Opinión Recomendados Selección del editor

El arte de descalificar

El descalificador es un ser humano enfermo, no tolera cualquier cuestión positiva que no salga de sí. Los descalificadores pululan en todos los escenarios y su contribución es nula a las relaciones sociales haciendo ambientes laborales y relaciones humanas incómodas.


Un descalificador es una persona tóxica. Un descalificador es de esa clase de personas con la que no quisieras interactuar, pero desafortunadamente estas abundan por todos los lados, en diversos escenarios académicos y en múltiples ámbitos laborales.  El deporte favorito del descalificador es disociar y destruir los logros de los demás. Esto lo realiza con una actividad consciente y pareciera que causa cierto placer el generar malestar es sus semejantes.

Mediante mensajes basados en artimañas, el descalificador pretende que la persona descalificada dependa de ellas.  Logrando afectar a la autoestima de la persona, el descalificador pretende colocarse en una posición de dominancia y arrodillar al descalificado es uno de sus objetivos. El descalificador no construye, su mensaje es meramente negativo y destructivo. El descalificador vive en un mundo de infelicidad y frustración interior.

El descalificador es una persona que necesita ayuda, pero no la buscará; más aún si están en posiciones de poder. Es altamente probable que el descalificador haya estado en su pasado ante una posición que haya sido descalificado, por lo que replicar ese comportamiento parecería lo normal.

Bernardo Stamateas describe los tipos de descalificación, la primera de ellas descalificar lo positivo, Siempre minimizando cualquier logro positivo de la persona llevando a una neutralidad o idealmente a un concepto negativo. La segunda es restarles valor a los logros de una persona, mientras tanto, buscará errores para atomizarlos e infligir daño. Una tercera forma en enviando mensajes dobles, pretendiendo ser el consejero, su objetivo es causar molestia y resaltar defectos. Utilizando frases como: “No quiero que te sientas incómodo con lo que te voy a decir”, “Quiero ser honesto contigo, sin ofenderte”. Otra forma de descalificación es no dar el mérito a las personas por determinado logro, en cambio utilizan frases como, “Lo incluyeron en el trabajo sin aportar nada”, “La suerte le acompaña”.  También Stamateas menciona la forma de descalificar mediante el etiquetado, basados en prejuicios y sin dar oportunidad a la defensa desacreditan por doquier, por ejemplo: “Ese no es bueno porque es egresado de tal Universidad”, “Su nivel académico debe ser malo porque viene de tal  región del país”. Finalmente, el uso del rumor, y el sarcasmo son otras estratagemas del descalificador.

Desafortunadamente los descalificadores no actúan solos, ellos necesitan un comité de aplausos para actuar con efectividad.  Las personas que rodean la acción de descalificar son cómplices, ellos también se deleitan con descalificar y celebran el daño y dolor causado. Como médico tristemente tengo que aceptar que en mi ámbito laboral es muy frecuente encontrar la descalificación entre colegas y lo que se ha denominado “Canibalismo médico”.

Un descalificador puede hacer un lugar de trabajo un infierno, la intriga y la calumnia son el caldo para despellejar a quien caiga en sus trampas. En el transcurso de mi vida me he encontrado en diversas etapas con personas del perfil descalificador, la clave es ignorar y continuar. Si hay algo que le molesta a un descalificador es ser ignorado. No entremos en el juego de descalificar a quienes nos descalifican; ni tampoco en la confrontación. Saquemos lo positivo de la incómoda posición de estar cerca de un descalificador, utilicemos las circunstancias para crecer y ser mejores personas.


Lecturas recomendadas

  1. Sáez Correa, Martha. Porque me descalificas https://larazon.co/opinion/por-que-me-descalificas/
  2. Stamateas B. El descalificador. https://www.lanacion.com.ar/sociedad/el-descalificador-nid2216024/
  3. Veras R. El descalificador en nuestro medio social, sacar alegría. https://www.elcaribe.com.do/gente/cultura/el-descalificador-en-nuestro-medio-social-sacar-alegria/

 

Esto fue escrito por

Luis Rafael Moscote-Salazar

Médico neurocirujano egresado de la Universidad de Cartagena, líder de línea de neurociencias del grupo de Investigación CIB de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cartagena, Cartagena de Indias.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.