Opinión

El reto de la internacionalización para Riohacha y La Guajira

“En el tema de desarrollo económico, Riohacha tiene bajos indicadores, posicionándola como una de las ciudades más pobres en Colombia”

 Para poder empezar esta columna, definamos que es internacionalización. Existen muchos conceptos, todos válidos. Pero yo tomare este: La internacionalización Implica ir más allá del proceso de exportación. Comprende e incorpora una cultura a mediano y largo plazo, con una concepción más amplia y profunda que el simple hecho de exportar (Murillo, 2011) dado que va más enfocado a la perspectiva que quiero mostrar.

Sin embargo, la internacionalización no es un proceso fácil, debido al miedo que tienen las empresas para ir a un mercado extranjero con diferentes culturas, costumbres y legislaciones comerciales. Sumándole el tipo de empresa que desee hacerlo; ya sea micro, pequeña, mediana o grande empresa.

Para este artículo nos enfocaremos en las tres primeras (Mipymes), ¿Por qué? Pues según la Cámara de Comercio de La Guajira, durante el período comprendido entre 2016 y 2018, en el Departamento de La Guajira se matricularon y renovaron 16.213 unidades productivas, cuyo tamaño corresponde en un 97,25% a microempresas con 15.767 registros, seguido por las pequeñas empresas con 356 registros, representando un 2,2%, le siguen las medianas empresas con 62 registros y una participación del 0,38%, y las grandes empresas con 28 registros, es decir, un 0,17%. Por lo anterior, el 99,83% de las empresas de La Guajira son Mipymes; y son estas empresas quienes muestran ese miedo al proceso de internacionalizar un producto o servicio.

Además, en el tema de desarrollo económico, Riohacha tiene bajos indicadores, posicionándola como una de las ciudades más pobres en Colombia; también es cierto que aunque los proyectos de emprendimiento que se celebran a nivel regional o nacional generen un capital para fortalecer la productividad de las Mipymes, estas no servirán mientras no se generen leyes y estrategias que garanticen de verdad la vida de las empresas, a eso súmenle los costos excesivos de los servicios públicos en esta zona del país; costo que sobrepasan el dinero que una Mipyme puede generar en un mes, llevando a los propietarios a el endeudamiento y al fracaso de la empresa.

Cabe mencionar también que la única práctica de internacionalización que se lleva a cabo en la Guajira es la de extracción y exportación de carbón por parte de la multinacional Cerrejón; pero la internacionalización no solo es exportar como lo señalé al inicio de esta columna.

La internacionalización va más allá; incluye importación, industrialización y educación de todos los sectores productivos de la región. Y es tarea del sector privado, público y gubernamental ayudar a incrementar esta perspectiva del desarrollo; aprovechando la posición geoestratégica de la ciudad y del departamento, fortaleciendo el turismo (como se ha venido haciendo), la infraestructura, seguridad y la diversidad de cultura.

Ningún gobernante ha visto la internacionalización de las Mipymes como factor de desarrollo para Riohacha y La Guajira, tampoco han establecido estrategias que fortalezcan la internacionalización como factor de desarrollo; ¿Sabían que La Guajira cuenta con tres puertos y solo uno de ellos es público? Puerto bolívar le pertenece a cerrejón y las empresas que trabajan en la mina de carbón, por lo tanto es privado, puerto brisas también es un puerto privado y la verdad seré sincero; no sé si funciona. Dejando a puerto nuevo en la alta Guajira como único puerto para importar productos como ropa, whisky y alimentos.

Es por esa razón que los próximos gobernantes deben saber que La Guajira y más específicamente el Distrito Especial Turístico y Cultural de Riohacha por ser la capital, necesita fortalecer impulsar y diversificar su economía por medio de las estrategias que le permitan a las Mipymes tener una mayor rentabilidad, y así apostarle a otros aspectos que serán consecuencia de este proceso, como el aumento de la tasa de empleabilidad, la mejora en la calidad de vida, mayor poder adquisitivo, La Guajira y Riohacha como capital tienen mucho que ofrecer en temas de internacionalización, es deber de los gobernantes mirar esta opción para fortalecer el desarrollo social y económico de la región, mirando a la Guajira como es: La Cabeza de Sudamérica.

Esto fue escrito por

Wary Samir Arrieta Pinedo

Soy profesional en negocios internacionales de la Universidad de la Guajira (Colombia).
He sido conferencista en diferentes escenarios para fortalecer el conocimiento constitucional en las instituciones académicas. En el 2017 participé en la cumbre mundial de los premios Nobel de Paz en Bogotá y fui asesor docente para la Universidad de la Guajira en temas de participación en escenarios multilaterales.