Índice de paz global: Colombia, en zona de descenso

Según el “Índice de paz global” la violencia nos cuesta un gasto del PIB aproximado del 26%. Muy bien lo señala el Instituto para la Economía y la Paz: “la violencia sigue teniendo un impacto significativo en el desempeño económico mundial”. Y Colombia, no es la excepción.”.


Desde el año 2007, el Instituto para la Economía y la Paz, lidera un cambio de paradigma “en la forma en que el mundo piensa sobre la paz”. A través de una metodología que utiliza 23 indicadores cualitativos y cuantitativos, estima los costos asociados de la violencia teniendo en cuenta variables y riesgos de 163 países y territorios que comprenden el 99,7% de la población mundial.La más reciente publicación anual del “Índice de paz global” arroja como resultado que el nivel promedio de paz se deterioró en 0.3 %. Al parecer no es un dato significativo, pero en perspectiva, nos indica que el mundo está en una espiral de violencia. Islandia es el país más pacífico. Por su parte, Afganistán, es el menos pacífico; categoría que conserva por quinto año consecutivo.

Los datos presentados ameritan un juicioso análisis. De las 163 naciones, Colombia se ubicó en el puesto 144. Si bien mejoró dos casillas en relación con el informe de 2021, se encuentra en zona de descenso, dado que está a escasos 6 lugares de pasar de un nivel de paz “bajo” a “muy bajo”. Registra junto a India, Bangladesh y Brasil, un deterioro debido a “violentas manifestaciones”; además, sufrió altos costos relacionados con refugiados y desplazamientos. En Sudamérica, el país solo es superado por Venezuela que ocupa el lugar 148. Uruguay es el mejor ubicado en el número 46.

Los autores del reporte concluyen que, con altos niveles de violencia, existe mayor probabilidad de afectación en la economía y el crecimiento. Es decir, estamos expuestos a mayores tasas de desempleo y niveles más bajos de productividad económica.

El panorama global no es muy alentador. Contexto: Guerra en Ucrania, crisis económica, inseguridad alimentaria, cambio climático, carrera armamentística y movimientos geopolíticos en el mar de China Meridional. Según la publicación de Okba Mohammad y Andrea Olea en el diario El País de España, la inversión pública mide el interés político de los Estados, y desde el año 2017, “el fervor bélico está en pleno auge”; los gobiernos han persuadido “a la opinión pública que es imprescindible aumentar el gasto militar”.

La medición del impacto de la violencia en porcentajes del Producto Interno Bruto (PIB), indica que Colombia ocupa la posición número 1 en Sudamérica y la número 7 en el ranking mundial, como la economía con mayor “costo económico de la violencia” directo e indirecto per capita. En palabras sencillas, según el “Índice de paz global” la violencia nos cuesta un gasto del PIB aproximado del 26%. Muy bien lo señala el Instituto para la Economía y la Paz: “la violencia sigue teniendo un impacto significativo en el desempeño económico mundial”. Y Colombia, no es la excepción.

 

About the author

Miguel Ávila Bruno

Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia. Especialista en Derecho Público de la Universidad Autónoma (Bogotá). Experiencia en dirección, gestión y asesoría de entidades públicas.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.