Derecho Opinión Recomendados Selección del editor

Encubiertos

En una situación similar a la planteada por Orwell[1], en Bello tendremos que vivir con la seguridad de que cualquier sonido emitido, puede ser registrado o escuchado por alguien a quien solo veremos en la oscuridad


El municipio de Bello Antioquia se encuentra ubicado al norte del Valle del Aburrá, en el departamento de Antioquia, la situación de seguridad de este municipio es tristemente célebre por los fenómenos de confrontación armada entre grupos delincuenciales que llevaron a que sus cifras de homicidios rondaran el centenar en el 2019. Luego de la pandemia los habitantes de este territorio se enfrentan a una nueva amenaza, el incremento exponencial de los hurtos y los asaltos a mano armada de locales comerciales.

Ante este panorama, la Alcaldía de Bello ha implementado una serie de medidas para intentar controlar la difícil situación de orden público del municipio. Resaltan, la instalación de 50 cámaras de vigilancia[2] con una inversión de 60 millones de pesos por cada cámara, la militarización del municipio[3] a cargo del batallón que ganó el macabro concurso de falsos positivos[4]  y el programa de vigilancia móvil “rutas seguras”[5], las cuales fueron criticadas por líderes comunales:

“Mario Cataño, señaló que «se reúnen en consejos de seguridad, pero nos dicen lo mismo. Nos dan los teléfonos de los cuadrantes, pero ellos vienen con una patrulla y luego la cambian, entonces esa seguridad no nos sirve[6]»

Ante la poca efectividad de las medidas puestas en marcha, el pasado 22 de octubre la administración de Bello anunció el plan cazador, consistente en infiltrar policías[7] en diferentes puntos de Bello con la tarea de espiar a las personas que se encuentren en espacios de esparcimiento, en lugares de trabajo y/o en sitios de reunión.

En una situación similar a la planteada por Orwell[8], en Bello tendremos que vivir con la seguridad de que cualquier sonido emitido, puede ser registrado o escuchado por alguien a quien solo veremos en la oscuridad.

Al estudiar a fondo el funcionamiento general de los agentes encubiertos en Colombia la H. Corte Constitucional[9] reconoció que infiltrar agentes es una situación que amenaza los derechos a la intimidad, la dignidad humana y en ocasiones el debido proceso; justificada únicamente cuando se de en el marco de un proceso judicial abierto[10], contra una persona totalmente identificada que además sea sospechosa de estar desarrollando actividades delictivas.

Así mismo como requisitos adicionales, el Código de Procedimiento Penal establece que el agente encubierto debe contar con la autorización del director nacional o seccional de fiscalías y el proceso se debe someter a un control posterior por un juez de la República.

De no contar con todos y cada uno de los requisitos descritos, se está en un escenario de agentes encubiertos ilegales o en otras palabras,  los bellanitas estarán básicamente vigilados por personas armadas sin ninguna identificación,  frente a los cuales no es claro que reglas siguen, quienes los controlan y que no arrojan certeza sobre que va a pasar si detienen a alguien en una ciudad que entre el 2018 y el 2019 sufrió la desaparición de más de 120 personas[11].

De lo anterior quedan varias dudas, ¿Quién va a responder por los delitos que la ley les permite ejecutar a los agentes encubiertos[12]? ¿Cómo evitar que los funcionarios encubiertos desaparezcan a quienes retienen? ¿Cuenta la alcaldía con la autorización de la dirección Nacional de fiscalías para estas vigilancias? ¿Ahora Bello está vigilado por policías sin identificación visible? Y por último, si las medidas de agentes encubiertos son destinadas para delincuentes dentro de un proceso judicial ¿significa que el alcalde nos está tratando a todos los bellanitas como criminales?


Fuentes:

[1]  Se refiere al libro “1984” una claustrofóbica fábula del totalitarismo que desnuda los ejercicios de vigilancia del Estado

[2] 3.000 millones de pesos costaron las nuevas cámaras de vigilancia en Bello https://telemedellin.tv/con-50-camaras-de-seguridad-reforzaran-vigilancia-barrial-en-bello/427856/

[3] La política de militarizar Bello es similar a apagar un incendio con un galón de gasolina. https://www.laorejaroja.com/militarizar-bello/

[4]  Ver mas sobre el “concurso” de falsos positivos en Antioquia aquí https://www.lasillavacia.com/historias/silla-nacional/el-batallon-que-gano-el-concurso-de-falsos-positivos/

[5] Aquí el anuncio de la Alcaldía de Bello y la crítica de lideres barriales https://caracol.com.co/emisora/2021/10/01/medellin/1633110834_947305.html

[6] Ibídem

[7] El alcalde de Bello anuncia en un restaurante la implementación de la medida de agentes encubiertos https://www.facebook.com/AlcaldiadeBello/videos/426020685854895

[8]  Se refiere al libro “1984” una claustrofóbica fábula del totalitarismo que desnuda los ejercicios de vigilancia del Estado

[9]  https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2016/C-156-16.htm

[10] Art 242 Código de Procedimiento Penal

[11] En la Pagina 8 se lee un reportaje sobre la situación de desapariciones en Bello https://issuu.com/sextantedigital.funlam/docs/sextante_20edici_c3_b3n_2039

[12] El artículo 242 del Código de procedimiento penal colombiano plantea que los agentes en cubierto puedan realizar actos extrapenales con trascendencia jurídica

Esto fue escrito por

Jeison Esteban Tabares Álvarez

Soy un Defensor de derechos humanos residente en el municipio de Bello, activista en el colectivo Lazos de Libertad y apasionado por lo que sucede en mi ciudad.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.