Conflicto Opinión Recomendados Selección del editor

El Frente Nacional, una expresión vehemente de la Violencia Guerrillera colombiana

“No desapareció la violencia desde arriba, la violencia del Estado burgués-oligárquico contra el pueblo, no se  terminó la pobreza, la explotación, la exclusión ni la violación de los derechos humanos.” (Salgari, 2014).


Antecedentes y su origen

El “Frente Nacional” es concebido como un periodo de historia política colombiana, abarcado entre 1958 y  1974, surge como consecuencia directa de impedir la continuidad del gobierno de Gustavo Rojas Pinilla, quien  pretendía establecer una “dictadura” mínimo por 16 años, inicialmente se posesionó en la presidencia de manera  transitoria reemplazando a Laureano Gómez Castro y contó con el apoyo de las élites; sin embargo  posteriormente el 10 de Mayo de 1957 se ve presionado a renunciar por el rechazo popular y la férrea oposición  por parte de las mismas élites que lo habían posesionado. En primer lugar, se estableció en el Pacto de Benidorm  una declaración sobre la necesidad de restaurar los principios democráticos mediante un Gobierno civil, de esta  forma se plasma un bosquejo de coaliciones bipartidistas, esto fue el resultado de unas conversaciones llevadas  a cabo por Laureano Gómez Castro y Alberto Lleras Camargo el 24 de Julio de 1956 en España. En segundo  lugar, el 20 de Marzo de 1957 la Dirección Nacional Liberal y la Dirección Nacional Conservadora ratifican  mediante el Pacto de marzo la situación menester de instaurar un Gobierno de coalición, rechazando así la futura  dictadura. Posterior a la expulsión de Rojas del poder, fue privado del ejercicio de sus derechos políticos, “ la  primera prueba de fuego a la legitimidad del nuevo proyecto político fue el teatral juicio que se le siguió a Rojas  Pinilla ante el Senado de la República” (Sánchez, 1989), sucede la presidencia de manera transitoria la Junta  Militar de Gobierno, el 20 de Julio de 1957 se concreta el Pacto de Sitges, firmado por Lleras Camargo y Gómez  Castro estableciendo los principios rectores del Gobierno de coalición y los pasos a seguir, de esta forma el 04  de Octubre de 1957 se convoca a un plebiscito mediante el decreto 247, dicho mecanismo de participación  usado contó con la aprobación de más del 90% de los votos a favor del Frente Nacional el día 01 de Diciembre  de 1957.

Por otro lado, es esencial interpretar la naturaleza antidemocrática de este periodo, empezando por la exclusión  de cualquier movimiento o partido político emergente, a pesar de la alternancia del poder, no sólo en términos  presidenciales sino de todo el aparato estatal, no se evidencia el principio pluralista planteado por la democracia.

Es necesario recordar que si bien es cierto, uno de los objetivos del Frente Nacional era apaciguar la violencia  bipartidista, desafortunadamente fue el detonante de otra nueva forma de violencia para la historia de Colombia.  La falta de estrategias y de compromiso por parte de los diferentes Gobiernos generó malestar e incomodidades por parte del sector campesino, por tal motivo se empezaron las movilizaciones de protesta durante las décadas  60 y 70, con la finalidad de ser integrados en la coyuntura política y social del país.


Origen de la violencia Guerrillera

  • FARC-EP (1964)

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) tienen su origen en el  sector campesino, como antecedentes se encuentra el surgimiento de las autodefensas en el periodo de la  violencia desatado por el Bogotazo. Su pensamiento tenía como fundamento los ideales comunistas de la Unión  Soviética, se dice que durante el periodo de la Guerra Fría recibió financiamiento del bloque soviético. Debido  a la represión por parte del Gobierno conservador (Guillermo León Valencia/1962-1966) en zonas de injerencia,  surgió un movimiento de lucha que además se vio inspirado por el inicio de un plan de persecución  anticomunista, (Latin American Security Operation),  “guiada por el principio del enemigo interno.”- FARC-EP por parte del Gobierno estadounidense, quienes optaban  por impedir el auge ideológico del bloque soviético que se venía presentando a nivel mundial.

