Opinión Política Recomendados Selección del editor

El funeral planeado de EPM

En Medellín vienen sucediendo cosas muy extrañas a nivel institucional, que es una hipótesis innegable que hemos advertido desde artículos anteriores y que nuevamente es un tema de opinión. La gestión que se viene realizando en Empresas Públicas de Medellín por parte del actual mandatario, tienen hoy a la ciudad en el ojo del huracán a nivel nacional e internacional.

En el año 2018, el señor Quintero Calle, se presentó en el recinto del Concejo de Medellín, con un queso de gran tamaño, todo un acto circense que utilizó en un debate sobre EPM para tramar su plataforma política. En ese momento, logró su cometido de convertirse en noticia a costas del simbolismo para desprestigiar la administración de Federico Gutiérrez y al gerente de Empresas Públicas que para entonces era Jorge Londoño de la Cuesta.

El año 2021 ha venido mostrando en el burgomaestre, decisiones, afirmaciones y actuaciones semejantes a las de un actor político camaleónico, que vio en EPM su caballo de batalla, y que como nunca antes, ha intentado interferir y politizar. Pareciera ser, que su interés no solo era ganar una elección parándose en los hombros de EPM, sino que debía sumarle el desprestigio de la misma. No están claras las intenciones del alcalde, pero sí hay una realidad que es inocultable; y es la estigmatización que rodea a EPM por los malos manejos político-comunicacionales que se han ejecutado en este periodo electoral.

Revisemos algunas situaciones que evidencian toda una afectación en contra de la entidad:

  1. Se hizo elegir prometiendo bajar servicios públicos. Mintió
  2. En un medio de comunicación aseguró que el gerente de EPM debía ser elegido a partir de toda una alianza público privada. Mintió.
  3. En 2020, buscó el cambio de objeto social para EPM, a través de la solicitud de facultades al Concejo de Medellín para hacerlo, con un trasfondo muchísimo más grave, que pretendía quitarle las facultades de control político y competencias legales al Concejo. Jugada dictatorial
  4. Logró fastidiar a toda una junta directiva hasta hacerla renunciar en pleno, afectando la armonía público-privada de la empresa, dinámica que ha permitido el éxito de la empresa. Jugada dictatorial
  5. Nombró junta directiva a su gusto. Jugada dictatorial
  6. Desmiente rumores el 23 de enero sobre la renuncia del entonces gerente de EPM Álvaro Guillermo Rendón, pero días después le pide la renuncia y lo declara insubsistente. Mintió

Con la salida de Álvaro Guillermo Rendón, y sus denuncias realizadas a través de distintos medios de comunicación, lo que se empieza a vislumbrar es que hay una tiranía disfrazada de democracia en Medellín, un régimen que desconoce el gobierno corporativo, que ha promovido el autoritarismo a tal punto de desdibujar la naturaleza de una empresa industrial y comercial del estado, para convertirla en una secretaría de despacho a cargo exclusivo del alcalde.

La secretaria privada de la administración municipal -denuncia el señor Rendón- fue la persona delegada por el alcalde para el manejo y encargo de las decisiones de EPM, fomentando desde su despacho el desconocimiento del Gerente como líder de las decisiones de la empresa, típico de los dictadores, desconocer los conductos regulares.

En una democracia todas las ideas deben ser dadas siempre en el marco del respeto; los concejales tienen el derecho constitucional de ejercer control político, y la administración debe dar las garantías necesarias para que lo ejerzan. Muy lamentable observar como hoy un secretario de despacho (secretaría de la No Violencia paradójicamente) de manera temeraria y desafiante desacredita la intención de una moción de censura de una bancada. Más allá de que prospere o no, este tipo de iniciativas, deben ser respetadas y enfrentadas con toda la gallardía y seguridad, no con acciones impulsivas y viscerales; el ejemplo empieza por casa ¿no?.

Mentiras, calumnias, demagogia podrían ser las palabras para definir lo que vive la ciudad primaveral de Colombia, pero al fin de cuentas, todas las acciones políticas negativas afectan es a la ciudad. Los gobernantes pasan, la ciudad permanece. ¿Será este el inicio del funeral de la empresa más amada por los antioqueños? un desprestigio gradual y programado de un alcalde que al parecer es capaz de mentir como una constante en su forma de gobernar. Preocupa todo lo que está pasando, pero más me preocupa el futuro de EPM, ya FITCH el 5 de febrero advirtió de la posibilidad de bajar la calificación a EPM, una situación muy grave para la empresa, que, sin duda, está asociada a la crisis generada por Quintero.

No puede ser, que el señor alcalde deje en entrevisto el mensaje, que necesita un gerente “que sólo le copie”, y que, para quienes intenten controvertirlo, se les trata de xenófobos, corruptos y defensores de intereses del Grupo Empresarial Antioqueño.

Un independiente, que desconoció el valor del patrimonio público y la importancia de la estabilidad institucional.

Esto fue escrito por

Ricardo León Yepes Pérez

Administrador, Magister en Gobierno y Pol{iticas Públicas, Especialista en Economía del Sector Público y Financiamiento Municipal, Docente Universitario, Ex Concejal de Medellín, Ex Subsecretario de Desarrollo Económico y Fortalecimiento Empresarial de Medellín.

Padre de familia, esposo, amante del ciclismo y del servicio público.

7 Comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Los salarios para los trabajadores de Hidroituango son una miseria, mientras entre los contratistas y gerentes de EPM, se roban todo el queso….mucha corrupcion.

  • La demagogia es la de esta reporte, pues desde la gobernación del innombrable la quería privatizar. si no se demanda las fallas y diseños de Hidrohituango EPM es inviable que era el propósito de los corruptos para venderla.

  • Un circulo vicioso de corrupcion por decadas…Nuestros hijos y nietos no merecen un futuro tan incierto.
    Corrupcion sinonimo de:
    Atraso, falsedad, miopia, sociedad sin escrupulos, lideres sin etica, empresarios lavadores del narcotrafico.
    Hoy son los de izquierda, ayer los de la derecha y manana ellos mismos se abrazan para ultrajar de aquel que los puede desplazar.
    Ratas sin pudor que llevan a sus familias al abismo.

  • Demagogia y actos circenses los de este artículo que solo busca desprestigiar a toda costa un grupo de buenos dirigentes que han sacado a la luz pública los malos actos administrativos de los gobiernos Uribistas. Pero claro como les están sacando los trapitos al aire entonces no saben cómo desprestigiar a quienes quieren cuidar lo publico. Por que no le preguntan a federico sobre el sobre costo de hidroituango por haber hecho un túnel que no se tenía previsto y que casi causa una tragedia no solo económica, sino también ambiental y humana

  • Creo yo y esta claro que epm se la estaban tragando, pues una empresa de su tamaño no pasa de ser super solvente a calificacion BB sin posibilidad de credito.
    O sea ! “con los gallinasos en la baranda” esperando que reviente como hidroituango.
    A los trabajadores les dan pesos y los dotores millones.