El rey filósofo

En una época de paz se requieren dirigentes que sepan encausar al pueblo hacia un destino de crecimiento económico pero también espiritual.


Aunque pueda parecer un constante rumiar sobre las mismas cuestiones, voy a hablar de Platón y su idea del «rey filósofo». Siendo un asunto harto debatido y hasta refutado, no abordaré el planteamiento teórico, sino la época histórica en la que surgió el arquetipo de gobernante sabio por antonomasia: Pericles, el Olímpico.

Hablo del siglo V a. C., la época de oro de la cultura griega, la cual se conoce como el siglo de Pericles, puesto que bajo el gobierno democrático que éste ejerció durante 40 años, en Atenas florecieron las artes, la arquitectura y la filosofía. Pero nada de esto hubiera sido posible, primero, sin un ambiente de paz entre las diversas ciudades estado griegas y sobre todo por el fin de la guerra con los Persas; y segundo, porque estuvo al frente de los destinos de la polis un gobernante sabio, un estadista de talla universal.

Para nadie es un secreto que en la tierra que se torna campo de batalla es imposible que germinen las flores, y Pericles supo interpretar el momento histórico para llevar a su pueblo a un nivel superlativo en todos los aspectos culturales. Pero todo el esplendor de la Atenas que él lideró no se debió a que él fuera el más inteligente, ni el mejor preparado, ni el más teso. No. Su sabiduría consistió en saberse rodear de los mejores.

Empezando por la mujer que gobernó a su lado: Aspasia de Mileto, mujer sabia que supo darse un lugar en el poder en una época excluyente y fuertemente patriarcal. Junto al arquitecto y escultor Fidias reconstruyó la Acrópolis. En su gobierno se democratizó el arte y la cultura, abriendo al público el Odeón, teatro donde se presentarían obras de Esquilo, Sófocles y Aristófanes, entre otros.

En una época de paz se requieren dirigentes que sepan encausar al pueblo hacia un destino de crecimiento económico pero también espiritual. En el siglo de Pericles, el espíritu humano se elevó desde la poesía con Safo de Lesbos y el pensamiento de filósofos de la talla de Anaxágoras, Demócrito y Sócrates. La historia del pueblo griego tuvo su voz con Heródoto y la medicina tuvo un gran avance de la mano de Hipócrates.

¡Qué bien nos caería a los colombianos un siglo de oro! Mientras en el viejo mundo corren rumores de guerra, en Colombia estamos ad portas del primer gobierno popular de la historia republicana. Se vale soñar con que nuestro gobernante pueda ser lo suficientemente sabio para rodearse de los mejores (aristós) para que florezcan en todo el territorio eximias flores de cultura, de amor y de paz

About the author

Cristian Camilo Carmona Salas

Estudiante de filosofía de la Universidad de Antioquia, poeta por vocación pero obrero por necesidad. Actualmente vive en el corregimiento de San Antonio de Prado, de Medellín.

1 Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.