“No desapareció la violencia desde arriba, la violencia del Estado burgués-oligárquico contra el pueblo, no se  terminó la pobreza, la explotación, la exclusión ni la violación de los derechos humanos.” (Salgari, 2014).

Sus líderes principales fueron Pedro Antonio Marín Marín, también como conocido con el alias de “Manuel  Marulanda Vélez” o “Tirofijo”, Juan de la Cruz Varela y Jacobo Arenas; sin embargo cabe destacar la  participación activa de 48 campesinos que habitaban en la vereda Marquetalia, ubicada al sur del Tolima, allí  se habían organizado con el objetivo de un cambio en la estructura social, planteando un Programa Agrario,  incorporando algunas propuestas como un sistema planificado de apoyo al sector rural, entregando así a los  campesinos de forma gratuita tierras para ser trabajadas, además apostó por la inclusión de la comunidad  indígena, en su documento concretan que dicha estrategia “dependerá de la alianza obrero-campesina y del  Frente Unido de todos los colombianos en la lucha por el cambio de régimen.” (FARC-EP, 1964, pág. 4).

Manuel Marulanda Vélez, surge por entre la maraña de la violencia para combatirla, para denunciar a  sus autores intelectuales y ejecutores materiales, para señalar con sencillez admirable sus orígenes en  uno de los departamentos más devastados y reprimidos: el Tolima. (Campos, 1973, pág. 2)

Por otro lado, se evidencia el poder involucrado en los medios masivos de comunicación, por ejemplo en el  periódico El Siglo, dominado por las élites conservadoras fomentaran la represión estatal en ciertas zonas  geográficas mediante:

Discursos incendiarios pronunciados por Álvaro Gómez Hurtado en el Senado de la República a partir  de 1961, en los cuales denunciaba la existencia en el país de 16 « repúblicas independientes», que  escapaban a la soberanía nacional y al control del gobierno central. (Pizarro, 1991, pág. 110).

Algunas de dichas repúblicas son: “Marquetalia, Riochiquito, Tequendama, Urabá, Vichada, Territorio  Vásquez, El Duda, El Pato, Guayabero, Sumapaz, Ariari y la intendencia el Vichada.” (Pizarro, 1991). Cabe  resaltar la importancia de estas zonas, pues se convirtieron en el principal foco de violencia y de represión por  parte del Estado.

Por otro lado, durante muchas décadas este grupo insurgente se destacó por su preponderante poder económico  a nivel latinoamericano, cometiendo a su vez delitos de lesa humanidad; en el año 1998 bajo el Gobierno Andrés  Pastrana se lograron los primeros acercamientos a este grupo armado mediante diálogos que empezaron a ser  concretados el 7 de Enero de 1999. Actualmente este grupo logró mediante los Acuerdos de Paz bajo el gobierno  de Juan Manuel Santos, un status político, sin embargo afirman que “las razones de la lucha que hoy llevan  adelante las FARC-EP son las mismas que le dieron nacimiento en 1964.” (Salgari, 2014).

  • UC-ELN (1966)

