Opinión Política

El TV show del gobierno con las vacunas

“Me quedé sin palabras al ver tanta mediocridad”


 El día tan esperado por fin llegó. La esperanza nos abrazaba nuevamente con el arribo de las vacunas a nuestro país.

Los colombianos estábamos felices. Con la llegada de las vacunas de Pfizer, se iniciaba el proceso para terminar la pandemia. Claro, al principio estábamos viendo cómo países con menor desarrollo que el nuestro ya habían iniciado este proceso a finales del año pasado. Pero, por fin llegaron, somos los últimos, pero llegaron.

Viendo la transmisión por un medio de comunicación reconocido, me pregunté: ¿realmente es necesario todo este show?, ¿cómo una situación tan importante había pasado a ser burla y vergüenza? Empezando por las ansias del presidente, vicepresidenta y el ministro Ruiz por tomarse la foto histórica con las cajas de Pfizer.

Al día siguiente fue peor, todo estaba listo para que el presidente Duque llegara a Sincelejo para ser fotografiado con la primera persona en ser vacunada en este departamento, pero el mandatario llegó tarde. Luego, el desfile del alcalde de Sincelejo Andrés Gómez Martínez y el gobernador Héctor Olimpo paseando con las cajas de un lado para otro, y cuidado alguno se adelantaba pues se podría dañar el momento histórico.

Pero lo que más me sorprendió fue cómo los medios de comunicación se prestaron para esta sección de farándula. De verdad, fueron tan mediocres que en uno de los instantes narraron el paso a paso de cómo la enfermera destapaba el diluyente y lo colocaba en la vacuna, y lo que hacía mientras se acercaba a Verónica Machado. Luego, el pinchazo final, los destellos del flash en el lugar y eso fue todo. ¿Para qué tanto show?, ¿de eso se trata un cubrimiento especial?, ¿así tratan un tema tan delicado como el inicio de la vacunación? Me quedé sin palabras al ver tanta mediocridad.

Lo que menos nos interesa es conocer quién fue la primera persona vacunada en cada rincón del país, pero sí los datos reales, la verdadera distribución de las dosis, el avance de recuperados después de su aplicación, cuántas vacunas más van a llegar y el estimado por lo menos a completar el millón de vacunados en el país. Eso es lo que realmente importa. No la primera foto, el cubrimiento mediocre o el show que montaron, eso se puede hacer en otro momento por ejemplo cuando alcancemos el 70% de vacunados.