Gianluigi Buffon: un referente del amor al trabajo

Escribí la primera versión de esta columna en una servilleta mientras disfrutaba el menú que el Real Madrid brindó a sus invitados a la zona VIP en el estadio Santiago Bernabeu, en los momentos previos al partido contra el Manchester City en la semifinal de la Champions League.

Escribí la primera versión de esta columna en una servilleta mientras disfrutaba el menú que el Real Madrid brindó a sus invitados a la zona VIP en el estadio Santiago Bernabeu, en los momentos previos al partido contra el Manchester City en la semifinal de la Champions League.

Mi anfitrión en esta importante gesta deportiva fue el presidente mundial de la Fundación Revel, quien me sorprendió por su conocimiento sobre la situación político-social de Colombia. Una de las finalidades de la Fundación Revel es la de fomentar el liderazgo y el aprovechamiento del tiempo libre en los niños y jóvenes en diferentes países del mundo.

Hablando en la jornada previa al partido con algunas personas allegadas a la Fundación sobre los grandes jugadores del Real Madrid a través de su historia, que se convirtieron en referentes debido a su entrega y amor al trabajo, logré construir una lista que seguramente es incompleta: Alfredo Di Stefano, Raúl González, Iker Casillas, Emilio Butreagueño, Fernando Hierro, Zinedine Zidane, Santiago Bernabeu, Francisco Gento y Cristiano Ronaldo.

Para los grandes clubes del mundo es muy importante que sus jugadores sean buenas personas, con valores y códigos de conducta que puedan ser emulados por las nuevas generaciones. Buenos futbolistas se encuentran en muchas partes del mundo pero personas integrales no se consiguen fácilmente. Y un jugador talentoso que además sea un excelente ser humano finalmente es alguien que ama su trabajo y se entrega con todas sus fuerzas y todo su corazón.

Nuestra conversación con el alto directivo de la Fundación Revel giró, minutos antes de que comenzara el partido, en torno al gran logro del arquero de la Juventus y la selección italiana de fútbol, Gianluigi Buffon, quien batió el record de tiempo sin encajar un gol en la Serie A de la liga italiana, logrando mantener su portería en blanco por 974 minutos, y superando la marca de Sebastiano Rossi que había alcanzado 929 minutos sin recibir anotaciones.

A los treinta y ocho años Buffon es un referente del futbol italiano y un ejemplo para las nuevas generaciones. Con veintiseis años bajo los tres palos en la liga de Italia, es un líder de su equipo y su selección, respetado por compañeros y rivales, y admirado por aficionados y periodistas.

Mi cercanía académica con el deporte, a través de la cátedra de Marketing Deportivo, me ha motivado a tomar como espejos, para compartir con mis alumnos, algunos casos de éxito en el deporte, ya sean de tipo individual o preferentemente de tipo grupal. Un ejemplo de éxito es el de Buffon que encaja en el perfil de un líder organizacional, a nivel gerencial o directivo.

Con motivo de su record en el fútbol italiano, Buffon publicó una carta dirigida a su mejor amiga, la portería, que es un bellísimo ejemplo de amor al trabajo

 

Esta fue la carta:

«Tenía 12 años cuando te di la espalda.

Renegué de mi pasado para asegurar tu futuro.

Fue una elección del corazón.

Una elección del instinto.

Justo el día en que dejé de mirarte a la cara, sin embargo, empecé a amarte.

A protegerte.

A ser tu primer y último instrumento de defensa.

Me prometí que haría todo lo posible para no cruzarme con tu mirada. O para hacerlo lo menos posible. Pero cada ocasión fue un sufrimiento, tener que darme vuelta para entender que te había desilusionado.

Una vez.

Una vez más.

Siempre hemos sido opuestos y complementarios, como la Luna y el Sol. Forzados a vivir uno al lado del otro, pero sin poder tocarnos. Compañeros de vida a quienes se niega el contacto.

Hace más de 25 años hice mis votos: juré protegerte y vigilarte. Convertirme en un escudo contra tus enemigos. Siempre he pensado en tu bien, anteponiéndolo al mío. Y todas las veces que me di la vuelta para mirarte intenté sostener tu expresión decepcionada con la cabeza en alto, pero a sabiendas de mi sentimiento de culpa.

Tenía 12 años cuando le di la espalda a la portería.

Y seguiré haciéndolo. Mientras las piernas, la cabeza y el corazón resistan».

 

En mi cátedra universitaria, y en mis programas de consultoría organizacional, emplearé esta carta como ejemplo de lo que es el amor al trabajo y como una muestra de que cuando las tareas se asumen con pasión los resultados muy probablemente serán más generosos.

Los mensajes de Buffon aplicables a la actividad empresarial, que identifiqué y quiero compartir con los lectores del portal Al Poniente, fueron los siguientes:

  • “Fue una elección del corazón”.

 

Hay que amar lo que se hace. Si uno ama lo que hace tendrá el camino allanado para ser exitoso en cualquier empresa o institución para la cual trabaje.

 

  • “El día que dejé de mirarte… comencé a amarte”.

 

Cuando uno llega a una nueva organización debe comenzar un romance con ella, con su entorno y con sus objetivos corporativos. Y cuando uno está enamorado, la vida es más linda y agradable.

 

  • Somos “compañeros de vida”.

 

Uno se pasa más de la mitad del día despierto en el lugar de trabajo y pensando en los asuntos corporativos. Por tanto tenemos el reto de disfrutar de esa compañía y de sus aspiraciones.

 

  • “Juré protegerte y vigilarte”.

 

El interés corporativo está por encima de los intereses particulares de cada uno de los empleados.

 

  • “Y seguiré haciéndolo. Mientras las piernas, la cabeza y el corazón resistan”.

 

Las empresas deben valorar la experiencia y reconocer la tradición de los empleados comprometidos, porque a la larga no es tan fácil conseguir quien se comprometa realmente con la causa de la organización.

Quien no ame su trabajo será, finalmente, un amargado y un incompetente en las tareas que desarrolle.

Quien ame su trabajo será un ganador, un constructor de ideas, un líder de proyectos y un referente para sus compañeros.

About the author

Diego Germán Arango Muñoz

Ingeniero Administrador de la Universidad Nacional de Colombia Psicólogo, de la Universidad de Antioquia Administrador Turístico, del Colegio Mayor de Antioquia. Especialista en Mercadeo, de le Universidad Eafit. Especialista en Investigación Social, de la Universidad de Antioquia. Profesor de la Universidad Nacional de Colombia desde 1977. Profesor invitado a 35 universidades hispanoparlantes. Consultor en Marketing para más de 350 compañías. Director de más de 3,500 investigaciones empresariales en el campo del Marketing.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.