Unión Camilista-Ejército de Liberación Nacional, es un grupo que empieza sus soportes ideológicos bajo la  influencia del triunfo de la Revolución Cubana en 1959 y también por el movimiento religioso de la teología  de la liberación. Es necesario resaltar que la Revolución cubana tuvo su auge gracias a una división del  movimiento socialista en todo el ámbito internacional, por otro lado cabe mencionar que “a pesar de que la  Revolución Cubana desplegó una poderosa influencia en diferentes sectores sociales de América Latina, fue en  el movimiento estudiantil donde tuvo mayor resonancia.” (Pérez, 2016). De esta forma es como se consolidan  movimientos estudiantiles, quienes en su momento inspirados en la figura de Ernesto Che-Guevara, hicieron  una lectura o interpretación acerca de su realidad social y de todo el contexto que se estaba presenciando, de  esta manera se proponen vencer al Estado mediante la creación de una “Guerrilla Revolucionaria”. Algunos hitos previos significativos fueron la creación del Movimiento Obrero y Estudiantil de Colombia (MOEC) en  1959 y la creación de la Federación Nacional Universitaria (FUN) en 1963. De la misma forma es vital  mencionar algunos antecedentes que impulsarán la creación de esta guerrilla, como por ejemplo la masacre  estudiantil que se dio entre el 8 y 9 de junio de 1954, “a las 11:15 se escucharon ráfagas de fusil y una lluvia de  balas cayó sobre los inermes estudiantes” (Borda, 2019), estos hechos demuestran la represión por parte del  estado hacia los movimientos de protestas sociales.

Tras la creación de la Federación Nacional Universitaria se facilitó el liderazgo y la determinación de algunos  dirigentes esenciales en el proceso de creación de este grupo, su inteligencia fue un factor innegable, pues  inicialmente se encargaron de realizar un estudio y análisis del contexto de la región del Magdalena Medio,  incluyendo aspectos políticos, económicos y sociales, con el objetivo de tener buen dominio de poder en la zona, llegando incluso a facilitar su movilidad. Así es como la persuasión y la comunicación actuaron como  factores vitales para ganar terreno mediante el contacto directo de líderes del Partido Comunista, Heliodoro  Ochoa y José Ayala.

Aproximadamente sesenta jóvenes colombianos viajaron a Cuba, de los cuales once insistieron en que  se les adiestrara en las tácticas y técnicas de la lucha guerrillera. Al finalizar el curso, los siete que  cumplieron con las exigencias regresaron al país: Víctor Medina Morón, Fabio Vásquez Castaño,  Heriberto Espitía, Ricardo Lara Parada, Luis Rovira, Mario Hernández y José Merchán. (Acevedo &  Castaño, 2001); quienes fueron los principales líderes.

Por otra parte, es determinante comprender que también se vio influido como ya se mencionó, por la teología  de liberación, sus máximos exponentes en Colombia fueron Camilo Torres y Manuel Pérez, dicha ideología planteaba la necesidad de reflexionar acerca del modelo capitalista dependiente y periférico que estaba siendo  desarrollado por América Latina, postulando así la necesidad de liberación frente al método intervencionista y  de sometimiento de Estados Latinoamericanos mediante la “alianza para el progreso” (Kennedy).

1) Las ciencias sociales latinoamericanas elaboran, desde nuevas teorías de la dependencia, una nueva  interpretación del subdesarrollo latinoamericano: lo consideran no como estadio atrasado del  capitalismo desarrollado, sino como su consecuencia, es decir, como capitalismo dependiente; 2) en  diversos países, parte considerable del pueblo cristiano toma conciencia no sólo de su situación, sino  también de las causas de esta, asumiendo una actitud de lucha por su Iiberación y de ruptura de la  dependencia que ata a la periferia (incluida América Latina) a los centros hegemónicos de poder; 3)  eso provoca una “fecunda interacción” entre la fe y dichas interpretaciones, opción y toma de  conciencia. (Pérez, s.f).

El ELN se inclinó inicialmente por el dominio de San Vicente de Chucurí, zona estratégica de lucha y  organización por parte de los campesinos, liderada por José Ayala; algo destacable fue la búsqueda de regiones  mineras y petroleras con la finalidad de fortalecer su músculo financiero. Lograron su extensión a la ciudad de  Barrancabermeja, un territorio exquisito en obreros petroleros que facilitaron su dominio mediante el liderazgo  de un dirigente de la Federación Nacional de Trabajadores Petroleros y exalumno de la Universidad Industrial  de Santander, Juan de Dios Aguilera.

