De la purga en la policía

La noticia de la semana es la “Purga” en la policía, donde en uno de los muchos desaciertos del nunca bien recordado Iván Duque Márquez, al colocar como ministro de defensa, al señor Guillermo Botero Nieto, que los rumores que habían en los pasillos era que andaba borracho pero, en su corto tiempo con o sin su anuencia la policía se volvió literalmente SALVAJE. Irrespetuosa de los derechos civiles y humanos. Le siguió Carlos Holmes Trujillo. Con este aumentó un poco más el salvajismo hasta su fallecimiento. Pero después de este, si se vino la noche oscura para la policía. Con el nombramiento de Diego Andrés Molano Aponte, cuyo único mérito fue, haber nacido en el Hospital Militar.

Con este MITÓMANO, las cosas fueron de mal en peor porque, con tal de salir en la prensa hablada o escrita, respaldaba acciones, como la de los niños del Putumayo

La pregunta sería: ¿Con esos oficiales de todas las ramas de nuestra FFMM, tenían buen prestigio?

Se nos olvida que en el primer gobierno de Álvaro Uribe Vélez, hubo purga pero, cosa rara los medios no menciona que Álvaro Uribe Vélez nombró como su director al GR. Retirado por escándalos Teodoro Campo, y, para montar a Oscar Naranjo descabezaron a 12 generales y Naranjo apenas era coronel. Esa amnesia de ciertos medios es la que “polariza”, entre los que leemos y los que no leen.

Desde Oscar Naranjo, hasta hoy, sólo son escándalos tras escándalos en la Policía Nacional. Ya sea por abuso a los derechos humanos o presuntos nexos con la mafia, sin omitir la comunidad de los anillos.

¿De qué desmantelamiento de la Inteligencia policial si, cada 8 días habían masacres y día por medio asesinaban a un líder o lideresa social?

About the author

Álvaro De La Hoz Rodríguez

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.