EL ARTE CALLEJERO COMO UNA OPCIÓN DE VIDA DE LOS JÓVENES Y NO COMO UN DISTRACTOR SOCIAL PARA LOS MISMOS

Como es natural y lo ha demostrado la historia lo jóvenes son eternos generadores de cambio  y claramente insaciables en la búsqueda de una identidad y de una sociedad que les permita el desarrollo de todas aquellas nuevas prácticas que traen consigo al enfrentar una sociedad ya ordenada por postulados ajenos y en muchas ocasiones retrógrados para su gusto, estas prácticas por lo general se han visto atacadas por lo que socialmente se conozca correcto según la época, la religión predominante, las costumbres de antaño o simplemente el gobernante de turno. Esto ha implicado que los jóvenes tomen por su mano las herramientas necesarias e inicien un cambio social desde lo individual, el arte no se ha quedado atrás, los artistas han tomado sus herramientas según sean y han iniciado no solo una crítica social y una desobediencia sino que también  con ello inician un cambio en la cultura, esto no se da de un día para otro, pero va tomando tal fuerza que las costumbres cambian, con el tiempo los viejos críticos mueren, la iglesia les acepta y en la política se les  reconoce como actores importantes de lo que pase en el mundo. Pero si sabemos que esto es así ¿porque el arte urbano o callejero aun no ha sido visto con tal seriedad? ¿Acaso no se han tomado las medidas necesarias para ser incluidos en una agenda gubernamental? O ¿No es aun el momento del arte callejero en nuestra sociedad? Esto tratare de explicarlo mientras confirmo la necesidad que tiene nuestra ciudad de abordar estos temas con la seriedad del caso y no como jóvenes con modas raras.

Con el ánimo de responder de manera corta y concreta cada uno de estos tres planteamientos los tomare en el mismo orden escrito

¿Porque el arte urbano o callejero aun no ha sido visto con tal seriedad? Alguna vez leí una frase que me impacto y pienso es real “si quieres paz prepárate para la guerra” , es importante anotar claro está que no se debe tratar de una guerra con armas que causen la pérdida de vidas humanas sino cambios culturales, pensaría mas en acciones y es claro que las culturas en las grandes ciudades no son solo una, Medellín al igual que otras ciudades en el país va creciendo a un ritmo apresurado si se comparara con la media de crecimiento de nuestro país, pero si quieres cambio prepárate para la acción, esta debería ser la consigna de los artistas cada mañana. No podemos concebir que nuestra ciudad pase de ser una ciudad conservadora y tradicional a una ciudad que acepte una multiculturalidad y menos aun las expresiones urbanas que se vienen dando en nuestros barrios de un día a otro o esperar un milagro. Esto solo habrá una manera de cambiarlo, el discurso, y es un medio que no es nuevo, es un medio que se utiliza desde el inicio de los seres humanos, el discurso permite la comunicación y expresión de mis ideas a otras personas en un habito natural para los seres humanos, la relación de comunicación, hablar al otro sobre lo que hago, de cómo lo hago y para que lo hago, estas comunicaciones permitirían cambios de paradigmas y la convivencia de sociedades y culturas distintas en un mismo entorno.

¿Acaso no se han tomado las medidas necesarias para ser incluidos en una agenda gubernamental? Con los cambios dados y generados desde la rebeldía de los jóvenes, no solo ahora sino a lo largo de la historia, las agendas políticas de los pueblos van cambiando, las culturas se van transformando y esto va permitiendo que se vaya incluyendo poco a poco, en ocasiones con temor, en la legalidad y en la formalidad los nuevos proyectos, esto paso con el tango en Argentina, un país culturalmente parecido a nosotros, nace inicialmente como una cultura o baile de arrabales, pero hoy por hoy lo vemos como uno de los bailes de salón más reconocidos al menos en nuestro hemisferio, esto tampoco paso de la noche a la mañana, pero si se fue gestando en los pequeños barrios, luego creció y era un tema de todo el país, finalmente con gestión, muestras, y haciéndolo parte de su cultura una nueva generación reconoció allí una identidad que se llevo a otras latitudes, es eso lo necesario, gestión y tiempo, si nuestros grupos urbanos y la cultura callejera de la ciudad desfallece o no se da a conocer en todos los ámbitos de la vida social desaparecerá o será segregada generación tras generación, tenemos la necesidad de estar en capacidad de gestionar y auto gestionar no solo recursos sino espacios en agenda de ciudad, proyectos y sobre todo en la cultura y sus distintas expresiones de nuestro país.

¿No es aun el momento del arte callejero en nuestra sociedad? Esto es algo que no depende del tiempo cronológico, pues en realidad este no podría marcar en forma alguna los cambios culturales de las sociedades. Esto depende de las personas y más que de cada uno como individuo de la sociedad depende de quienes quieren gestar el cambio, quienes creen que es el momento y las acciones que tomen para generar los cambios, los cambios cuando no se cuenta con poder político, militar o religioso es necesario hacerlo desde lo que se tiene con gran dedicación y paciencia, enseñando uno a uno y empezando por quienes nos rodean para romper paradigmas y ser aceptados al menos en los entornos más cercanos y así ampliar ese círculo poco a poco hasta llegar a las esferas generadoras  de cambios y a través de una buena gestión, no podríamos hablar de crear cultura con medios tan atroces y abominables como la guerra, no podríamos hacerlo suponiendo dogmas como la iglesia pero tampoco esperando que la política nos incluya, deberá hacerse desde lo cotidiano, desde el día a día y enseñando a las nuevas generaciones.

No es entonces el arte callejero, en ninguna de sus expresiones, un mero hobby de los jóvenes ni debe tomarse como un distractor por parte de las administraciones para mantenerlos ocupados sin tenerlos en cuenta durante la toma de decisiones, deberá dársele la importancia que se merece y la posición que se ha ganado como generador de cultura.

DIEGO ALEJANDRO MARIN  Cofundador y exdirector de Fundación visibles,Director de industria cultural de graffiti de la 5 Estudiante de derecho Investigadores de acoso escolar Asesor de organizaciones culturales y juveniles.
DIEGO ALEJANDRO MARIN
Cofundador y exdirector de Fundación visibles,Director de industria cultural de graffiti de la 5
Estudiante de derecho
Investigadores de acoso escolar
Asesor de organizaciones culturales y juveniles.

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.