Europa, victorias y derrotas

     

Por una vez, en una jornada electoral, no todos ganan. Es más, en estas elecciones para el parlamento europeo que se han celebrado este domingo, está bastante claro quién pierde.

Y el primero que pierde es el propio concepto del Europarlamento. Este concepto de Europa se percibe como un lugar lejano, culpable de los aspectos negativos que azotan la realidad social de los estados miembro y nunca responsable de los progresos individuales que se produzcan en estos. Es por ello que, una vez más, la abstención ha sido altísima, ni siquiera la mitad de la ciudadanía europea ha querido invertir un momento de su tiempo en elegir al que fuera el presidente de la Comisión Europea, algo que sucedía por primera vez desde la creación de la Unión. Los candidatos, y la candidata, a esta presidencia no han tenido reconocimiento durante toda la campaña, incluso como síntoma de la cercanía en la que la institución está situada, se podría, y quizás se debería, consultar el reconocimiento que durante los próximos cinco años el señor Juncker, candidato del Partido Popular Europeo y vencedor de las elecciones, va a obtener.

El segundo gran derrotado de estas elecciones ha sido el bipartidismo, ni Partido Popular Europeo, ni los Socialdemócratas han logrado sus objetivos. Entre los dos, a falta de conocer los resultados de Reino Unido, han perdido más de 50 escaños respecto a las elecciones de 2009. Únicamente en Malta, Eslovenia y Letonia presentan ligeras mejoras, el resto de Estados miembros varían entre la igualdad, el ligero decrecimiento o la absoluta debacle que se ha producido en importantes referentes del proyecto europeo como son Italia, Francia o España.

Europa se harta, Europa quiere propuestas diferentes a la tecnocracia, a la “estupidización” ciudadana que supone el voto a la característica fundamental del bipartidismo, vota a un partido únicamente para que no gane el otro.

Europa se harta de la tecnocracia, Europa quiere algo diferente, no sabe muy bien el qué, pero definitivamente algo diferente. Esa falta de proyectos, ese déficit de orientación, ha provocado una entrada masiva de cualquier propuesta diferente que se haya presentado.

Ha logrado vencer el europeísmo, el euroescepticismo, la eurofobia, las estrellas de televisión, la extrema derecha, la extrema izquierda, los indignados y las indignadas…

Se abren cinco años complicados para el parlamento europeo, si Partido Popular Europeo y Socialdemócratas pactan, como se prevé, llenarán de razones a todos los partidos que han basado su campaña en denunciar este “pacto de facto” que llevan años ejecutando entre acalorados y mediáticos debates  nimios. Si no lo realizan, las coaliciones a través de los clásicos ejes izquierda/derecha, no conseguirían conceder la presidencia a los candidatos de ninguno de estos dos grandes referentes ideológicos.

Por ello, pase lo que pase, la Eurocámara se presenta ante el mayor reto de su historia, aportar altura a debates ricos de sustancia, exultantes en propuestas y acertados en soluciones. Debates, propuestas y soluciones que logren finalizar de una vez por todas con una crisis económica en su origen, que se convirtió en política durante su transición y que continua avanzando velozmente, y sin freno que se aprecie, hacia la ingobernabilidad institucional con el que alcanzará su apogeo en el destrozo social que ya durante siete años ha realizado de manera implacable.

Por: @DanyBesteiro

[author] [author_image timthumb=’on’]https://fbcdn-sphotos-g-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/t1/1896770_1404139356510592_147251123_n.jpg[/author_image] [author_info]Daniel Besteiro Rodríguez Ingeniero en informática por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Master en Publicidad y Comunicación Corporativa por el Instituto Internacional de Marketing y Negocios. Master en Estudios Políticos Aplicados por el Instituto Universitario Ortega y Gasset. Miembro de Nueva Canarias. Ha participado como colaborador en SPQ Consulting.Leer sus columnas. [/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

8 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.