Se debe recordar que el 07 de Enero de 1965 se da la toma del municipio Simacota en Santander, saliendo a luz  el Manifiesto de Simacota, un documento expedido por el ELN, donde se expresa su sentimiento nacionalista y  de lucha, haciendo un llamado al empoderamiento popular, de esta forma la “soberanía nacional debía estar  contra toda forma de imperialismo” (Pérez, 2016, pág. 13), impidiendo así que Estados Unidos se quedara con  la riquezas colombianas. Dentro de su proyecto político se involucran aspectos como una revolución agraria de  raíz, donde se distribuya la tierra de manera justa; la instauración de un Gobierno democrático y popular;  “Política exterior independiente basada en el respeto mutuo, la autodeterminación de los pueblos y la no  intervención de algún Estado en los asuntos internos de otro.” (ELN, 1965).

De esta forma, el ELN fue apoyado por varios sectores sociales como obreros, petroleros, estudiantes,  campesinos e incluso sacerdotes, su lema “¡LIBERACIÓN O MUERTE!” (ELN, 1965), es la unión de todo su  pensamiento y sus acciones, durante muchos años llevaron a cabo acciones violentas e ilegales, sin embargo es  indudable que la influencia norteamericana sigue vigente, Latinoamérica sigue a la intemperie sin defensa  alguna y el poder se sigue concentrando en aquellos que poseen la riqueza.

Bajo el Gobierno de César Gaviria, en 1992 se logró consolidar un diálogo de negociación fallido con el ELN,  la organización que facilitó dicho acercamiento por primera vez fue la Coordinadora Nacional Guerrillera  Simón Bolívar; bajo el Gobierno de Samper se realizaron Conversaciones de Maguncia, las cuales no se  concretaron debido a la muerte del Cura Pérez, quien era su líder. Además de los mencionados, se han hecho  otros intentos pero han sido fallidos por diversos factores, actualmente el ELN se considera un grupo beligerante y ellos mismos se autodeterminan como guerrilleros: “No somos infiltrados de la guerrilla en la universidad, somos estudiantes guerrilleros. No somos infiltrados de la guerrilla en un barrio, somos pobladores barriales  guerrilleros” (Uriel, 1978).

  • EPL (1967)

El Ejército Popular de Liberación tiene sus inicios en 1964 con la pretensión de consolidar bloques guerrilleros  en Santander, el Sur de Bolívar, el Valle del Cauca (en Guacarí), Chocó y Risaralda; sin embargo no tenía los  cimientos suficientes respecto a sus fuerzas armadas, lo que facilitó el exterminio del frente guerrillero de  Guacarí. Su pensamiento ideológico estaba influenciado por el maoísmo y por la teoría foquista.

En primer lugar, se debe recordar que Mao Tse Tung dio a conocer “La Teoría de los Tres Mundos”, la cual  identifica una pugna entre las dos superpotencias mundiales del momento, es decir Estados Unidos y la Unión  Soviética, cada una por su lado tiene el anhelo de obtener una hegemonía a nivel global, generando un modelo  imperialista que hasta el día de hoy sigue teniendo eco, perjudicando directamente a aquellos países que  pertenecen al tercer mundo, en otras palabras los subdesarrollados o las denominadas “zonas intermedias”(Mao  Tse Tung).

“La Teoría de los Tres Mundos fue presentada, públicamente, por Deng Xiaoping en abril de 1974, en la  Asamblea General de la ONU” (Domínguez, 2011, pág. 8)

En segundo lugar, el foquismo se explica a partir de la Guerra Popular Prolongada, planteando así que las  Fuerzas Populares poseen la aptitud y la astucia para derrotar al Ejército Nacional, del mismo modo postula que  el contexto no siempre va a estar a favor de la creación de Fuerzas Populares, no obstante, dichas circunstancias  no deben ser impedimento para el surgimiento de dichas fuerzas de manera espontánea; por otro lado, teniendo  en cuenta que Latinoamérica, Asia y África se han visto subyugadas a las potencias mundiales a lo largo de la  historia es necesario una lucha armada.

