recibe la triste noticia que el precio del trigo ha aumentado por la falta de éste en el mercado nacional y que como consecuencia directa la harina que usa diariamente también sufra un alza que le lleva a tener que comprar más caro, razón lógica por la que los precios de sus productos en este caso panes serán más costosos y seguramente sus ventas puedan menguar. Por tanto su capacidad de producción será menor y esto genera que el pan sea cada vez un producto más limitado que sube de precio, llevando finalmente a que para usted sea más complejo adquirir pan para su hogar o en caso de comprarlo tendrá que disponer de más dinero que seguramente le lleve a no poder apreciar otros bienes que seguramente no son de una necesidad tan básica. En esta cotidiana situación previamente expuesta puede ver entonces cómo un precio hizo que los demás aumentarán y que su bolsillo resultara en últimas damnificado al ya no poder utilizar su dinero para la satisfacción de otras necesidades que seguramente afectarán su calidad de vida.

Si ha llegado a este punto seguro se preguntará ¿Pero dónde deja de ser la inflación un fenómeno más allá de lo económico? A lo que humildemente se dará respuesta en este último tramo del escrito. Siguiendo con el ejemplo del panadero, a este no solo le afectará la inflación en cuestiones monetarias, por el contrario la incertidumbre del futuro de su negocio y su vida le llevará a pensar en cómo será que puede seguir viviendo de aquello que le genera no solo dinero, sino que seguramente le hace sentirse satisfecho con su manera de vivir. Además el pobre panadero se tendrá que enfrentar con esa dura realidad de no poder ahorrar lo suficiente o incluso no poder dar satisfacción a las necesidades de él y de su familia, lo que le llevará a presentar problemas no solo en su salud mental, también en su salud física que en últimas lo llevará a perder calidad de vida, calidad que aunque la economía puede mejorar, no es del todo económica, pues los hombres no son solo Homo œconomicus, es decir, no solo de pan viven los hombres, viven de esperanza, de fines, de metas que la economía o al menos ciertas corrientes económicas no contemplan y que no se confunda esto con marxismo pues la crítica de Marx nunca dejó de utilizar esa figura del hombre económico de la escuela clásica de la economía, razón por la cual se dejaron por fuera todos esos factores que a la larga ponen a los hombres en situaciones tales que le llevan a perder ese espíritu propio de lucha y de seguir adelante. Concluyamos con que las acciones humanas son las que generan cambios en el mundo y que la inflación coarta de manera tajante el impulso de las acciones individuales que son las que permiten que en una sociedad exista el bienestar que solo la cooperación y la división del trabajo permite, no crea que el mercado es un ente todopoderoso, somos todos, son nuestras acciones que en conjunto dan el incentivo para una vida en armonía con nuestros semejantes.


Otras columnas del autor en este enlace:  https://alponiente.com/author/carlosrm1218/

About the author

Carlos Andrés Rada Marriaga

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.