EL SISTEMA DE SALUD EN VENEZUELA: CRISIS INSTITUCIONAL

En Venezuela, las políticas públicas en materia de salud se encuentran enmarcadas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. En ella se consagra la salud pública como un derecho social fundamental, en sus artículos 83, 84 y 85 en el orden que le corresponde al Estado gestionar y financiar, un sistema público nacional de salud, el cual será gratuito y descentralizado. Asimismo, supervisará y regulará tanto las instituciones públicas como las privadas.

 

Si bien la Constitución garantiza el tratamiento oportuno y una rehabilitación de calidad, la realidad que viven los venezolanos en las instituciones públicas de salud es otra muy distinta. Son innumerables los problemas por los que atraviesan los centros de salud pública. Falta de insumos básicos, infraestructura y equipamiento deficientes, personal médico y asistencial mal pagado y desmotivado, presupuesto insuficiente y fuga de talentos, y últimamente crisis de seguridad en centros asistenciales son algunos de los problemas por lo que atraviesa el sistema público de salud.

 

Sin embargo, el Régimen habla de un sistema de salud pública gratuita, Barrio Adentro y CDI en cada sector del país, en cada barrio, intentando convencernos a todos que contamos con eso, y que con esto se encuentran cubiertas nuestras necesidades de acceso a la salud; pero lo cierto es que nos topándonos con una realidad patética, porque cuando cualquier venezolano recurre a un hospital tiene que comprar de su bolsillo casi todo lo que requiere y regresar a hacer su cola para que le den ingreso, si fuera el caso.

 

Es que el modelo económico  de este Régimen ha destruido el acceso a un sistema de salud pública de calidad, por lo que resulta cuando menos insólito que Venezuela, un país petrolero de envergadura,  pase por la crisis de salud por la que atraviesa en la actualidad. Una situación donde los venezolanos deben decidir entre comprar los alimentos o las medicinas.

 

La verdad es que el régimen disminuyó el presupuesto hospitalario para este ejercicio fiscal 2014 en un 31%, la situación de las divisas contribuye en gran medida a la falta de equipos y escasez de medicamentos y fármacos, la cual ronda el 50% en todo el país. El estado tiene deudas con 16 hospitales y el 85% de los pacientes con cáncer están destinados a morir por falta de insumos, así es que el pueblo sufre y se convierte en víctima de la mala prestación del servicio de salud y de su baja calidad en la asistencia, dado el colapso de hospitales y ambulatorios  a lo que el pueblo acorralado no encuentra auxilio en el orden de preservar la vida, derecho fundamental constitucional.

 

Pero el régimen lejos de reconocer la problemática, ha planteado como solución la inserción de colectivos en la directiva de hospitales como el JM de los Ríos y el Hospital Leopoldo Manrique de Coche, la intensión es la implantación de las políticas y programas venidos del Ministerio de Salud, en el orden del diseño y desarrollo integral del Plan Estratégico Hospitalario, el cual debe completarse en un lapso de tres meses,  para el fortalecimiento de la gestión en estas instituciones. Estos colectivos están integrados por trabajadores de los hospitales, vocería del Poder Popular y representantes de las instituciones públicas del estado, laborando ad honorem, en consonancia con el Plan de la Patria.

 

La verdad es que el estado del sistema de salud en Venezuela es grave y tiende a empeorar, pero el régimen insiste y se jacta vociferando sobre inversiones cuantiosas en programas sociales en torno a la salud, pero la realidad es que la misiones como Barrio Adentro y los CDI, a los cuales dicho sea de paso no acuden los altos jerarcas del Régimen, quienes se tratan en clínicas privadas, reconociendo así que el servicio que presentan los privados es de mejor calidad, están por el suelo carecen de insumos y de profesionales altamente calificados para la atención primaria de los casos que les llegan. Así, el régimen  invierte cientos de millones de bolívares fuertes en periódicas reparaciones y remodelaciones de hospitales, pero no se realiza el seguimiento oportuno en la ejecución de estos proyectos.

 

Las fallas de medicamentos en el país, el déficit en el abastecimiento de medicamentos de carácter oncológico, las drogas importadas, a decir del Régimen tardan un tiempo prudencial en llegar al país. La realidad es que entre un 40 y un 60% de los medicamentos son importados al igual que los insumos para la fabricación de medicinas en laboratorios venezolanos, los cuales no tienen acceso a las divisas para importar los mismos.

 

El Régimen se muestra incapaz de asegurar el acceso a los medicamentos para la población venezolana, al no facilitar las divisas para enfrentar la escasez, la cual asciende a un 50%. Por si fuera poco, los venezolanos deambulamos de farmacia en farmacia en un viacrucis a los efectos de adquirir los medicamentos que nos indican los médicos para la atención de dolencias y enfermedades diversas, antihipertensivos, diuréticos, antibióticos etc. entre otros. Cada vez que acudimos a un hospital recordamos a Juan Luis Guerra y la canción “no me diga que los médicos se fueron, que el estetoscopio está de fiesta, que el alcohol se lo bebieron y que el hilo de coser fue bordado en un mantel….

Mientras el pueblo padece y sufre la terquedad del régimen, de modo que maniatados como estamos por un régimen autoritario que no garantiza nuestros derechos constitucionales fundamentales y que no reconoce que las políticas de salud, deben mantenerse al margen de intereses y preferencias ideológicas, por     que la salud y la vida de los venezolanos está en peligro. La responsabilidad de quienes tienen sobre sus hombros estas competencias está en tela de juicio, la realidad es que un pueblo enfermo no puede progresar ni avanzar, los venezolanos estamos desesperados y a decir de Bolívar: “La desesperación es la salud de los perdidos.”

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-mia.xx.fbcdn.net/hphotos-prn2/t1.0-9/1493270_1433699940221200_1240094130676176381_n.jpg[/author_image] [author_info]MARIA AUXILIADORA DUBUC P. Funcionario Publico – Gerente Legislativo Concejo Municipal de Chacao- Concejal de Baruta 2005-2013 @mauxi1[/author_info] [/author]

 

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.