El paro no para

     

«Esta vez es diferente porque las voces que fueron apagadas, se replican como ecos»

Los  derechos deberían darse y gozarse naturalmente, tener que exigirlos, clarifica la vulneración de los mismo y la necesidad imperante de que se cumplan.

Ahora mas que nunca sentimos represión del estado sobre nosotros, nos estamos despertando del sedante que es aceptar llevar una vida en la que intentamos siempre mantenernos a flote.

Esta vez es diferente, porque que aceptar contentillos, nos lleva a conformarnos con lo que el gobierno, desconectado de nuestras necesidades considere suficiente.

Esta vez es diferente porque lo que han impuesto durante décadas a nuestros, abuelos y padres no es aceptable para nosotros.

Esta vez es diferente, porque existió un acuerdo de Paz en el creímos y fue nefastamente burlado.

Esta vez es diferente porque aún a millas de distancia los ojos  y oídos del mundo están puestos sobre nosotros, ellos sí ven, la injusticia y desigualdad.

Esta vez es diferente, porque a usted amigo que sale a hacer desmanes, preguntamos ¿es un infiltrado? Posiblemente esté recibiendo algo a cambio por generar caos, pero en realidad usted es uno de los nuestros, de los que estamos solicitando justicia e igualdad, que estamos sin empleo, sin oportunidades, sin un futuro que nos aliente.

Esta vez es diferente, porque quienes estamos en casa como espectadores, tenemos miedo de salir y no volver, o de ser contagiados por un virus, al que responde un sistema de salud debilitado.

Esta vez es diferente, porque intentamos estar atentos a cada una de las publicaciones y lo que vemos es represión, un injustificado, indiscriminado y desmedido uso de la fuerza pública, que parece increíble pero también es gente del pueblo.

Esta vez es diferente,  porque «Los vándalos» que hoy salen a manifestarse, son la cara de la clase media, gente, cuyos padres han llegado a la edad de retiro sin pensión y quienes  han sostenido este País, durante décadas.

Esta vez es diferente porque esos «vándalos» en su mayoría son jóvenes que hoy están poniendo el pecho, por cada uno de las peticiones de los gremios y/o asociaciones.

Esta vez es diferente, porque no permitimos que se diera, una reforma tributaria basada en el precio de doce huevos por mil ochocientos pesos.

Esta vez es diferente, porque No aceptamos una reforma a la salud que es indignante y  desproporcional.

Esta vez es diferente porque las voces  que fueron apagadas, se replican como ecos  y recorren las calles de las principales ciudades y municipios del país, no, nos son indiferentes.

Esta vez es diferente, porque no es descabellada la idea de que el voto sea obligatorio y que los próximos candidatos a elegir necesariamente hayan nacido en la región que representan.

Esta vez es diferente, porque la gloria es inmarcesible, en medio del abuso.

Pero principalmente…

Esta vez es diferente porque le pedimos a nuestro máximo dirigente quien ha sido un gran  presentador, que pare las masacres y nos escuche.

About the author

Paola Sánchez Fuentes

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.