Dichas influencias permitieron robustecer el nacimiento del EPL mediante principios que desacreditaban el  socialismo implementado en la Unión Soviética, ya que al buscar una hegemonía global se convierte en un  factor contraproducente de su perspectiva contextual, llegando incluso a manifestarse como el capitalismo. De  esta forma se consolida el Partido Comunista Colombiano Marxista Leninista (PCC ML).

En el año de 1990 se empiezan a entablar las negociaciones de paz con este grupo, de esta forma se le otorgan  garantías y se les permite la participación en la Asamblea Nacional Constituyente de 1991. Por otra parte en la  comisión de Superación de la Violencia se promueven estrategias para enfrentar la violencia, atender a las  víctimas y desplazados como un proceso de reparación, y se fomentan proyectos de desarrollo regional en las  zonas donde actuó el EPL.

  • M-19 (1970)

El Movimiento del 19 de Abril tuvo sus antecedentes en la conformación de una “red urbana de las Fuerzas  Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)” (León, 2012), la cual se venía edificando desde 1966, se  denominó los Comuneros y estuvo liderada por Jaime Bateman Cayón. Por otro lado, también se vieron  involucrados seguidores de Gustavo Rojas Pinilla, denominados anapistas gracias al partido político de la  ANAPO; dichos núcleos armados surgen como un movimiento insurreccional en un contexto complejo, confuso  y sospechoso de fraude en las elecciones presentadas el día 19 de abril de 1970. Es necesario recordar que el  gobierno censuró otros posibles medios de comunicación, decidiendo así que únicamente la Radiodifusora  Nacional sería la encargada de informar el resultado final, esto se dio de manera repentina y justo antes de esto  las elecciones estaban siendo ganadas por el representante de la ANAPO, además decretó Estado de Sitio y toque de queda a nivel nacional. Tras el anuncio de la llegada a la presidencia de Misael Eduardo Pastrana  Borrero, se vio reflejada la frustración de las masas colectivas anapistas, inspirado e impulsado por un fuerte  sentimiento Nacionalista deciden optar por la fusión de armas y política, de esta forma el M-19 se proclama “el  brazo armado del pueblo anapista” (León, 2012),dadas las circunstancias se llegó a la convicción de que sin  importar el número de votos recopilados en las elecciones, iban a robarles el triunfo y por eso era necesaria la  lucha y la organización armada.

Una de las inspiraciones nacionalistas más profundas se puede explicar a partir de segmentos de los discursos  del expresidente Gustavo Rojas Pinilla: “Este partido que nació conmigo no desaparecerá con mi muerte.”  (Rojas, 1974). “El M-19 a pesar de ser militarista se basó en principios políticos que estaban dados por  principios reformistas, más no por un cambio estructural. Las reformas sociales estaban contempladas en el M-19 como la posibilidad de lograr objetivos concretos.” (M-19, 1979, pág. 19).

Sus máximos representantes fueron: Jaime Bateman, Iván Marino Ospina, Álvaro Fayad, Carlos Toledo Plata, Carlos Pizarro, Antonio Navarro, Luis Otero, Gustavo Londoño, Germán Rojas Niño, Otti Patiño, Marco  Antonio Chalita, Julia Jiménez, Israel Santamaría y Andrés Almarales.

Este grupo tuvo conductas muy políticas por ambas caras, manifestaciones simbólicas expresadas mediante la  violencia y también de forma pacífica, en el primer aspecto podemos destacar la toma del Palacio de Justicia  en 1985 y en el segundo aspecto cabe mencionar la sustracción de la espada del Libertador el 17 de Enero de  1974, argumentada mediante el discurso de lucha “la espada libertadora ya está en manos del pueblo”.

