El Pilato con alzheimer

El ministro Lizarralde confunde «tomar medidas» con «apoyar el campo». En la mañana de ayer lunes, 28 de abril, escuchaba hablar en la radio al ministro de agricultura, doctorísimo y excelentísimo Rubén Darío Lizarralde. Subí la ventana del carro mientras conducía hacia el trabajo, subí el volumen de la radio, y me dispuse a escuchar las excusas que el Gobierno Nacional había preparado para explicar de qué manera sí habían cumplido con lo pactado, pero algunos sectores campesinos impulsados políticamente lo habían ignorado.

En efecto, el ministro señaló dos puntos respecto a la disposición del Gobierno para ayudar a más de cien mil familias campesinas que, sin embargo, pese a los esfuerzos del consumado Gobierno, salen a protestar en un descarado e ingrato paro nacional agrario.

El primero de estos puntos indicaba que el Gobierno había dado todas las gabelas para subsidiar/refinanciar las compras/deudas de pesticidas y fungicidas (y dizque abonos). Hablaba el ministro de eliminación de aranceles para insumos agrícolas, al tiempo que se deshacía en un discurso pilatezco (de lavarse las manos, por supuesto) en el que aseguraba que los pobres campesinos estaban a la merced de pequeñas comercializadoras inescrupulosas que entregaban abono, pesticidas y fungicidas en crédito, a intereses absurdos. Escuchándolo, sentí lástima. Parece que el ministro olvida que eliminando aranceles y refinanciando deudas, los bolsillos de los campesinos quebrados por la pésima administración del Gobierno en el tema agro, no se iban -simplemente- a llenar de capital suficiente como para importar containers de insumos agrícolas. Parece que el ministro olvidaba que su labor, ni la del gobierno -por supuesto-, consiste en sofocar incendios, sino en acompañar a este importante sector de Colombia en el proceso ¿lo olvida? Por supuesto, ¿o es que acaso se le puso freno al mercado crediticio y especulativo de los insumos en las regiones campesinas? Desde Bogotá simplemente se lavaban las manos antes de almorzar, y se tomaban luego una sopa de ajiaco con las tres clases de papa correspondientes, bien chévere.

El segundo punto versaba sobre las grandes deudas que el gran grueso de las familias campesinas adeudaban a privados. Señalaba Lizarralde que el Estado se comprometía a refinanciar deudas de hasta veinte millones de pesos para disminuir la carga de los campesinos. Afirmaba, como si fuera poco que se tratara de la enésima vez en que se prometían refinanciaciones (o se ofrecían ridículas tarjetas de crédito para comprar insumos, que solo incrementan la deuda de los campesinos), que el Gobierno no se podía poner a pensar en condonar deudas porque, a lo mejor, estaría incurriendo en violaciones a la ley. Que el Gobierno iba a ayudar hasta donde pudiera, pero que ya ese tema de condonar (palabra ridícula cuando la correcta debiera ser indemnizar) simplemente se les salía de las manos. Se lavan las manos con un cuentico de la no intervención en el mercado, cuando el fallo de este sector productivo solo puede achacársele al Gobierno.

No quiero que renuncie Lizarralde. Por lo menos le pone la cara los campesinos. Simplemente pretendo obviar el complejo de Pilato con alzheimer que parece tener nuestro órgano central en temas de agro.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://fbcdn-sphotos-d-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn1/t1/1488896_10202086754224487_208028205_n.jpg[/author_image] [author_info]Andrés Felipe Tobón Villada Politólogo de la Universidad EAFIT y actual candidato a la Maestría en Estudios Humanísticos de la misma Universidad. Ha publicado en revistas académicas locales como Cuadernos de Ciencias Políticas del pregrado en Ciencias Políticas de la Universidad EAFIT, y en revistas indexadas internacionales como Razón Española. Asimismo, participó en la creación del cuarto tomo del Diccionario crítico de Juristas Españoles, Portugueses y Latinoamericanos (Hispánicos, Brasileños, Quebequenses y restantes francófonos) de la Universidad de Málaga. Actualmente se desempeña como docente y consultor analista en la Universidad EAFIT. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.