Posteriormente este grupo bajo el Gobierno de Virgilio Barco en 1990 mediante los Acuerdos de Corinto logra  establecer diálogos de paz y un proceso de desmovilización, fueron participes de la Asamblea Nacional  Constituyente de 1991, convirtiéndose en un partido político denominado Alianza Democrática M-19.

Conclusiones

Retomando todo lo dicho anteriormente, es necesario hacer hincapié en que las raíces de la nueva forma de  violencia guerrillera están ligadas a fenómenos políticos como la represión, la criminalización de protestas y  movimientos sociales, en términos más generales se puede afirmar que los mecanismos de represión y de  violencia se plantearon como la solución a conflictos sociales. Por un lado, se reconoce la ineficacia de  soluciones posibles por parte del Estado, pero por otro lado también se identifica que “los ecos del fenómeno  mundial se manifestaron en Colombia por medio de la vigencia y extensión de la lucha guerrillera.” (Trejos,  2013); Además hubo un avance científico que fortaleció las ciencias sociales mediante lecturas y análisis críticos de la realidad que se manifestaba a nivel internacional.

Algunos de los sucesos que evidencian la represión de la que se habla son la masacre de los trabajadores de  Riopaila el 14 de junio de 1959; la masacre del 26 de agosto de 1962 por parte del Ejército Nacional a 11  obreros involucrados en un encuentro convocado por la Federación de Trabajadores del Valle (FEDETAV) en  Puente Rojo, ubicado en el Valle del Cauca; masacre de Santa Bárbara el 23 de febrero 1963 donde no solo  murieron trabajadores sino también habitantes de la zona, cuando se estaba llevando a cabo la huelga de  Cementos El Cairo convocada por un sindicato perteneciente a la Federación de Trabajadores de Antioquia  (FEDETA).

Recordando un poco la desintegración de algunas regiones respecto a la vida política, Lleras Camargo llega a  la presidencia con el anhelo de dar solución al conflicto social desde una perspectiva enfocada al sector rural,  por tal motivo promulgó la creación del Comité Nacional Agrario mediante el Decreto 2061 de 1960, adecuando  un proyecto de Ley de Reforma Agraria con el objetivo de ser puesto a consideración del Congreso Nacional. Posterior a esto, se crea el Instituto Colombiano de Reforma Agraria (INCORA) mediante el decreto 3177 del 16 de diciembre de 1961, el cual sería el ente institucional encargado de ejecutar el proyecto con la Ley 135 de  1961. Sin embargo, dichas instituciones no fueron contundentes en la ejecución de sus promesas, de esta forma  se afirma que “este factor junto con las tensiones internas fruto de la heterogeneidad social del campesinado y  el vanguardismo de izquierda explican el reflujo de la protesta agraria.” (Archila, 1997, pág. 8), siendo uno de  los principales detonantes de la violencia.

Por otro lado, bajo el ámbito internacional la estrategia estadounidense implementada bajo la presidencia de  John Kennedy “Alianza para el Progreso”, fue un agravante para la perspectiva del pensamiento de los  campesinos y específicamente de aquellos que conformarían los bloques guerrilleros.

“La paz no será un hecho, sin establecer antes el equilibrio de la propiedad”-Hugo Pascualy.

Caricaturas de izq. a der. (Dionissio, ¿Por qué luchan las FARC?,2014), (Zappa, La lepra, 2020), (Ricky, Efectos, 2018), (Ricky, Degeneración, 2018), (Ricky, Escudería, 2018), (NuChe, Duque ordenó bombardear niños, 2020)

Esto fue escrito por

Vivian Yirley Rodriguez Moreno

Soy estudiante de ciencias políticas de la Universidad Nacional, quisiera compartir aquí un poco de mis conocimientos. Me encanta leer, debatir y escribir acerca de diversos temas, fusionar y combinar conocimientos es lo que necesita la humanidad.
Sección sugerida:Cultura

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.